Mundo

Rajoy rechaza reforma constitucional para la independencia de Cataluña

El presidente del Gobierno español aseguró que el acto del domingo fue "un simulacro electoral", que no congregó a una mayoría de ciudadanos, ya que dos tercios de la población ni siquiera acudieron a las urnas. Defendió que su gobierno actuó "con proporcionalidad" ante ese proceso y afirmó que se comportó de forma "sensata y equilibrada".

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.

La Razón Digital / EFE / Madrid

11:00 / 12 de noviembre de 2014

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, rechazó hoy una reforma de la Constitución que permita la independencia de una región, en alusión a las pretensiones de los nacionalistas de Cataluña.

En una rueda de prensa, Rajoy se mostró favorable al diálogo con el Ejecutivo de esa región y a satisfacer las "necesidades" de sus ciudadanos en el actual contexto económico, pero advirtió que se opondrá a la celebración de un referéndum soberanista.

El domingo pasado 2,3 millones de catalanes expresaron su deseo de decidir acerca del futuro político de su territorio, de los que un 80 por ciento abogó por la independencia en una votación informal, a la que las autoridades catalanas denominan "proceso participativo".

El Gobierno español considera ilegal esa pretensión de los nacionalistas catalanes y por eso recurrió en dos ocasiones ante el Tribunal Constitucional la convocatoria formal de la consulta y el proceso participativo que finalmente se llevó a cabo.

Ambos fueron suspendidos por el Constitucional.

Rajoy aseguró que el acto del domingo fue "un simulacro electoral", que no congregó a una mayoría de ciudadanos, ya que dos tercios de la población ni siquiera acudieron a las urnas.

Defendió que su gobierno actuó "con proporcionalidad" ante ese proceso y afirmó que se comportó de forma "sensata y equilibrada".

No obstante, hizo hincapié en que "no se puede pedir al presidente del Gobierno que negocie la soberanía nacional".

Aprovechó para criticar que esta reivindicación de los nacionalistas catalanes ha monopolizado la actuación política del Gobierno de esa región en los últimos dos años, con el resultado de "mucho ruido y mucho dinero gastado".

Respecto a la posibilidad que la Fiscalía española presente una querella contra el presidente del Gobierno catalán, Artur Mas, defendió la independencia de este organismo respecto al ejecutivo: "Yo no sé nada, no he dado ninguna instrucción", dijo Rajoy.

Se mostró favorable al diálogo para resolver los problemas políticos, pero "siempre en los límites que establece la Constitución", dijo.

En cuanto a una reforma de la Carta Magna, emplazó al Parlamento catalán a plantearla ante el Parlamento español, tal como establece la ley, aunque subrayó que se opondrá a "cualquier reforma de la Constitución que liquide la soberanía nacional".

El hecho de que dos tercios de los convocados decidieran no participar significa, según Rajoy que "En Cataluña hay muchísimos más catalanes que independentistas", "Cataluña es plural", dijo, y reconoció que "hay que hacer un esfuerzo de acuerdo y consenso".

Más información

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia