Mundo

Venezuela amplía medidas a otros cuatro municipios

Tensión. Unos 10.000 colombianos dejaron territorio venezolano

Movimiento. Tropas de la Armada venezolana llegan a la zona fronteriza con Colombia.

Movimiento. Tropas de la Armada venezolana llegan a la zona fronteriza con Colombia. AFP.

La Razón (Edición Impresa) / EFE, AFP / Caracas, Bogotá

01:16 / 02 de septiembre de 2015

El Gobierno venezolano informó ayer sobre la ampliación del estado de excepción  a otros cuatro municipios fronterizos con Colombia en el estado Táchira en los que el presidente Nicolás Maduro ordenó el cierre de los pasos el viernes pasado. En el artículo 1 del Decreto 1.969, publicado ayer en la Gaceta Oficial, se dicta “el estado de excepción en los municipios Lobatera, Panamericano, García de Hevia y Ayacucho (...) a fin de que el Estado disponga de las medidas oportunas que permitan atender eficazmente la situación coyuntural”, informó la agencia EFE.

En el decreto de 19 artículos se informa de que el estado de excepción se mantendrá por 60 días con la posibilidad de que se amplíen a 60 más y de que, para entrar en vigor, necesita de la aprobación tanto de la unicameral Asamblea Nacional como del Tribunal Supremo de Justicia.

En las cuatro entidades en las que se decreta el estado de excepción se ordenó el pasado viernes el cierre de los pasos fronterizos, y el reforzamiento militar, dentro de la lucha que se mantiene contra el hampa y el contrabando en esta zona del país.  Maduro ordenó clausurar esa faja de la frontera con Colombia el 19 de agosto, inicialmente en seis municipios del estado Táchira, después de un ataque de supuestos contrabandistas que dejó tres militares y un civil heridos en la zona.

A esa decisión se sumó, dos días después, el decreto de estado de excepción en estos municipios.  El cierre fronterizo fue ampliado el viernes a los cuatro municipios en los que ayer se decretó el estado de excepción, lo que significa la prohibición de tránsito por unos 160 kilómetros de los poco más de 2.200 que comparten los dos países, refirió EFE.

  En tanto, desde Pekín, Maduro dijo ayer estar “ansioso” de que se produzca la reunión de Unasur para tratar la crisis con Colombia, que se profundizó el jueves cuando ambos países llamaron a consultas a sus embajadores, señaló la agencia AFP.

La tensión entre Bogotá y Caracas comenzó el 19 de agosto con el cierre de pasos fronterizos por Maduro tras un ataque a militares venezolanos durante una operación anticontrabando, y que el Mandatario atribuyó a “paramilitares colombianos”.  Desde entonces, Venezuela ha deportado unos 1.100 colombianos, mientras otros 10.000 han cruzado la frontera por temor a ser expulsados sin sus familias y pertenencias, según detalló el lunes la Organización de Naciones Unidas (ONU).

“Estoy ansioso de que se convoque la reunión de Unasur (...) Sobran las pruebas de la guerra contra la economía venezolana, del contrabando, del paramilitarismo”, aseguró Maduro, quien justifica las deportaciones aduciendo que los colombianos deportados estaban vinculados al paramilitarismo, argumento que Bogotá niega.  En medio de la crisis, el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, pidió ayer a Maduro y Santos reunirse cuanto antes, señala AFP. Según Varela, esa reunión —para la que ofreció a su país como sede— debe ser respaldada por toda la región, por los efectos.

La ONU, como otra opción

Organismo

Ante el panorama regional, el Gobierno colombiano planteó como alternativa acudir formalmente a la ONU para abordar la crisis, sin cerrar la puerta al encuentro bilateral.”Creo que esto hay que llevarlo (a la ONU), independientemente que uno haga una reunión bilateral”, señaló la canciller María Ángela Holguín.

Comisión

La Unasur anunció ayer que propondrá la creación de una comisión para verificar la situación de derechos humanos en la zona limítrofe entre Colombia y Venezuela. El secretario general del organismo, Ernesto Samper, anticipó la propuesta vía Twitter.

Colombia, decepcionada por posición de entes regionales

En Colombia hay decepción con los organismos regionales (OEA y Unasur) por su posición ante la crisis en la frontera con Venezuela. El gobierno de Juan Manuel Santos descartó ayer asistir a una cita en el seno de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) si ésta no ocurre esta semana, por considerar que sería tarde para tratar la situación humanitaria que afecta a más de 11.000 colombianos.   La cita de Unasur había sido anunciada  para este jueves en Quito, sede del organismo, pero fue aplazada porque la canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, está de gira con el presidente Nicolás Maduro por Asia.

La diplomacia colombiana sufrió un doble revés el lunes, pues además de anunciarse la postergación en Unasur, la Organización de Estados Americanos (OEA) rechazó convocar una reunión de cancilleres solicitada por Bogotá para tratar denuncias de “violación de derechos humanos”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia