Mundo

Santos admite que muerte de Escobar no redujo narcotráfico

Colombia. Ayer se cumplieron 20 años del fallecimiento del capo

Info vida de Pablo Escobar.

Info vida de Pablo Escobar.

La Razón (Edición Impresa) / EFE / Bogotá

00:18 / 03 de diciembre de 2013

Colombia recordó ayer el vigésimo aniversario de la muerte de Pablo Escobar con el reconocimiento del presidente del país, Juan Manuel Santos, de que la desaparición del capo no acabó con el narcotráfico y de que aún queda mucho por hacer.

La hermana más joven de Escobar, Luz Marina, escogió el domingo 1 de diciembre para organizar misas y actos de reconciliación en recuerdo al mayor narcotraficante de la historia de Colombia y a sus al menos 5.000 víctimas mortales, porque además ese día habría cumplido 64 años, dijo en una entrevista con la agencia EFE.

El Patrón Escobar murió el 2 de diciembre de 1993, acorralado y abatido por la Policía, cuando trataba de huir por los tejados de una casa de Medellín. La imagen de su voluminoso cuerpo sin vida entre las tejas y el semblante sonriente de los agentes del llamado “Bloque de Búsqueda” retornó a todos los medios de comunicación.

Incluso la Policía divulgó con los principales periódicos una separata especial con una columna escrita por el presidente Santos, quien reconoció que el negocio del narcotráfico no terminó con el fallecimiento de Escobar.

“Veinte años después tenemos que decir que así como el problema no nació con Escobar, tampoco terminó con él. Desde su muerte, hemos visto transformaciones trascendentales para la institucionalidad colombiana”, opinó antes de insistir en que: “el problema del narcotráfico subsiste y nos falta mucho para acabarlo”.

En un repaso de la lucha antidrogas en Colombia, la Policía informó que en estos últimos 20 años han sido capturados 866.526 narcotraficantes, de los que 1.743 han sido extraditados; se han incautado 1,63 millones de toneladas de cocaína y derivados, y se han reducido en el 70% los cultivos ilícitos de hoja de coca.

Esos datos se suman a unas declaraciones reveladoras que hizo Pablo Escobar algunos años antes de morir, en una entrevista inédita con la periodista Yolanda Ruiz, en la que el narcotraficante confesó en 1989 desde la clandestinidad que “los dineros calientes están incluidos en todos los sectores económicos” de Colombia.

Y su hijo, Juan Sebastián Marroquín, quien cambió su apellido Escobar para poder vivir tranquilo en Argentina, dijo el domingo en una entrevista publicada por el diario austríaco Die Presse que su padre sigue siendo usado como un “chivo expiatorio”. “El fallecido Pablo Escobar asume la culpa de todo, ya no hace falta seguir hablando ni investigando. Así están todos satisfechos”, afirmó.

‘El Patrón’ dejó una violenta cultura narco

Pablo Escobar fue el mayor narcotraficante de la historia de Colombia y fundador del Cartel de Medellín y ayer, 20 años después de su muerte, se le recordó por sus asesinatos, que se calculan entre 5.000 y 10.000, y por crear una cultura “narco” de la que el país aún no se desprende.

Escobar, apodado como El Patrón —en alusión al poder que tuvo en los años 80, cuando la revista Forbes lo catalogó como uno de los hombres más ricos del mundo— murió un día después de cumplir 44 años (el 2 de diciembre de 1993) abatido en los tejados de un barrio de Medellín cuando huía de la Policía, tras una vida en la que hizo negocios con agentes de la DEA, presidentes como el general Manuel Noriega, de Panamá, o Vladimiro Montesinos, el que fuera asesor del exmandatario peruano Alberto Fujimori.

Escobar fundó el Cartel de Medellín, una poderosa organización criminal que declaró una guerra feroz al Estado, e hizo que los 80 fueran años de zozobra, terror y muerte. El Patrón hizo de todo en su vida, pero sobre todo dejó un inmenso legado criminal que 20 años después sigue poniendo los pelos de punta a todo un país.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia