Mundo

Tifón Phanfone deja siete muertos a su paso por Japón

El potente tifón Phanfone pasó hoy por Tokio y se dirigía al noreste del archipiélago, dejando a su paso siete muertos y desaparecidos, entre ellos tres militares norteamericanos, y cerca de 60 heridos.

El tifón causó severos daños a los medios de transporte en Tokio. Foto: Internet.

El tifón causó severos daños a los medios de transporte en Tokio. Foto: Internet.

La Razón Digital / AFP / Tokio

09:29 / 06 de octubre de 2014

El potente tifón Phanfone pasó hoy por Tokio y se dirigía al noreste del archipiélago, dejando a su paso siete muertos y desaparecidos, entre ellos tres militares norteamericanos, y cerca de 60 heridos.

Con vientos de 180 km/h, olas gigantescas y lluvias torrenciales, el 18º tifón de la temporada llegó a primeras horas de la mañana a la isla principal del archipiélago nipón, Honshu, a unos 200 km al sudoeste de la capital, según la Agencia Nacional de Meteorología.

Al mediodía alcanzó Tokio, a una velocidad de 65 km/h. El paso del tifón por la capital, muy rápido, estuvo precedido de fuertes lluvias, pero la situación retornó pronto a la normalidad, con un sol que volvía a brillar.

Desde allí, el tifón siguió avanzando hacia el noreste del archipiélago, para terminar de cruzarlo y adentrarse en el océano Pacífico.

Los vientos, de hasta 198 km/h, dejaron en tierra al menos 608 vuelos al día siguiente de la anulación de otros 216. El domingo fueron además suspendidas las labores de búsqueda en la cima del Monte Ontake (centro de Japón), una semana después de la súbita erupción volcánica que dejó al menos 51 muertos.

El tifón también perturbó el domingo el Gran Premio de Japón de Fórmula 1 en Suzuka.

Antes de que el ojo de este ciclón tropical llegara al centro de Japón, buena parte del archipiélago registró trombas de agua durante el fin de semana, lo que hizo temer una nueva catástrofe después de un verano muy lluvioso.

La Agencia Meteorológica emitió alertas especiales ante el riesgo de corrimientos de tierras, inundaciones, fuerte oleaje y aguaceros, principalmente en el centro y oeste de Japón.

Por carretera y ferrocarril, el tráfico estaba perturbado y cerraron varias escuelas.   Las autoridades recomendaron la evacuación de cientos de miles de habitantes, aunque fueron pocos los que hicieron caso.

En la prefectura de Shizuoka, 1,7 millones de personas estaban concernidas. Más de 50.000 personas adicionales recibieron la orden de abandonar sus viviendas.

La producción automotriz también fue afectada. El gigante Toyota interrumpió las operaciones matinales de sus 12 fábricas debido al impacto del tifón en la entrega de partes, pero las reanudará durante la tarde.

Lo mismo sucedió a su rival Nissan, una de cuyas instalaciones fue afectada, mientras que los empleados de la sede de Yokohama, en un suburbio de Tokio, recibieron la orden de permanecer en sus hogares.

 

Más de 150 muertos en tres meses

Tres militares estadounidenses fueron arrastrados probablemente por el mar embravecido la tarde del domingo en la isla de Okinawa (sur).   "Estaban sacando fotos de las olas gigantescas golpeadas por el viento", explicó un portavoz policial.

El cadáver de uno de ellos fue recuperado pero los otros dos seguían desaparecidos, añadió, sin poder decir si se encontraban en misión en la isla, donde viven muchos de los 47.000 soldados estadounidenses acantonados en Japón.   Tampoco había noticias de un surfista de 21 años que se encontraba a la altura de Fujisawa, ni de un estudiante de secundaria barrido por una ola en Yokosuka, al sur de la capital.

En Yokohama, los socorristas trataban de encontrar a dos personas desaparecidas, después de dos corrimientos de tierra ocurridos por separado.

En total, al menos 57 resultaron heridas en todo el país, según la cadena pública NHK.

En el noreste, el operador de la central nuclear de Fukushima, accidentada por el tsunami de 2011, estaba bajo máxima tensión. La empresa TEPCO suspendió todas las operaciones e hizo comprobaciones en la central, que rebosa de agua contaminada.

Estos tres últimos meses, más de 150 japoneses han muerto en desastres naturales en un país particularmente vulnerable: ciclones tropicales en el suroeste (Halong y Neoguri), trágicos corrimientos de tierras en Hiroshima en agosto (72 muertos) y erupción del Monte Ontake (51 muertos).

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia