Mundo

La madre de niño abatido por policías pide renuncia

El menor fue herido por agentes durante una protesta en julio

La Razón (Edición Impresa) / EFE / PUEBLA (MÉXICO)

00:00 / 14 de septiembre de 2014

Elia Tamayo, la madre del niño mexicano que murió en julio tras ser herido por policías durante una protesta, aseguró que no habrá justicia mientras no renuncie el gobernador del estado de Puebla, Rafael Moreno.

“Cuando mi hijo cayó herido, quisieron comprarme para que me quedara callada. Hoy les digo: la muerte de mi hijo no se vende”, declaró Tamayo en su casa en la comunidad de San Bernardino Chalchihuapan.

José Luis Tehuatle Tamayo, de 13 años, resultó gravemente herido el 9 de julio durante un enfrentamiento registrado entre policías y pobladores de Chalchihuapan que bloqueaban una autopista para exigir la restitución de los servicios del Registro Civil en su comunidad.

La herida en la cabeza provocó la muerte cerebral del menor, quien fue atendido en un hospital público hasta que el 19 de julio perdió la vida.

Desde entonces las autoridades de Puebla afirmaron varias veces que el menor falleció por el estallido de un cohete arrojado por los manifestantes, una versión que contradecía las declaraciones de la madre del menor, testigo de los hechos.

Los hechos se produjeron después de que entrara en vigor en Puebla una ley que permite a la Policía usar armas de fuego y otras no letales para controlar marchas violentas, emergencias y desastres naturales.

Los habitantes Chalchihuapan preparan para mañana una manifestación para exigir castigo al “Gobierno opresor de Puebla” y que no se repita una tragedia como ésta.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia