Mundo

El juez Garzón se sienta en banquillo de los acusados

Juicio. Tras el caso por escuchas a reos, será procesado por investigar al franquismo

AFP / Madrid

02:57 / 18 de enero de 2012

El juez español Baltasar Garzón se sentó ayer en el banquillo de los acusados, por ordenar presuntas escuchas ilegales en un caso de corrupción. La próxima semana, el magistrado será juzgado por tratar de investigar crímenes del franquismo.

Vestido con toga negra y puños de encaje blanco sobre un traje gris con corbata clara, el juez Garzón, de 56 años, compareció con semblante serio ante el Tribunal Supremo de Madrid para el primero de una serie de juicios que amenazan con poner fin a su carrera.

En este caso, se le acusa de vulnerar el derecho a la defensa por haber ordenado la grabación de conversaciones en prisión entre abogados defensores y clientes, presuntos cabecillas de una red de corrupción, conocida como “trama Gürtel”, que en 2009 implicó a altos cargos del Partido Popular, que ahora gobierna España.

De ser declarado culpable, el juez, reconocido por la detención del exdictador chileno Augusto Pinochet en 1998 en Londres y suspendido de sus funciones desde mayo de 2010, podría ser condenado a un máximo de 17 años de inhabilitación profesional.

En un caso mucho más esperado, desde el 24 de enero Garzón será juzgado por su intento de investigar sobre los más de 100 mil desaparecidos de la Guerra Civil española (1936-39) y de la dictadura franquista (1939-75), pese a la ley de amnistía de 1977.

Nunca antes un juez español había sido juzgado por ordenar la intervención de conversaciones de detenidos, práctica para la que las prisiones españolas están especialmente equipadas.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia