Mundo

El desastre dejado por los huracanes sacude a México

El número de muertos y desaparecidos se elevó a 160

Temporal. La corriente provocada por las lluvias amenaza con arrastrar los vehículos del Ejército que evacúan personas de Culiacán.

Temporal. La corriente provocada por las lluvias amenaza con arrastrar los vehículos del Ejército que evacúan personas de Culiacán. Foto: EFE

La Razón / AFP / México

04:00 / 21 de septiembre de 2013

Al menos 160 muertos y desaparecidos, 200.000 damnificados y 50.000 evacuados causaron hasta ayer las inusuales lluvias torrenciales provocadas por dos huracanes (Manuel e Ingrid) que desde el anterior fin de semana golpearon las costas del Pacífico y del Golfo de México.

El estado más golpeado es Guerrero (sur) y especialmente el balneario Acapulco donde se calcula que unos 40.000 turistas, la gran mayoría mexicanos, quedaron atrapados desde que Manuel impactó en la costa Pacífico el sábado, provocando la inundación de la mitad de la localidad y obligando al cierre de las dos carreteras de salida por los numerosos derrumbes de tierra.

Más de 24.000 turistas ya pudieron partir de Acapulco en los escasos vuelos militares y comerciales que empezaron a salir el martes, pero la lentitud de las salidas hizo que muchos vacacionistas volcaran sus esperanzas en la reapertura ayer de una vía terrestre para volver a sus hogares y ocupaciones.

Las autoridades lograron habilitar una vía hacia Ciudad de México —separada de Acapulco por 390 km— y advertían que en algunos tramos únicamente contaba con un solo carril y que el trayecto puede durar el doble de lo normal. Poco después del anuncio, centenares de autos y autobuses gratuitos ofrecidos por el Gobierno ya hacían fila para tomar la vía, cerrada desde la madrugada del domingo.

Además de los 97 muertos por las lluvias que refleja el último balance oficial del Gobierno emitido el jueves, aunque ayer el ministro de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, reconoció que la cifra final de muertos puede estar cerca de los 200 o superarlos.

En Guerrero, equipos de rescate siguen trabajando a marchas forzadas para encontrar a las 68 personas que siguen desaparecidas tras el gigantesco alud que cayó el lunes sobre La Pintada, una alejada y montañosa comunidad donde oficialmente se han encontrado dos muertos. Bajo una lluvia que no cede y a fuerza de picos, palas y sus propias manos, más de 200 soldados y agentes de protección civil escarbaban entre las toneladas de lodo que cubren actualmente La Pintada, donde vivían unas 400 personas.

En medio de las evacuaciones aéreas de los habitantes de La Pintada a otras comunidades, un helicóptero de rescate de la policía federal en el que al parecer sólo viajaba la tripulación desapareció el jueves al mediodía. Ayer, elementos de las Fuerzas Armadas trataron de ubicarlo vía aérea y, cuando el clima lo impidió, por tierra.

El fenómeno Manuel, que ha cambiado varias veces de categoría y el jueves hizo un segundo impacto como huracán en las costas del noroeste mexicano, se debilitó ayer hasta quedar remanentes que se están disipando sobre la sierra sur del estado de Chihuahua (norte), según el Gobierno.

Desde 1958 México no había padecido el embate casi simultáneo de dos ciclones, como lo hicieron Manuel e Ingrid entre el sábado pasado y el lunes. Esta emergencia llevó a la ONU a ofrecer su contribución en “los esfuerzos de asistencia humanitaria relacionados con este desastre y movilizar el apoyo internacional necesario”, dijo un vocero del organismo en un comunicado difundido ayer en Nueva York. EEUU ya hizo un aporte de $us 250.000 a la Cruz Roja mexicana.

Bolivia se solidariza

El Gobierno boliviano manifestó su solidaridad con México por las víctimas y daños materiales provocados en ese país por el paso de dos huracanes que hasta ayer dejaron más de un centenar de muertos y desaparecidos. EFE

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia