Mundo

La ejecución de un líder desata crisis entre Arabia Saudita e Irán

Diplomacia. Riad rompe relaciones con Teherán tras la muerte de Nimr Baqir al Nimr

protestas. Manifestantes iraníes queman banderas israelíes y estadounidenses en Teherán. Foto: EFE

protestas. Manifestantes iraníes queman banderas israelíes y estadounidenses en Teherán. Foto: EFE

La Razón (Edición Impresa) / AFP / Riad

01:25 / 04 de enero de 2016

El ministro de Relaciones Exteriores saudí, Adel al Jubeir, anunció la ruptura de relaciones diplomáticas de Arabia Saudita con Irán, después de que manifestantes irrumpiesen en su embajada en Teherán en las protestas contra la ejecución de un dignatario religioso chiita saudí.

La autoridad destacó además que todos los diplomáticos iraníes “deben abandonar Arabia Saudita en un plazo de 48 horas”.

Denunció “las injerencias negativas y agresivas de Irán en los asuntos árabes, que provocan con frecuencia daños y destrucciones”.

Los ataques de manifestantes a la embajada saudita en Teherán y al consulado de este mismo país en la ciudad iraní de Mashad constituyen “una violación flagrante a todas las convenciones internacionales”, dijo, y acusó a las autoridades iraníes de no haber hecho nada para evitarlos.

La ejecución el sábado del jeque saudí Nimr Baqir al Nimr, un crítico virulento al poder de Riad, ha exacerbado las tensiones en Oriente Medio, en particular en Irán, donde la embajada saudita fue en parte destruida por manifestantes.

“Sin ninguna duda, la sangre derramada injustamente del mártir (Nimr) dará sus frutos y la mano divina lo vengará de los dirigentes sauditas”, había advertido el guía supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei.

Algunas horas más temprano, centenares de personas encolerizadas lanzaron cócteles Molotov contra la Embajada de Arabia Saudita en Teherán y penetraron en el recinto. “El fuego destruyó el interior de la embajada”, según un testigo. También fue atacado el consulado saudita en Mashad (noreste).

Esta ejecución provocó la ira de las comunidades chiitas de Arabia Saudí, Líbano, Baréin, Yemen e Irak. La ONU, Estados Unidos, la Unión Europea (UE), Alemania y Francia expresaron también su preocupación y temen una intensificación de las tensiones entre chiitas y sunitas en la región, manifiestas en el conflicto sirio y en la guerra de Yemen.

manifestaciones. El presidente iraní Hasan Rohani denunció la ejecución del clérigo, pero calificó de “injustificables” los ataques contra las representaciones saudíes.

Más de un millar de personas se manifestaron el domingo en dos lugares diferentes de Teherán en protesta contra la ejecución del líder chiita saudí, sin causar incidentes. Una concentración tuvo lugar cerca de la legación de Arabia Saudí, pese a la prohibición del Gobierno para evitar nuevos altercados.

Antes de ser dispersados por la Policía antidisturbios, los manifestantes gritaron “muerte a Al Saud”, del nombre de la familia reinante en Riad y quemaron banderas estadounidenses e israelíes.

Si la indignación y la ira son especialmente fuertes en Irán, país musulmán de mayoría chiita (90%) y gran rival de la sunita Arabia Saudí, los chiitas se manifestaron igualmente en el reino saudí, en Baréin y en Irak, en la ciudad chiita de Kerbala.

El ayatolá Ali al Sistani, la más alta autoridad chiita en Irak, calificó de “agresión” el “derramamiento de sangre pura” de los ejecutados.

En Líbano, el líder del movimiento chiita Hezbolá, Hasán Nasralá, condenó el “terrorismo” y el “despotismo” de Arabia Saudí en los casos.

Esta reciente ejecución “revela la verdadera cara de Arabia Saudita, la cara despótica, criminal y terrorista”, dijo el dirigente en un discurso retransmitido por la cadena de televisión del Hezbolá, Al Manar.

Mohammed al Nimr, hermano del líder ejecutado, ya advirtió que esta ejecución “provocará la ira de los jóvenes” chiitas en Arabia Saudí.

Al Nimr fue condenado a muerte en octubre de 2014 por “terrorismo”, “sedición”, “desobediencia al soberano” y “tenencia de armas” por un tribunal de Riad, tras un “juicio injusto” según Amnistía Internacional.

La tensión rebasa las fronteras

pazLa ejecución preocupa a Estados Unidos, que teme que las tensiones “se acentúen en un momento en el que urge apaciguarlas”.

calmaFrancia instó a Oriente Medio a “hacer todo lo posible para evitar la exacerbación de las tensiones sectarias y religiosas”.

riesgo“La seguridad y la estabilidad del conjunto de la región (...) están en juego”, según reza un comunicado de la Unión Europea.

rivales

El hecho puede agravar más la rivalidad entre Teherán y Riad, opuestos en las crisis regionales, como la de Siria y la de Yemen.

La ONU condena la pena capital

EFE - Naciones Unidas

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, condenó ayer las ejecuciones en Arabia Saudita, incluida la de un clérigo chiita opositor, y llamó a la calma para evitar un resurgimiento de las tensiones sectarias en Oriente Medio.

“El Secretario General está profundamente consternado por la reciente ejecución de 47 personas en Arabia Saudí, incluido el clérigo Nimr Baqir al Nimr”, dijo el portavoz de la ONU en un comunicado distribuido por su oficina.

Las autoridades saudíes anunciaron el sábado la ejecución de 47 personas condenadas por terrorismo, entre ellas el clérigo opositor Nimr Baqir al Nimr, en una demostración de mano dura que encendió la ira de la comunidad chií en Oriente Medio.

“Al Nimr y otros de los prisioneros ejecutados fueron condenados después de juicios en los que hubo serias dudas sobre la naturaleza de los cargos y la imparcialidad del proceso”, añadió el Secretario General en el mismo comunicado.

Ban, que recordó que abordó el caso del clérigo chií opositor “en varias ocasiones” con los líderes saudíes, reiteró su “firme oposición” a las ejecuciones y urgió a las autoridades de ese país a conmutar todas las sentencias a pena de muerte que se encuentran en proceso de cumplimiento.

 Por último, llamó a la calma y la moderación en respuesta a las ejecuciones, urgió a los líderes regionales a trabajar para prevenir una “exacerbación” de las tensiones sectarias y lamentó los actos de violencia frente a la embajada saudí en Teherán.

Al Nimr fue detenido en 2012 por apoyar los disturbios y a grupos terroristas en Al Qatif, de mayoría chií, y su condena a muerte fue confirmada en octubre de 2015 por el Tribunal Supremo, que le culpó de desobedecer a las autoridades e instigar a la violencia sectaria.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia