Mundo

Sindicatos y movimientos sociales se movilizan a favor de Lula

Las movilizaciones en defensa de Lula buscan, en parte, contrarrestar las realizadas recientemente por la oposición contra el Gobierno, que el último domingo, según la Policía, reunieron 3,6 millones de personas en todo el país, con 1,4 millones de manifestantes sólo en la Avenida Paulista, de Sao Paulo.

Los partidarios de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, y el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva. Foto: AFP

Los partidarios de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, y el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva. Foto: AFP

La Razón Digital / EFE / Sao Paulo

14:54 / 17 de marzo de 2016

Las centrales obreras y los movimientos sociales simpatizantes del Gobierno de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, convocaron para mañana, viernes, una jornada de protestas en todo el país en defensa del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien este jueves (17 de marzo) tomó posesión como ministro de Presidencia.

"Tenemos un gran desafío: llenar las calles en todo el país, el día 18, viernes, en defensa de la democracia, de los presidentes Lula y Dilma, contra el golpe y por cambios en la economía. A esta convocatoria ninguno de nosotros puede faltar", instó Rui Falcão, presidente del gobernante Partido de los Trabajadores (PT).

Las movilizaciones en defensa de Lula buscan, en parte, contrarrestar las realizadas recientemente por la oposición contra el Gobierno, que el último domingo, según la Policía, reunieron 3,6 millones de personas en todo el país, con 1,4 millones de manifestantes sólo en la Avenida Paulista, de Sao Paulo.

En la noche del miércoles, después del anuncio de Rousseff sobre el nombramiento de Lula como ministro de Presidencia, centenas de personas contrarias al Gobierno salieron nuevamente a las calles de Sao Paulo, Brasilia y Río de Janeiro para protestar por la designación del exmandatario en el influyente ministerio.

Lula es investigado en el marco del caso por corrupción en la petrolera estatal Petrobras y ha sido acusado formalmente de delitos de blanqueo de dinero y falsificación de documentos.

Un fiscal de Sao Paulo llegó a pedir la prisión preventiva de Lula, una solicitud que deberá ser analizada por el juez de competencia.

Con su nombramiento, el exjefe de Estado pasa a gozar de fuero privilegiado y las investigaciones en su contra ahora sólo podrán ser conducidas por la Corte Suprema, pero un juez de Brasilia ha pedido la suspensión cautelar de su designación.

A pesar de las movilizaciones en contra del Gobierno y de Lula, la militancia del PT ha venido organizándose desde el pasado 4 de marzo, cuando Lula fue conducido de manera coercitiva por agentes para declarar ante la Policía Federal, que registró su casa, oficinas y propiedades de familiares y allegados.

Militantes del PT se reunieron varias veces frente al apartamento de Lula en Sao Bernardo do Campo, municipio de la región metropolitana de Sao Paulo, y algunos pocos fueron a las marchas de la oposición a pesar del llamado de Rousseff y Falcão para evitar conflictos entre simpatizantes y contrarios al Gobierno.

En su misiva publicada en la página oficial del PT, Falcão señaló que a Lula "no lo van a intimidar, ni impedirle que continúe a luchar por lo que cree, por el PT, por los trabajadores y por Brasil. Si es necesario, será candidato en 2018, retomando los viajes y participando de manifestaciones populares".

La posibilidad de Lula convertirse en candidato para los comicios en 2018 ya fue puesta sobre la mesa en reiteradas ocasiones por el PT y el propio Lula, después de su declaración ante la Policía el último 4 de marzo, se "ofreció" para ese propósito en un acto con sindicalistas del sector bancario.

Falcao llegó a anunciar la presencia del expresidente Lula el viernes, aunque su participación no está confirmada después de que el Gobierno adelantara para hoy su toma de posesión como titular de la cartera de Presidencia.

El propio Lula, antes de ser nombrado ministro, llegó a manifestar que la oposición tendría que enfrentarlo "en las calles".

El Frente Brasil Popular, que reúne más de sesenta organizaciones, encabeza la convocatoria que tiene el respaldo del PT, de la Central Única de Trabajadores (CUT) y del Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST), entre otros colectivos.

La jornada pro Gobierno se realizará también un día después de que la Cámara de Diputados retomó el trámite para el eventual juicio político con fines de destitución de la presidenta Rousseff.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia