Mundo

La izquierda radical será clave para independencia de Cataluña

Elecciones. Además de nuevo parlamento, la votación podría definir el futuro.

Cierre. Miles de asistentes al mitin de ‘Junts pel Sí’, en la avenida María Cristina de Barcelona, alumbran con sus teléfonos celulares.Foto: EFE

Cierre. Miles de asistentes al mitin de ‘Junts pel Sí’, en la avenida María Cristina de Barcelona, alumbran con sus teléfonos celulares.Foto: EFE

La Razón (Edición Impresa) / AFP / Barcelona (España)

01:26 / 27 de septiembre de 2015

Visten camisetas reivindicativas, amenazan con sandalias a exdirectores del FMI y podrían ser claves para el independentismo catalán en su objetivo de divorciarse de España. Son militantes de la CUP, un pequeño partido de izquierda radical e internacionalista.

Si la campaña previa a las elecciones de hoy se centró en el presidente regional Artur Mas o el jefe de gobierno español, Mariano Rajoy, los focos podrían dirigirse mañana a un grupo de jóvenes luciendo camisetas reivindicativas, jeans y pendientes.

Los sondeos muestran que el apoyo del partido anticapitalista Candidatura de Unidad Popular (CUP), encabezado por el periodista Antonio Baños, será crucial para sellar una mayoría proindependentista en el próximo parlamento regional.

Este movimiento ciudadano, que toma todas sus decisiones en asambleas municipales, nació a finales de 1980 y, tras décadas de discreción, la crisis lo impulsó al primer plano de la política regional. En 2012 consiguieron tres diputados en el parlamento catalán, prometiendo ser “el caballo de Troya de las clases populares”. En las municipales de 2015 cuadriplicaron su número de ediles hasta 385 y consiguieron 14 alcaldías.

Para la CUP la secesión “no es para defender una identidad nacional o una lengua. Es para defender un marco de derechos y libertades mucho mejor”, asegura a la AFP Quim Arrufat, de 32 años, uno de los tres diputados. “Es la oportunidad de las clases populares para construir una sociedad libre”, explica.

El líder de su actual grupo parlamentario, David Fernández, añadió colorido a la política regional catalana con sus centenares de camisetas radicales y sus provocativas intervenciones en los debates.

En una audiencia parlamentaria al banquero español y exdirector del Fondo Monetario Internacional Rodrigo Rato, investigado por fraude, Fernández alzó su sandalia en un gesto árabe de desprecio y le dijo: “¡hasta pronto, gángster!”.

En el voto de hoy, la CUP podría triplicar su número de escaños a nueve, con alrededor del 7% del voto. Podrían ser los diputados que necesitaría la coalición Junts pel Sí (Juntos por el Sí), del presidente nacionalista conservador Artur Mas, para superar la mayoría de 68 escaños sobre 135 de la cámara.

Éste convocó las elecciones como una especie de referéndum sobre la independencia.

La CUP forma parte de la ola de partidos de izquierda radical que ganaron influencia en Europa durante la última crisis económica.Pero a pesar de declararse internacionalistas y hermanados al resto de clases obreras de España, estiman que la construcción de una sociedad justa en Cataluña solo puede obtenerse con un nuevo Estado.

“La independencia y la justicia social tienen que ir de la mano”, dice Bernat Pelach, un matemático de 30 años en el último mitin electoral del viernes en Badalona, un suburbio de 200.000 habitantes de Barcelona.

En un anfiteatro, los candidatos de la CUP e invitados daban discursos contra la austeridad, la especulación inmobiliaria y los desahucios.

Badalona estaba gobernada por el Partido Popular de Rajoy hasta las municipales de mayo, cuando la oposición se alió para investir a una alcaldesa de la CUP. Fue un símbolo de la nueva dinámica política tras la crisis en España, que convierte las elecciones legislativas de diciembre en las más impredecibles en décadas.

En la próxima legislatura, la CUP quiere ser decisiva. La coalición de izquierda y derecha de Mas, Junts pel Sí, pretende lanzar un proceso de secesión hacia la constitución de la república catalana en 2017. Pero para ello tendrán que escuchar las peticiones de la CUP, entre ellas no investir como presidente a Artur Mas, a quien relacionan con la austeridad, la corrupción y la privatización.

Gobierno catalán denuncia trabas para votar

AFP - Barcelona (España)

El gobierno regional de Cataluña denunció que la junta electoral nacional no facilitó el voto por correo desde el extranjero para las elecciones de hoy, que podrían desencadenar un proceso de secesión en esta región española.

“Hago un lamento porque hay catalanes residentes en el extranjero que pese a querer votar, no pudieron hacerlo”, aseguró la encargada del dispositivo electoral del gobierno regional, Meritxell Borras, en rueda de prensa.

La dirigente explicó en la vigilia electoral que, debido a la impugnación de algunas candidaturas, su departamento no pudo enviar las boletas al extranjero hasta nueve días después de que empezara el plazo legal para ese proceso, por lo que lamentó que “muchas papeletas no llegaron a sus países de destino a tiempo”.

Por ello, su departamento pidió en dos ocasiones alargar el plazo para votar desde el extranjero pero la junta electoral lo denegó. “Lamentamos esa insensibilidad a las demandas de los ciudadanos porque al fin y al cabo es impedir que los ciudadanos en el extranjero hayan podido emitir su voto con normalidad”, dijo.

Aun así, 21.771 catalanes (un 11% de los residentes en el extranjero) votaron por correo en estas elecciones. Las solicitudes de voto por correo aumentaron un 70% respecto a los últimos comicios regionales de 2012, cuando ya se había marcado un récord de participación global (68%).

“Son unas elecciones que han despertado interés y expectativas muy altas, como nunca, tanto en cataluña como en el resto del mundo”, dijo Borras.

A priori las elecciones sirven únicamente para renovar el parlamento regional, pero los independentistas quieren convertirlas en el referéndum sobre la secesión que reclaman desde 2012.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia