Mundo

Sandy se estrella contra EEUU y deja caos, muertos e inundaciones

Las autoridades advirtieron a la población de que la tormenta acarrearía riesgos ‘sin precedentes’ y evacuaron zonas costeras de ciudades como Nueva York

Inundación. Anoche, el túnel de la zona de Battery Park ya estaba totalmente anegado por las aguas de la tormenta.

Inundación. Anoche, el túnel de la zona de Battery Park ya estaba totalmente anegado por las aguas de la tormenta.

AFP / Nueva York (EEUU)

03:28 / 30 de octubre de 2012

La monstruosa tormenta Sandy tocó tierra ayer por la noche como ciclón postropical en el este de Estados Unidos (EEUU), provocando varias inundaciones y caos en grandes ciudades como Nueva York, y dejando un saldo provisional de 13 muertos.

Sandy impactó en Atlantic City (Nueva Jersey, noreste) con vientos huracanados de 130 kilómetros por hora (km/h) y se desplazó a 37 km/h, según un boletín emitido a las 00.00 GMT del martes (20.00 hora boliviana de ayer) por el Centro Nacional de Huracanes (CNH) estadounidense.

Según diversas fuentes, hasta el cierre de esta edición, el huracán causó la muerte de 13 personas: cinco en el estado de Nueva York;  dos en el vecino Nueva Jersey; y otra en Connecticut, después de que tocó tierra, descargando abundantes lluvias y provocando violentas ráfagas de viento.

Un hombre de unos 30 años falleció en el barrio de Queens, en el noreste de Nueva York, por la caída de un árbol como consecuencia de los fuertes vientos de Sandy, informaron los bomberos.

Otras dos personas murieron por la caída de un árbol sobre su vehículo en Nueva Jersey, señaló una fuente del servicio de control de emergencias de ese estado. Más al norte, en Toronto, Canadá, una mujer murió al ser impactada por un objeto que se desprendió por la tormenta, indicó la Policía. Este número preliminar de víctimas mortales se suma a los 67 muertos que había dejado Sandy durante su paso por el Caribe.

Las autoridades habían advertido de riesgos “sin precedentes" y ordenado la evacuación de cientos de miles de personas en ciudades y pueblos a lo largo de una extensa franja costera desde New England (noreste) hasta Carolina del Norte (sureste). Horas antes de que la tormenta llegue a las costas estadounidense, el presidente Barack Obama había puesto en guardia a sus compatriotas contra la amenaza que representa el ciclón, hablando de una “tempestad grande y poderosa” que podría tener consecuencias desastrosas.

Ciudades. En una intervención luego de una reunión con su comité de crisis de la Casa Blanca, Obama también exhortó a los habitantes de las regiones potencialmente amenazadas a que acaten sin dudar las directivas de las autoridades locales, en particular en lo relativo a las evacuaciones. Nueva York, muchas zonas del sur de Manhattan se encontraban bajo el agua, con el metro y túneles carreteros inundados y cientos de miles de personas sin electricidad.

Las aguas subieron 4,15 metros por encima de su nivel habitual, coincidiendo con las mareas altas de la luna llena, indicaron las autoridades. Sin transporte público y con sus puentes y varios túneles cortados, Nueva York se encuentra paralizada y aislada.

Unas 375 mil personas recibieron la orden de evacuación de zonas costeras de la ciudad en el sur de Manhattan, Brooklyn, Queens, Staten Island. Sin embargo, muchos neoyorquinos se negaron a acatar la orden de evacuación y permanecen en sus hogares.

“Si todavía está en la zona de evacuación y tiene una manera de salir, salga de inmediato. Las condiciones se están deteriorando muy rápidamente y la ‘ventana’ para que salgan de manera segura se está cerrando”, advirtió el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, en su último mensaje antes de la llegada de Sandy. “Lo peor está por venir”, remarcó.

La bolsa de Nueva York y el mercado de futuros de Chicago cerraron ayer por la tormenta. Wall Street también lo hará hoy.Washington y Filadelfia se encuentran también sin transporte público. El servicio de autobuses y trenes a lo largo de la costa está suspendido, dejando aisladas a las ciudades. Cerca de 15 mil vuelos fueron cancelados hasta el momento en la región debido a la violenta tormenta Sandy, dejando a decenas de miles de personas bloqueadas lejos de sus hogares.

La empresa estadounidense de estimación de desastres Eqecat señaló que la tormenta podría afectar a 60 millones de estadounidenses y provocar daños por hasta $us 20 mil millones. Según los servicios meteorológicos, la extensión de la tormenta y la confluencia de un frente frío procedente de Canadá fueron los que volvieron a Sandy tan peligrosa.

Las autoridades declararon el estado de emergencia en Connecticut, Delaware, Maryland, Massachusetts, Nueva Jersey, Nueva York, Carolina del Norte, Pensilvania, Vermont, Virginia y en la capital estadounidense. El presidente de EEUU, Barack Obama, aprobó el estado de emergencia para liberar fondos federales para la mayoría de esos estados.

El Gobernador de Nueva York resolvió ayer el cierre de los túneles de Manhattan ante su posible anegamiento. Por su parte, el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, aseguró que los equipos de rescate ya no pueden evacuar a vecinos durante la tormenta.

Tormenta. El gobernador de Maryland (este), Martin O'Malley, declaró: “Sin duda habrá muertes causadas por la intensidad de la tormenta, por las inundaciones, por la marea y por las olas. Cuanto más responsablemente actúe la gente, menos muertes habrá”.

Catorce de los 16 tripulantes de un velero naufragado frente a Carolina del Norte (sureste), que abandonaron ayer la nave a la deriva en el trayecto de Sandy, fueron rescatados, según la Guardia Costera de Estados Unidos, que encontró el cuerpo “inanimado” de uno de los marinos y sigue buscando al capitán del buque.

El desastre climático interrumpió la campaña electoral estadounidense a pocos días de los comicios. Tanto Obama como su rival republicano, Mitt Romney, anularon reuniones electorales y son conscientes de la importancia política de dedicar toda la atención a lo que suceda con el huracán, debido a la memoria de lo ocurrido con Katrina en 2005, cuyas devastadoras consecuencias aún son recordadas por los ciudadanos.

Sandy no hace sino recordar a la “tormenta perfecta” que arrasó Nueva Inglaterra (noreste de EEUU) y Nueva Escocia (Canadá) en 1991, evocada en un filme protagonizado por George Clooney en el que caracterizaba a un capitán de un barco atunero.

La tempestad de 1991, también llamada “tormenta de Halloween”, se originó del choque de una perturbación venida de Canadá con el rezago del huracán Grace, que remontaba de las islas Bermudas y que trajo consigo una cantidad fenomenal de energía, según el Servicio de Vigilancia Oceánica y Atmosférica de EEUU (NOAA). La tormenta alcanzó su punto máximo el 30 de octubre de 1991, con vientos sostenidos de 110 km/h a unos 620 kilómetros al sur de Halifax (Canadá). Ese día, una boya registró una altura de ola de unos 31 metros. Según el NOAA, el fenómeno natural causó $us 208 millones de la época en daños.

Nivel de agua registró un récord

El nivel del agua batió en Battery Park, al sur de la isla de Manhattan, un récord histórico, al alcanzar más de 4,1 metros de altura, a causa de las inundaciones provocadas por el ciclón Sandy, informaron medios locales.

Con una cota de más de 4,1 metros, registrada a las 20.45 hora local, el nivel del agua llegó a su máximo histórico en Battery Park, batiendo la anterior marca de 3,4 metros que alcanzó en 1821. El récord se alcanzó debido a la conjugación de la marea alta máxima (por la luna llena) con las aguas que empujaba Sandy según llegaba a la costa.

Los meteorólogos confían en que las aguas bajen en torno a 1,25 metros para las 07.00 GMT de hoy gracias al descenso de la marea y la reducción del efecto del fenómeno sobre la ciudad. Se reportó que las aguas en el Bajo Manhattan entraron como una catarata por la entrada del túnel Battery-Brooklyn y llevaron vehículos flotando por la zona de Wall Street, se reportó

Reactores nucleares, en riesgo de cierre

Al menos dos reactores nucleares que generan cerca del 50% de la electricidad en el estado de Nueva Jersey podrían ser cerrados si los vientos de la tormenta Sandy, que azota la costa este de Estados Unidos (EEUU), se intensifican, según un portavoz de la empresa. “Seguimos monitoreando el clima”, dijo Joseph Delmar, portavoz de la firma de Servicios Públicos de Electricidad y Gas.

“Según nuestras reglas de operación, se detendrán los reactores (Salem y Hope Creek Unidad 1) si una de las siguientes condiciones se cumple: la velocidad del viento supera 119 kilómetros por hora (km/h) por más de 15 minutos o el nivel del río Delaware supera los 30,3 metros, con el sitio ubicado a 31,1 metros sobre el nivel del mar”, detalló el funcionario.

Estos dos reactores que “funcionan actualmente a plena” capacidad, explicó, son los responsables de generar el 49% de electricidad consumida en Nueva Jersey y representan “la segunda mayor planta de energía nuclear con fines comerciales en Estados Unidos”. El nivel más alto jamás alcanzado por el agua en este punto es 29,7 metros.

Al cierre de esta edición, la planta nuclear Oyster Creek, en el condado de Ocean, al norte de Atlantic City fue declarada en alerta luego de que la altura del agua superase el nivel permitido a raíz del huracán Sandy, aunque no se informó de problemas de seguridad, según las autoridades de energía nuclear estadounidenses. Esta planta ya había sido apagada debido a la llegada de la megatormenta.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia