Mundo

El agravamiento de Chávez mantiene en vilo a Venezuela

Análisis. Los militares se convirtieron en los árbitros de la transición

Defensa. Chávez (der.) designa al nuevo Ministro de Defensa antes de su último viaje a Cuba.

Defensa. Chávez (der.) designa al nuevo Ministro de Defensa antes de su último viaje a Cuba. EFE-Archivo.

AFP / Caracas

00:03 / 01 de enero de 2013

El agravamiento de la salud del presidente Hugo Chávez llevó ayer a la suspensión de los festejos públicos de fin de año en Caracas y sembró la angustia entre sus partidarios, que llenaron las redes sociales con mensajes de ánimo y buscan hace días ganar el favor de las Fuerzar Armadas.

La salud de Chávez presenta “nuevas complicaciones” tras la operación a la que fue sometido en La Habana el 11 de diciembre contra un cáncer, anunció el domingo desde esa capital el vicepresidente, canciller y sucesor oficial designado Nicolás Maduro.

Ayer, las calles de Caracas amanecieron tranquilas. Los diarios dedicaron sus portadas a la noticia: “Presidente está delicado de salud (Últimas Noticias)”, “Maduro: Presidente Chávez presenta nuevas complicaciones (El Universal)”. “No sé qué pasará con Chávez, pero nunca habíamos pasado un fin de año así, sólo Dios sabe qué pasará con él y nosotros”, dijo Miguel Enrique, un jubilado de 70 años que estaba a punto de entrar en misa.

Las autoridades de Caracas cancelaron inmediatamente el tradicional concierto para cerrar el año en la céntrica plaza Bolívar e invitaron a “las familias caraqueñas y a las venezolanas en general a esperar el año nuevo reunidas en cada hogar en una oración de fe y esperanza por la salud” de Chávez.

El Mandatario fue operado el 11 de diciembre por cuarta vez de un cáncer detectado a mediados de 2011 y desde entonces el Gobierno ha informado en cuentagotas de la evolución de su estado de salud. “Hemos decidido permanecer en las próximas horas en La Habana acompañando al comandante y a su familia, muy atentos al proceso de evolución”, añadió el domingo Maduro, en compañía de la hija mayor de Chávez, Rosa Virginia.

“Confiamos en que la avalancha mundial de amor y solidaridad hacia el comandante Chávez junto a su inmensa voluntad de vida y el cuidado de los médicos especialistas ayudarán a nuestro Presidente a librar con éxito esta nueva batalla”, agregó Maduro.

Chávez, de 58 años, fue reelegido el 7 de octubre y su toma de posesión ante el Legislativo estaba prevista para el 10 de enero, según dicta la Constitución. No obstante, el oficialismo señaló que esa fecha es postergable si para ese día el gobernante no está en condiciones de reasumir el poder para un nuevo mandato de seis años.

Funciones. Poco después de conocerse la noticia difundida por Maduro desde La Habana, el ministro de Información, Ernesto Villegas, rechazó en el canal oficial VTV los rumores que se intensificaron en las últimas horas en las redes sociales sobre la supuesta muerte del Mandatario.

El viernes, Maduro ya había adelantado que, en cualquier caso, en Venezuela “hay una revolución militar en marcha” que “debe ser permanente” y “no puede detenerse”, según El País. El texto atribuido a Chávez exhorta en términos imperativos a mantener la doctrina militar bolivariana.

La carta fue leída en medio de indicios explícitos sobre la importancia que los militares van adquiriendo como árbitros en la lucha por el poder que se gesta al interior del chavismo.

En cualquier escenario, el visto bueno militar parece imprescindible. No tanto por su poder de fuego, sino por el control logístico y administrativo que las Fuerzas Armadas mantienen sobre funciones vitales del Estado.

En Venezuela se ha dado inicio a la transición. Ya no parece decisivo si Chávez logra recuperarse de su reciente operación. Aun en ese caso, se da por hecho que, tarde o temprano, quedará incapacitado por el cáncer para completar el periodo hasta 2019. Ayer, 31 de diciembre, acumuló 110 días de tratamiento en La Habana y en previsión de un desenlace fatal, los periódicos tienen preparados sus obituarios.

Militares: ¿A quién apoyarán?

Si los militares quieren influir en la deriva política de Venezuela, no tendrán que hacerlo a cara descubierta, mediante un clásico pronunciamiento. Les basta con apoyar a alguno de los candidatos a la sucesión (Nicolás Maduro o Diosdado Cabello), mientras se lo escamotea a otro. El País

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia