Mundo

El mandatario deberá equilibrar el gran poder que tienen los militares

Durante los últimos 14 años, la economía venezolana sufrió grandes transformaciones en su camino a un socialismo con firma propia

Espera. Militares venezolanos aguardan su turno para ejercer su derecho al voto.

Espera. Militares venezolanos aguardan su turno para ejercer su derecho al voto. EFE.

El País / Caracas

04:26 / 15 de abril de 2013

El nuevo presidente deberá equilibrar el poder de los militares y afrontar un difícil panorama económico, con un alto costo de la vida, brotes de desabastecimiento y deterioro generalizado de los servicios públicos.

A lo largo del medio siglo anterior, los líderes civiles de Venezuela desplegaron una serie de esfuerzos para confinar a los uniformados en sus cuarteles y en algunas sinecuras burocráticas desde la que podían disfrutar de ciertas prebendas. Empero, en su deriva para constituirse en sí mismas en el partido político de la revolución, las Fuerzas Armadas venezolanas pasaron de ser el árbitro final en el equilibrio de poder, a ser el poder a secas.

Su poder de fuego se incrementó considerablemente durante el gobierno de Chávez: cálculos de la ONG Control Ciudadano sostienen que entre 2005 y 2012 Venezuela gastó $us 16 mil millones en compras de equipo militar a proveedores externos de Rusia, China y España. Pero su capacidad de incidencia no viene precisamente de allí. El sistema de control e inteligencia política del gobierno, así como la logística de las misiones de asistencia social, descansan sobre la estructura castrense. Once de los actuales gobernadores de las 23 provincias venezolanas, elegidos por voto popular el pasado diciembre, son oficiales retirados. Alrededor de 1.500 oficiales, activos o en retiro, dirigen institutos del Estado en el Gobierno central, los entes autónomos y las gobernaciones regionales.

Al nuevo presidente de Venezuela le tocará lidiar con esa hipertrofia de lo militar. No será sencillo. Muerto Chávez y desaparecidos con él su ascendiente y conocimiento íntimo de la vida castrense, las claves para devolver a los militares a los cuarteles quedan encerradas en una caja negra.

Inflación El nuevo mandatario también deberá frenar una inflación de dos dígitos que el país soporta desde hace 26 años y que se ha mantenido tanto en épocas de crecimiento como en recesión. El Gobierno intentó contener la inflación con estrictas regulaciones, que aunque lograron reducir la velocidad de los precios momentáneamente, se han convertido en una camisa de fuerza para la producción interna, generando brotes de escasez. La devaluación de un 32% en febrero impulsó nuevamente los precios, que en algunos casos se duplicaron de un plumazo, iniciando un nuevo círculo inflacionario que en algún momento creará la necesidad de otra devaluación.

Mercado de divisas y controles

Venezuela sufre de escasez de dólares en medio del control de cambio vigente desde 2003, lo que reduce la disponibilidad de bienes en una economía dependiente de las importaciones e impide a las transnacionales repatriar capitales. La industria también se ve afectada por la falta de divisas.

Limitada capacidad  de inversión

La nueva administración deberá encontrar fórmulas para que el flujo de los petrodólares a los programas sociales gubernamentales, conocidos como misiones, no vulnere la capacidad de inversión de PDVSA, en momentos en que le urge elevar la estancada producción de crudo.

Eficiencia gubernamental   

Durante su gestión, el presidente Chávez hizo de las nacionalizaciones una marca de su gestión, lo que pasó a manos del Estado una lista de firmas petroleras, eléctricas, siderúrgicas, bancos y telefónicas, así como industrias medianas alimenticias, papeleras y de textiles. La ola de expropiaciones dejó una estela de más de 20 arbitrajes internacionales por montos multimillonarios que deberán ser enfrentados por el gobierno de Maduro, que además deberá velar por la eficiencia de las empresas estatales, cuestionada incluso por el propio Chávez. Las industrias mineras y transformadoras de minerales requieren de millonarias inversiones que las saquen de su avanzado deterioro, que las hace inviables económicamente.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia