Mundo

Fue enterrado el disidente cubano Wilmar Villar

Política. El Gobierno de la isla negó que hubiera muerto por la huelga de hambre

AFP / La Habana

02:50 / 21 de enero de 2012

Los restos del disidente cubano Wilmar Villar Mendoza, que según la oposición murió tras una huelga de hambre de 50 días, fueron sepultados ayer bajo fuerte vigilancia policial, pero el Gobierno denunció que existe una campaña “difamatoria”.

Villar, de 31 años, dejó de ingerir alimentos en protesta por la condena de cuatro años de cárcel que le impuso el 24 de noviembre un tribunal, según la oposición, en un caso similar al del disidente Orlando Zapata, que falleció el 23 de febrero de 2010 tras mantener en prisión un ayuno de 85 días.

Los restos de Villar fueron velados en una funeraria de Contramaestre, en la provincia de Santiago de Cuba, 900 km al sureste de La Habana, y sepultados ayer en un cementerio local en medio de fuerte presencia policial, dijo la activista Ana Luisa Bedey, del grupo opositor Damas de Blanco.

Explicó que la esposa de Villar, Maritza Pelegrino, que también integra las Damas, no asistió al sepelio, porque “estaba muy sedada y no se sentía bien”. La familia del difunto está muy dividida ideológicamente, al igual que miles de otras en Cuba, pues algunos integrantes son partidarios del gobierno comunista, a diferencia de Villar y su esposa.

Villar estaba condenado por “desacato, resistencia y atentado a la autoridad”, fallo que consideró “injusto”, por lo que se declaró en huelga de hambre, dijo el opositor Elizardo Sánchez. El gobierno cubano, que rompió su silencio 24 horas después del deceso de Villar, negó anoche que éste fuese un “disidente” y que estuviera en huelga de hambre.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia