Mundo

Un exmilitar de línea dura dirige el gabinete de Humala

Distancia. El partido de Toledo se retiró del Ejecutivo peruano.

Autoridad. Primer ministro, Óscar Valdés, habla con periodistas.

Autoridad. Primer ministro, Óscar Valdés, habla con periodistas. Foto: EFE

La Razón / AFP / Lima

00:37 / 12 de diciembre de 2011

El ala dura del gobierno del presidente Ollanta Humala asoma como ganadora en la pugna con el sector favorable a concertar con la izquierda del exprimer ministro Salomón Lerner, tras la designación en su lugar al exmilitar Oscar Valdés.

Una mayoría de analistas coincidió ayer en que el gobierno de Humala, un exmilitar nacionalista de izquierda, había perdido coherencia política y corría el riesgo de ser desbordado por la protesta social por proyectar una imagen de debilidad.

La opción de Humala de elegir como primer ministro a su Ministro del Interior, buscaría reforzar el lado pragmático que quiere imprimir a su gestión, lejos del mensaje izquierdista que exhibió durante la campaña.

El expresidente Alejandro Toledo advirtió, sin embargo, sobre una militarización del Gobierno y anunció que su partido Perú Posible se retira del gobierno de Ollanta Humala, donde aportaba dos ministros, aunque adelantó que seguiría apoyando al Ejecutivo desde el Congreso.

“No somos partidarios de militarizar el gobierno de Humala, quien fue democráticamente elegido”, indicó Toledo sobre la designación del titular del Interior como nuevo primer ministro.

La designación de Valdés representa un “mensaje de endurecimiento frente a conflictos sociales”, estimó Alfredo Torres, director Ipsos Apoyo, citado por el portal del diario El Comercio.

“Valdés tiene una imagen de persona bastante eficiente y manejó una cartera difícil —como la del Interior— con inteligencia. El hecho de que venga del Ejército quiere decir que el Gobierno no va a permitir más excesos”, agregó.

El director de Ipsos Apoyo aclaró que esta opción no significa que el mandatario Humala haya virado hacia la derecha.Durante la campaña, Humala, de 49 años, rehuyó las etiquetas políticas de izquierda y derecha, y se definió como “de abajo”.

La renuncia irrevocable de Lerner, brazo derecho de Humala desde 2006, se produce en el marco de una práctica común en Perú, en la que el gabinete suele renunciar en diciembre de cada año, con el fin de dejar al mandatario con manos libres para eventuales reorganizaciones.

El conflicto antiminero en Cajamarca sirvió de punto de quiebre para la renuncia de Lerner debido a que el gabinete apareció dividido sobre el proyecto Conga de la minera Yanacocha.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia