Mundo

Renzi dimite en medio de incertidumbre política en Italia

Después del último consejo de ministros, Renzi, de 41 años, acudirá al palacio del Quirinal para presentar su dimisión al presidente Sergio Mattarella, un discreto jefe de Estado que tendrá que gestionar la transición.

El primer ministro italiano, Matteo Renzi. Foto: AFP

El primer ministro italiano, Matteo Renzi. Foto: Archivo AFP

La Razón Digital / AFP / Roma

10:01 / 05 de diciembre de 2016

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, presentará su dimisión este lunes, al día siguiente de su estrepitosa derrota en el referéndum, abriéndose así un periodo de incertidumbre por la falta de una alternativa clara para gobernar.

"Mi experiencia como jefe de gobierno llega hasta aquí", dijo el domingo Renzi, antes incluso de que se anunciase oficialmente que el no a "su" reforma constitucional había conseguido el 59,95% de los votos.   "Asumo la responsabilidad de la derrota", admitió.

Después del último consejo de ministros, Renzi, de 41 años, acudirá al palacio del Quirinal para presentar su dimisión al presidente Sergio Mattarella, un discreto jefe de Estado que tendrá que gestionar la transición.

Mattarella podría convocar elecciones anticipadas, pero también, más probablemente, nombrar un gobierno "técnico", para reformar la ley electoral.

El partido antisistema Movimiento 5 estrellas (M5S) y la formación de extrema derecha de Liga Norte reclamaron sin embargo la disolución inmediata del Parlamento.

"Los italianos tienen que ser llamados a votar lo más rápidamente posible", insistió Beppe Grillo, jefe del M5S, en su blog. "Lo más rápido, realista y concreto para ir enseguida a votar es hacerlo con una ley que ya existe, el Italicum", añadió.

Esta ley electoral, adoptada en mayo de 2015, prevé que el partido que consigue más del 40% de los votos en la primera vuelta o gana la segunda vuelta se beneficie de una prima de gobernabilidad, supuestamente para asegurar la estabilidad del gobierno.

Según los últimos sondeos, el M5S saldría ganador de una votación de este tipo.

Pero esta prima de gobernabilidad sólo se aplica a los diputados, y el fracaso de la reforma del Senado en el referéndum deja todos los poderes a la cámara alta y un sistema electoral proporcional, lo que podría hacer que el país se volviera ingobernable.

'Frustración y descontento'    

Las otras formaciones políticas parecen no obstante estar de acuerdo en la necesidad de una nueva reforma electoral, y por lo tanto en el nombramiento de un gobierno "técnico", que tendría como una de sus primeras misiones aprobar el presupuesto.

Incluso antes del referéndum, se barajaban varios nombres para ocupar la jefatura de gobierno, entre ellos el ministro de Finanzas, Pier Carlo Padoan, quien anuló su participación en el Eurogrupo de Bruselas para quedarse en Roma.

Su nombramiento podría servir para tranquilizar los mercados, que temen una nueva fase de inestabilidad política en la tercera economía de la zona euro.

El lunes por la mañana, la Bolsa de Milán abrió a la baja de 1,29%, con la mayoría de los bancos en rojo, mientras que las tasas de interés de los títulos de deuda con vencimiento a 10 años subieron de forma clara aunque no se dispararon.

El euro también caía hasta 1,0571 dólares.

En Europa, esta victoria del no es motivo de preocupación.

El ministro alemán de Relaciones Exteriores, Franck-Walter Steinmeier, estimó el lunes que "podemos alegrarnos de que los electores austriacos no votaran por el candidato de las fuerzas populistas, pero vemos el resultado en Italia con inquietud".

"No es un mensaje positivo para Europa, en tiempos difíciles", prosiguió Steinmeier.

Tras poco más de 1.000 días como primer ministro, sólo superado por Bettino Craxi y Silvio Berlusconi, Matteo Renzi, deja detrás de él una Italia que consiguió recuperar el crecimiento pero no lo suficiente para cambiar la situación del país.

Llegó al poder en febrero de 2014 con un programa repleto de reformas. Pero, a pesar de su empeño y energía, su perseverancia no convenció a sus conciudadanos.

La mayoría de la clase política, desde la extrema izquierda hasta la extrema derecha, e incluso críticos de la propia formación de Renzi, el Partido Democrático (PD), estaba a favor del no a la reforma que, según ellos, otorgaba demasiado poder al jefe de gobierno.   "La victoria del no tiene muchos padres", comentó en una editorial Mario Calabresi, director de La Repubblica. Pero además de esta convergencia política, se pone de manifiesto "la cólera, la frustración y el descontento: el voto de los que dicen no al desempleo, a la precariedad, a las incertidumbres y al empobrecimiento, pero también a los migrantes".

Otra incógnita es saber si Renzi también dejará la dirección de su partido, totalmente dividido tras la batalla por el referéndum.

(05-12-2016)

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia