Mundo

Se inaugura la cumbre con un mensaje de convergencia y unión

Los mandatarios de Estados Unidos y Cuba se saludaron y sellaron un momento clave en el encuentro de Panamá, que comenzó ayer con palabras de unidad

Cita. Los presidentes Raúl Castro y Barack Obama se saludaron antes de ingresar a la inauguración de la cumbre.

Cita. Los presidentes Raúl Castro y Barack Obama se saludaron antes de ingresar a la inauguración de la cumbre. XINHUA

La Razón (Edición Impresa) / EFE, AFP / Panamá

03:40 / 11 de abril de 2015

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, inauguró ayer la VII Cumbre de las Américas, en la que participan los jefes de Estado y de Gobierno de los 35 países americanos, incluido, por primera vez, Cuba. Habló de unidad y convergencia en esta histórica reunión.

“El gran reto que tendremos en estos días es, dejando las diferencias coyunturales a un lado, buscar los puntos de convergencia que nos permitan luchar unidos contra la desigualdad, la falta de oportunidades y la delincuencia”, dijo Varela en su discurso en el centro de convenciones Atlapa, sede de la cita.

El Mandatario felicitó “el coraje y la voluntad de los jefes de Estado y de los gobiernos que han dejado a un lado sus diferencias históricas en búsqueda de acercamientos que traerán mejores días para sus pueblos y nuestro continente”.

Por su parte, el secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, celebró: “Es la primera vez que los 35 estados miembros están participando en la cumbre”. Añadió: “Felicito al presidente Obama y al presidente Castro por el camino emprendido para normalizar sus relaciones”.

El foro hemisférico que se celebra ayer y hoy en Panamá empezó a las (19.40 hora local), con una foto extraordinaria de los presidentes de las Américas, en la que Castro y Obama están apenas separados por dos presidentes latinoamericanos. En la ceremonia inaugural fue leído un mensaje del papa Francisco, mediador del histórico acercamiento entre Washington y La Habana.

RELACIONES. Cuba y Estados Unidos, tras más de medio siglo de tensiones, tienen en la cumbre de Panamá un escenario para avanzar en el proceso de acercamiento que anunciaron en diciembre de forma simultánea los presidentes estadounidense, Barack Obama, y cubano, Raúl Castro, ambos asistentes a la cita.

Esta jornada, Obama y Castro dialogarán sobre el proceso anunciado el 17 de diciembre de 2014 para normalizar las relaciones, rotas dos años después de que Fidel Castro llegó al poder en 1959. Varela, quien asumió el poder en julio, invitó a sus colegas del continente a avanzar “hacia el establecimiento de una hoja de ruta para escribir juntos la historia de 35 mandatarios que lideramos más de 900 millones” de personas “a una época de paz y prosperidad con equidad”.

Dijo estar “convencido” de que los gobernantes americanos deben “unir voluntades y sumar esfuerzos para combatir las amenazas” y retos que enfrenta la región, que, puntualizó, son “la desigualdad y el avance del crimen organizado”.

Varela afirmó que espera que la VII Cumbre “sirva para evaluar los flujos migratorios” en el continente, y darle al problema, que tiene “motivaciones económicas, sociales y de seguridad”, un “enfoque humano”. La VII Cumbre de las Américas, convocada por Panamá bajo el lema “Prosperidad con equidad”, finalizará sin una declaración conjunta ante la falta de consenso.

Tres momentos clave

Negación

El presidente boliviano, Evo Morales, afirmó en Panamá que no tiene planes de reunirse con el mandatario de Estados Unidos, Barack Obama, y aseguró que ni siquiera lo desea.

Cacerolazo

Un sonoro cacerolazo estalló en los alrededores del centro de convenciones Atlapa en el momento en que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, llegó a la inauguración de la cumbre.

Blooper

Zuckerberg entró ayer al hotel con muestras de timidez y se dirigió por error al salón donde estaban los presidentes Juan Carlos Varela (Panamá) y Danilo Medina (República Dominicana).

Castro y Obama se dieron la mano

Sonrientes y distendidos, el presidente estadounidense, Barack Obama, y su par cubano, Raúl Castro, se dieron la mano y conversaron en la Cumbre de las Américas en Panamá, sellando el acercamiento entre sus países. Acorralados por los flashes de las cámaras, se dieron un apretón de manos y conversaron brevemente, al iniciar el foro hemisférico en la noche de este viernes en Panamá.

El diálogo refrenda el primer cara a cara de los presidentes desde que anunciaron, sorpresivamente el 17 de diciembre, su decisión de avanzar hacia la normalización de relaciones entre sus países, rotas en 1961.

La imagen de ver a un presidente cubano y uno estadounidense vale más que mil palabras. Si bien los dos presidentes se saludaron brevemente durante el funeral de Nelson Mandela en 2013, el contexto entonces era muy distinto. El sábado, Obama y Castro se reunirán al margen de la cumbre para hablar más sobre el acercamiento entre sus países.

Obama quiere aprovechar esta cumbre para abrir una nueva era con América Latina, al cerrar uno de los últimos capítulos de la Guerra Fría en la región.  Hasta ahora Cuba había sido la principal piedra en el zapato en las relaciones de Estados Unidos con la región. Y fue durante años el epicentro del sentimiento antiimperialista en Latinoamérica.

“Aquellos días en que nuestra agenda en este hemisferio muchas veces se jactaba de que Estados Unidos podía interferir con total impunidad (...) esos días terminaron”, destacó Barack Obama antes de participar en la inauguración de la cumbre.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia