Mundo

Sobrevivientes de la masacre en Florida tuvieron un triste regreso a clases

Los profesores no dieron clases curriculares sino que dedicaron la jornada a discutir lo ocurrido. Cerca de 150 terapeutas estaban disponibles si los estudiantes se sentían mal.

Varias personas sostienen pancartas de apoyo a padres y estudiantes mientras llegan a la escuela Marjory Stoneman Douglas en Parkland, estado de Florida. Foto:EFE

Varias personas sostienen pancartas de apoyo a padres y estudiantes mientras llegan a la escuela Marjory Stoneman Douglas en Parkland, estado de Florida. Foto:EFE

La Razón Digital / AFP / Parkland (EEUU)

12:39 / 01 de marzo de 2018

Llorosos, desafiantes y rodeados de mensajes de apoyo, flores y una fuerte presencia policial, los estudiantes volvieron el miércoles a su escuela en Parkland, Florida, donde un exalumno masacró a 17 personas hace dos semanas.

Al salir de la secundaria Marjory Stoneman Douglas (MSD) en esta ciudad al norte de Miami, algunos estudiantes lucían sombríos y hablaron en un tono grave y monótono, mirando el suelo.   Una de ellas fue Kimberly Miller, de 14 años, cuyo profesor de geografía, Scott Beigel, fue uno de los 17 acribillados el Día de San Valentín a manos de un exalumno llamado Nikolas Cruz, de 19 años.

"Es muy triste porque mi profesor de geografía no estaba allí y tuvimos que ir a otra clase y hablar con gente", dijo a la AFP. Pero "había muchos terapeutas y si te ponías triste podías salir de la clase y hablar con alguien para pasar el duelo".

El 95% de los cerca de 3.300 alumnos de la MSD acudieron al secundario este miércoles, dijo luego en conferencia de prensa el superintendente de escuelas del condado de Broward, Robert Runcie.

"Dimos un paso importante en el proceso de recuperación", señaló. Los estudiantes "siguen siendo jóvenes inspiradores y siguen mostrándonos su fortaleza".

A primera hora de la mañana, decenas de policías y de equipos SWAT se formaron en línea en las veredas para saludar a los estudiantes, uno a uno, con un "buen día". A la salida, un grupo de policías les repartía flores y dos mujeres les regalaban galletas.

William, de 17 años, no quiso dar su apellido. Dos de sus compañeros de clase, Nicholas Dworet y Meadow Pollack, fallecieron en la masacre.   "Fue muy triste volver ahí y ya no ver a mis amigos. (...) Es todo un poco aplastante", dijo.

Los profesores no dieron clases curriculares sino que dedicaron la jornada a discutir lo ocurrido. Cerca de 150 terapeutas estaban disponibles si los estudiantes se sentían mal.

"¿Qué pasa si esto sucede de nuevo?", se preguntó Alan, de 15, y quien tampoco quiso decir su apellido.

Para darles ánimo, cientos de vecinos y exalumnos los recibieron en la mañana con carteles como "te amamos" y "estamos contigo".

"Puede ser muy duro para ellos volver a clases", dijo la psiquiatra Nicole Mavrides, de la Universidad de Miami y parte del equipo de Ciencias del Comportamiento que desplegó terapeutas de duelo en Parkland.

"Pero hay que hacerles saber que nadie está esperando que a ellos se les haga fácil, hay que decirles que está bien que tengan miedo y está bien sentir rabia", dijo Mavrides a la AFP.

#NeverAgain 

La masacre ha generado un nuevo clamor por el control de las armas en el país, que dejan unas 33.000 muertes anuales.

Con el hashtag #NeverAgain, los sobrevivientes presionan a políticos en Washington y Florida para que restrinjan el acceso a las armas y prohíban la venta de fusiles semiautomáticos como el AR-15 que utilizó Cruz.

Durante años, el Congreso estadounidense ha estado paralizado en este tema, pese a que las encuestas muestran que una mayoría apoya un control más estricto.

Pero la poderosa Asociación Nacional del Rifle (NRA) ejerce presión en Washington y financia políticos para garantizar que la libre venta y porte de armas, como los garantiza la Constitución, no se vea amenazada.

El presidente Donald Trump realizó una reunión bipartidista en la Casa Blanca. "Tenemos que hacer algo al respecto. Tenemos que actuar, dijo a los legisladores, al afirmar su apoyo a aumentar los controles de antecedentes de los compradores de armas, a aumentar la seguridad en las escuelas, y aumentar a 21 años la edad para poder comprar ciertas armas.

En determinado momento, se dirigió a un senador republicano y le dijo: "tienen miedo de la NRA".

Algunos negocios ejercen presión. Este miércoles, la tienda de armas Dick's Sporting Goods anunció que pone fin a la venta de fusiles semiautomáticos y que no venderá armas a menores de 21 años.

Por su lado, el gigante Wallmart anunció que elevó a 21 años la edad para comprar armas en sus comercios.

Un mundo malvado

Trump propuso armar y entrenar a algunos maestros para que supuestamente puedan defender a los niños en caso de un ataque.

Andrew Pollack, el padre de Meadow -quien murió a sus 18 años acribillada por Cruz-, acudió a la escuela en Parkland para abogar por esta idea.   "Voy a hacer que aprueben esta ley (...) Seré la cara del último padre de un niño asesinado", dijo a un grupo de periodistas.

El Congreso de Florida discute esta semana varias medidas destinadas a limitar parcialmente el acceso a las armas, aunque ni éstas ni un plan del gobernador Rick Scott contemplan prohibir los fusiles semiautomáticos.

El martes, un comité de la cámara baja de Florida aprobó una propuesta para armar y entrenar a algunos maestros, que será incluida como parte del paquete de medidas que discutirá el pleno esta semana.

"Si no quieres enviar a tu hijo a una escuela donde hay alguien armado, busca una escuela libre de armas", dijo Pollack. "Tengo un hijo vivo y lo voy a llevar a una escuela donde haya armas, para que esté protegido, porque vivimos en un mundo malvado".

(01/03/2018)

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia