Mundo

Vázquez y Mujica, personalidades opuestas que convivirán en el próximo gobierno uruguayo

Mujica rompe con todos los cánones con los que se asocia a un jefe de Estado, desde la informalidad de su vestimenta hasta su lenguaje directo que le ha valido hasta roces diplomáticos durante su mandato.

Mujica y Vázquez

Mujica y Vázquez Foto: Internet

La Razón Digital / Ana Inés Cibils, AFP / Montevideo

15:58 / 03 de diciembre de 2014

Uno es un exguerrillero de vida espartana, pragmático y negociador. El otro, un médico ejecutivo y con gran poder de mando. El actual presidente uruguayo, José Mujica, y el flamante mandatario electo y expresidente, Tabaré Vázquez, son personalidades opuestas que deberán convivir en el próximo gobierno uruguayo.

Tras cuatro años y medio en la presidencia, Mujica, de 79 años, suma una aprobación de 65% y ganó una fama internacional sin precedentes para un presidente uruguayo por su austeridad, sus discursos contra el consumismo pero sobre todo por promover la regulación del mercado de la marihuana en este país sudamericano que durante su mandato legalizó además el aborto y el matrimonio homosexual.

"El fenómeno Mujica a nivel internacional es un fenómeno que ni el propio Mujica esperaba", dijo a la AFP Gerardo Caetano, doctor en Historia y profesor del Instituto de Ciencia Política de la Universidad de la República.

Caetano recordó que cuando Mujica asumió la presidencia indicó que por razones de salud iba a limitar sus viajes al exterior al "vecindario". "Pero por múltiples circunstancias se convirtió en un fenómeno viral", indicó. "Es un hombre que no utiliza las redes pero tal vez es uno de los dirigentes políticos que tiene mayor presencia en las redes a nivel internacional".

De todas formas, suceder a Mujica no será difícil para Vázquez, un referente de la izquierda que tras llevar por primera vez al Frente Amplio (FA, izquierda) al gobierno en 2005 dejó el poder con una aprobación mayor al 70%.

"Hace 15 años que Tabaré Vázquez, con algún altibajo este último año, es por lejos el político más popular del Uruguay", enfatizó Caetano. "La popularidad de Mujica creció en este último período y se proyectó a nivel internacional. Pero son dos figuras cuyo carisma es muy diferente. Y Vázquez no va a competir" con el fenómeno Mujica.

Ejecutivo vs negociador

Médico oncólogo y empresario, primer intendente de izquierda de Montevideo, primer presidente de izquierda en el país y tercer mandatario en la historia de Uruguay en repetir en el poder, Vázquez fue el protagonista del crecimiento del FA.

Mujica, en tanto, rompe con todos los cánones con los que se asocia a un jefe de Estado, desde la informalidad de su vestimenta hasta su lenguaje directo que le ha valido hasta roces diplomáticos durante su mandato.

"Mujica es pragmático, negociador, le gusta estar en todos los temas. Es un trabajador incansable, duerme poco, no tiene ningún problema en decir hoy una cosa y mañana desmentirse. Y la gente le perdona eso", señaló Caetano.

En cambio, Vázquez "es la antítesis de todo eso". "Es un hombre muy ejecutivo (...) muy ordenado para gobernar, con una gran capacidad de decisión, le gusta mandar, a Mujica no le gusta. Es un muy buen gestor, delega, pero se reserva la última decisión", añadió.

Mientras, 'Pepe' para decidir "conversa con 30 personas y muchas veces toma una decisión y luego la cambia".

Masón y conservador, Vázquez vetó - debido a su condición de médico - durante su presidencia la legalización del aborto, un proyecto impulsado por su propio sector en el parlamento y que vio la luz bajo la gestión de Mujica.

Ha manifestado además públicamente discrepancias con la ley que reguló la producción y venta de cannabis en las farmacias, impulsada por Mujica pero todavía en implementación y que será puesta a prueba durante su mandato.

Parlamentario fuerte

Pese a sus declaraciones de querer irse para su casa cuando termine su mandato, Mujica fue electo senador en octubre y su sector fue el más votado del gobernante Frente Amplio (FA, izquierda), lo que refuerza el peso que tendrá durante el gobierno de Vázquez.

El propio mandatario admitió que será "un parlamentario fuerte" en el próximo lustro. "Y soy absolutamente consciente de que tengo peso político en este país", dijo el lunes al local canal 12.

Pero -aclaró- aspira a darle a Vázquez "el máximo de libertad y de garantías para que pueda hacer una transición fluida y mueva las cosas sin cortapisas, como le parezca".

Para Rafael Piñeiro, doctor en Ciencia Política, la fuerte votación del sector de Mujica dentro del FA lo transforma en una persona clave en el próximo lustro.

Y su perfil negociador "le va a facilitar la vida a Tabaré Vázquez, porque es un interlocutor con capacidad de articulación".

"Aunque son dos políticos que pueden haber tenido diferencias, lograron durante el anterior gobierno (de Vázquez) y durante este gobierno coordinar bastante bien", destacó.

En la misma línea, Caetano cree que el pragmatismo del mandatario hace que aunque querrá influir en el gobierno de Vázquez "no le va a hacer las cosas difíciles".

"Va a ser un facilitador de consensos", estimó. De todas formas, pese a su fama, su proyección internacional se ve frenada por provenir de un país de 3,3 millones de habitantes. "No juega en la 'Premier League' y él lo sabe mejor que nadie", advirtió.

Etiquetas

Más información

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia