Mundo

Sarkozy tilda de ‘grotesca’ su imputación por corrupción

Francia. Expresidente está en la mira por tráfico de influencias y denuncia una instrumentalización de la Justicia

Preocupado. Sarkozy sale de su domicilio en París, ayer.

Preocupado. Sarkozy sale de su domicilio en París, ayer. AFP.

La Razón (Edición Impresa) / EFE / París

01:03 / 03 de julio de 2014

El expresidente francés Nicolás Sarkozy dijo ayer estar “profundamente sorprendido” por su imputación por corrupción activa, tráfico de influencias y encubrimiento de la violación del secreto profesional, y aseguró que esos cargos “grotescos” responden a una instrumentalización de la Justicia.

Con traje y corbata negra y el gesto serio, el político conservador abandonó su silencio y, en la primera entrevista que concede desde su salida del Palacio del Elíseo, subrayó que el trato recibido parte de una voluntad de humillarle, impresionarle y difamarle.

En una intervención difundida de forma simultánea en la cadena BFM TV y en la emisora Europe 1, quien fuera mandatario entre 2007 y 2012 quiso dejar claro que “jamás” ha cometido un acto contrario al Estado de Derecho y a los principios republicanos, y que, por tanto, no tiene nada que reprocharse.

“Digo a quienes nos escuchan o nos ven que jamás he traicionado su confianza”, afirmó Sarkozy, quien el martes se convirtió en el primer expresidente obligado a declarar en calidad de detenido. La Justicia quiere determinar en este caso si creó junto a su abogado Thierry Herzog, también imputado, una red de informadores que les mantenía al tanto de la evolución de los procesos judiciales que le amenazan.

La decisión de colocarle bajo escucha, medida a través de las cuales los magistrados sospecharon de las filtraciones, se produjo dentro de la información judicial abierta sobre las acusaciones, no confirmadas hasta la fecha, de que el depuesto dictador libio Muamar el Gadafi financió parte de la campaña que le llevó al Elíseo.

“¿Es normal que se hayan escuchado mis conversaciones más íntimas desde septiembre de 2013, que las conversaciones con mi abogado sean escuchadas y difundidas por la prensa, en una clara violación del secreto de instrucción, y que sea colocado en detención preventiva durante 15 horas?”, se preguntó. Para Sarkozy, se intenta dar de él “una imagen que no es conforme a la verdad”, y la situación “es lo suficientemente grave” como para que dé la cara y diga a los franceses que es víctima de una “instrumentalización política de una parte de la Justicia”.

“Estoy profundamente sorprendido por lo que ha pasado. No pido ningún privilegio y si he cometido errores asumiré todas las consecuencias. No soy un hombre que huya de sus responsabilidades”, apuntó en esa comparecencia de una veintena de minutos.

Recordó que hace 35 años que se dedica a la política y que “jamás” alguien fue tan examinado como él o como las cuentas de su campaña electoral. Consideró que se está violando con él el derecho de todo justiciable a un juez y un proceso “imparcial”, y reiteró que aunque no quiere estar por encima de la ley, tampoco acepta estar “por debajo”.

Su opinión es compartida por su entorno y miembros de la conservadora Unión por un Movimiento Popular, que tachan de complot la imputación cuando no se descarta su regreso a la política. Sarkozy prefirió dejar la puerta de su vuelta abierta. “Tras un tiempo de reflexión, decidiré lo que debo hacer a finales de agosto o principios de septiembre. Amo mi país con pasión y no soy alguien que se desaliente ante las manipulaciones políticas”.

Condena es de diez años

Cárcel

De ser declarado culpable por el delito de tráfico de influencias, el  expresidente francés Nicolás Sarkozy puede ser condenado a una pena máxima de diez años de cárcel, además de 150.000 euros de multa (aproximadamente $us 205.000 dólares), según EFE.

Hamas señala que se vengará de Israel por un asesinato

El movimiento islamista Hamas amenazó ayer a Israel con vengarse del asesinato de un joven palestino, que podría tratarse de un acto de represalia por la muerte de tres muchachos israelíes. El asesinato provocó una oleada de condenas de los dirigentes israelíes y palestinos, pero también internacionales, como la de Estados Unidos, que alertó de un empeoramiento de la situación a causa de los actos de venganza.

Israel “pagará el precio por esos crímenes”, declaró Hamas, que considera a este Estado “responsable directo” del asesinato. El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas, pidió al Gobierno israelí “que castigue a los asesinos, si quieren la paz entre el pueblo palestino e israelí”, así como “medidas concretas en el terreno para poner fin a los ataques de colonos”.

Justicia. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que anunció la apertura de una investigación, lamentó este crimen “abyecto” e instó a todas las partes a no tomarse la justicia por su mano. El adolescente palestino, Mohamad Abu Khdeir, de 16 años, fue secuestrado el martes cuando hacía autoestop en el barrio de Shuafat, en Jerusalén Este, ocupada y anexionada por Israel.

La Policía israelí confirmó el hallazgo de su cuerpo con “marcas de violencia” en un bosque de Jerusalén Oeste, si bien descartó vincular este asesinato con la muerte de los tres jóvenes israelíes, secuestrados el 12 de junio en la Cisjordania ocupada cuando hacían autoestop.“El cadáver es el de mi hijo”, dijo Husein Abu Khdeir, pero no pudo determinar la causa de la muerte.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia