Mundo

EEUU presiona a China sobre disputas territoriales y considera a Corea del norte como amenaza militar

El secretario de Defensa de EEUU calificó el programa nuclear de Corea del Norte y sus pruebas balísticas como la amenaza más urgente y peligrosa para la paz y la estabilidad.

Misil norcoreano es transportado a una base militar. Foto: AFP

Misil norcoreano es transportado a una base militar. Foto: AFP

La Razón Digital / EFE / Bangkok

14:02 / 03 de junio de 2017

El secretario de Defensa de EEUU, James Mattis, instó hoy a China a hacer más para contener a Corea del Norte y advirtió a Pekín de que no aceptará su militarización en el disputado Mar de China Meridional.

En una intervención en un foro sobre seguridad en Asia, Mattis calificó el programa nuclear de Corea del Norte y sus pruebas balísticas como la amenaza más urgente y peligrosa para la paz y la estabilidad.

Según el responsable norteamericano de Defensa, la Administración del presidente de EEUU, Donald Trump, considera alentador el compromiso chino con la política "compartida" de desnuclearización de la península coreana, pero instó Pekín a pasar a la acción.

"Creemos que China acabará reconociendo a Corea del Norte como una carga estratégica, y no como un activo", dijo Mattis durante el foro Diálogos de Shangri La que tiene lugar en Singapur.

"Corea del Norte supone una amenaza para todos. Es por lo tanto imperativo que todos los países pongan su parte en cumplir y trabajar conjuntamente para apoyar el objetivo común de desnuclearización de la península coreana", añadió.

Mattis indicó que EEUU mantendrá su estrecha colaboración con Japón y Corea del Sur para garantizar su seguridad, y señaló que Washington trabaja con aliados y socios en Naciones Unidas para aumentar la presión diplomática al régimen norcoreano.

Tras abogar por la cooperación para hacer frente a los planes de Pyongyang, Mattis alertó a Pekín de que no aceptará su política en el Mar de China Meridional, cuya soberanía también reivindican parcialmente Vietnam, Filipinas, Malasia, Brunei y Taiwán.

China reclama casi la totalidad de este estratégico espacio marítimo donde en los últimos años ha construido instalaciones en islas artificiales que podrían ser de uso militar, lo que ha provocado una escalada de la tensión en la región.

"Nos oponemos a que algunos países militaricen islas artificiales e impongan reclamaciones marítimas excesivas y sin apoyo de la ley internacional", dijo el secretario de Defensa.

"No podemos y no vamos a aceptar cambios unilaterales y coercitivos del status quo", continuó.

Mattis reivindicó el orden basado en la legalidad e insistió en que Washington considera vinculante el fallo de la Corte de Arbitraje de La Haya a favor de Filipinas en su disputa con Pekín por la soberanía de un atolón.

Sin embargo, reiteró la voluntad de EEUU de trabajar de forma estrecha con China en el plano diplomático y económico y de consolidar una relación constructiva, orientada a los resultados y beneficiosa para ambas partes.

"Mientras la competencia entre EEUU y China (...) es algo que va a ocurrir, el conflicto no es inevitable. Nuestros dos países pueden y deben cooperar en beneficio mutuo", señaló.

El titular de Defensa también quiso reafirmar el compromiso de EEUU en reforzar las alianzas en la región, cuestionadas tras la llegada de Trump a la presidencia y decisiones como la retirada de Washington del Acuerdo de Asociación Transpacífico, que pretende crear una zona de libre comercio interregional.

Mattis destacó la cooperación bilateral en Defensa con varios países, incluido Filipinas, al que asiste en la lucha contra grupos extremistas vinculados al Estado Islámico en el sur del país, y la intención de Washington de aumentar su presencia militar en la zona.

Así, aseguró que la división del Pacífico de las Fuerzas Armadas de EEUU cuenta con el 60 por ciento de la flota de la Marina y el 55 por ciento de efectivos del ejército y avanzó que la zona contará "pronto" con el 60 por ciento de los activos de aviación.

Los puntos de vista de Mattis sobre Corea del Norte y China fueron secundados por otros participantes en el foro.

La ministra de Defensa australiana, Marise Payne, llamó a Pekín a utilizar su influencia sobre Corea del Norte, incluida su condición como principal fuente de inversión extranjera, de energía y mayor destino de las exportaciones de Pyongyang.

Mientras, su homóloga japonesa, Tomomi Inada, mostró su apoyo a la decisión de Washington de considerar cualquier acción, incluida una intervención militar, para hacer frente el programa nuclear de Corea del Norte.

También advirtió de que los intentos no provocados y unilaterales de cambiar el status quo en los mares de China Meridional y China Oriental son incompatibles con la ley internacional, aunque evitó señalar a un país en concreto.

(03/06/2017)

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia