Mundo

Violentos combates en la sede del Estado Mayor del ejército en Damasco

Este nuevo episodio de violencia llega al día siguiente de la apertura en Nueva York de la Asamblea General de la ONU, donde el secretario general de la organización, Ban Ki-moon evocó, al hablar de Siria, un "desastre regional con implicaciones mundiales".

La Razón Digital / AFP / Damasco

09:30 / 26 de septiembre de 2012

Los rebeldes y los militares sirios se enfrentaban este miércoles en el complejo del Estado Mayor en Damasco, blanco de dos explosiones, indicó una ONG siria, unos combates de una intensidad sin precedentes desde el inicio de la revuelta contra el régimen de Bashar al Asad.

Más de 30.000 personas -21.534 civiles, 7.322 soldados y 1.168 desertores-, han muerto en más de 18 meses de conflicto, según el último balance hecho público este miércoles por la misma organización, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Este nuevo episodio de violencia llega al día siguiente de la apertura en Nueva York de la Asamblea General de la ONU, donde el secretario general de la organización, Ban Ki-moon evocó, al hablar de Siria, un "desastre regional con implicaciones mundiales".

En un comunicado, el ejército sirio afirmó que todos los mandos militares del Estado Mayor estaban "sanos y salvos" tras las explosiones matutinas que tomaron como blanco la sede del Estado Mayor, a unos metros de la plaza fortificada de Omeyades.

"Los grupos terroristas afiliados en el extranjero han llevado a cabo esta mañana un nuevo acto terrorista al hacer explotar un coche bomba y una bomba en las inmediaciones del Estado Mayor (...) todos los mandos y los oficiales militares están sanos y salvos, ninguno resultó herido", indicó el comunicado.

El ejército no aludió a combates pero precisó que "los ataques fueron acompañados por disparos en los alrededores de la sede y en las calles adyacentes para aterrorizar a los civiles".

Desde el inicio de la revuelta en contra del régimen de Asad, en marzo de 2011, que se transformó en guerra civil a medida que la oposición se militarizó en respuesta a la represión, las autoridades califican a los rebeldes de "terroristas" apoyados por el extranjero.

El OSDH indicó también que se registraban violentos combates entre los rebeldes y militares en el interior de la sede del Estado Mayor, y habló de muertos en ambos campos, tras estas explosiones registradas en la zona a pesar de las grandes medidas de seguridad.

EL ALTO MANDO MILITAR, "GOLPEADO EN SU CORAZÓN"

Según Rami Abdel Rahman, presidente del OSDH, se trata de los "combates más violentos en el corazón de Damasco desde el inicio de la revuelta y del atentado más violento de la capital desde el del 18 de julio" contra el edificio de la Seguridad Nacional en el que murieron cuatro altos responsables de la Seguridad, incluido el hermanastro del presidente Bashar al Asad.

El ataque fue reivindicado por el Ejército Sirio Libre (ESL), compuesto por desertores y civiles que tomaron las armas.

"Cuando hay explosiones y combates en el interior mismo del Estado Mayor, esto quiere decir que se ha golpeado al alto mando militar sirio en su corazón", añadió Abdel Rahman, quien habló de "ventanas de edificios (...) rotas a cientos de metros" a la redonda.

La página Facebook del consejo militar rebelde para la región de Damasco informó que los rebeldes del ESL "golpearon el edificio del Estado Mayor en la plaza de Omeyades". Fue imposible verificar de inmediato este anuncio.

Un periodista del canal televiso iraní anglófono Press TV, Maya Naser, murió tiroteado por un francotirador cuando se dirigía hacia el lugar para cubrir la información de las explosiones.

El jefe de la oficina en Damasco del mismo canal, Husein Mortada, un libanés, resultó herido de balas, informaron en su página web Press TV y el canal de lengua árabe Al Alam, del que Mortada también era jefe de oficina en Damasco.

Los dos canales están financiados por el gobierno iraní, fiel aliado del régimen de Bashar al Asad en su guerra contra la rebelión.

También en la capital, 16 personas, incluidas seis mujeres y tres niños, han sido ejecutadas por milicianos prorrégimen en el barrio sunita de Barzé (norte), según el OSDH.

En el noroeste del país, las fuerzas del régimen lanzaron en los últimos días una amplia campaña de detenciones en la ciudad costera de Banias en la que arrestaron a 68 personas, incluidos tres niños y 25 mujeres, informó el OSDH.

Las detenciones fueron llevadas a cabo por iniciativa de tres altos oficiales de seguridad sunitas para probar su lealtad al régimen alauita, según el OSDH.

Los nuevos enfrentamientos en la capital, donde los combates se desarrollan desde mediados de julio, llegan un día después de un llamamiento de Catar a una intervención militar de los países árabes en Siria.

El secretario general de la ONU llamó por su parte al cese de la afluencia de armas a los dos bandos y pidió una acción del Consejo de Seguridad para poner fin a un conflicto que ha dejado más de 30.000 muertos en 18 meses.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia