Mundo

Más de 60 muertos en ataque aéreo a una panadería en Siria

Más de 60 personas murieron ayer en un bombardeo aéreo sobre una panadería en Siria. El suceso coincide con la llegada del emisario de la Organización de Naciones Unidas (ONU) Lakhdar Brahimi, quien intenta de nuevo hallar una solución al conflicto.

Halfaya. La localidad del centro de Siria sufre una crisis humanitaria ante la escasez de pan provocada por el cerco de las tropas de Al-Assad.

Halfaya. La localidad del centro de Siria sufre una crisis humanitaria ante la escasez de pan provocada por el cerco de las tropas de Al-Assad. Foto: AFP

La Razón (Edición impresa) / AFP / Damasco

00:00 / 24 de diciembre de 2012

Las víctimas del bombardeo de la aviación siria se encontraban haciendo cola frente a una panadería en la localidad rebelde de Halfaya, cerca de la ciudad de Hama, indicó la organización no gubernamental (ONG) opositora Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). Y el balance podría aumentar, ya que al menos 50 heridos se hallan en estado crítico, de acuerdo con los datos de la ONG, que se basa en una red de militantes y de médicos.

La red de militantes antirrégimen de los Comités Locales de Coordinación (LCC) denunció “una masacre cometida por las fuerzas del régimen (de Bashar Al-Assad)”, y afirmó que la localidad de Halfaya sufre una crisis humanitaria, ante la escasez de pan provocada por el cerco de las tropas gubernamentales. Según las LCC, decenas de habitantes habían acudido a la panadería tras haberse visto privados de pan durante varios días.

Un video colgado en internet por militantes muestra numerosos cadáveres en medio de los escombros, al pie de un edificio destruido. Un cráter se formó en la carretera adyacente.Emisario. Según la declaración de un militante en el lugar, que se presentó bajo el nombre de Abu Ghazi, esos bombardeos buscan aterrorizar a la población, sobre todo tras los recientes ataques rebeldes en la región de Hama, patrullada por las fuerzas de seguridad desde las multitudinarias manifestaciones contra el régimen a mediados del año pasado.

El mismo domingo, Lakhdar Brahimi, enviado especial de la ONU y de la Liga Árabe, cuya visita no estaba anunciada, llegó por vía terrestre a Siria procedente del vecino Líbano.

En su última visita a Damasco, del 19 al 24 de octubre, el mediador se entrevistó con el presidente Bashar Al-Assad y con varios altos responsables.

Poco antes del arribo de Brahimi, el ministro de Información, Omran Al Zohbi, aseveró que no estaba informado de la visita de Brahimi ni tenía conocimiento del plan del emisario. 

Al Zohbi subrayó que “solamente los sirios participarán en el diálogo nacional”, y acusó a Turquía y Catar de apoyar a los rebeldes, que el régimen de Assad tilda de “terroristas”.

La oposición establece como condición previa a cualquier negociación la salida del poder del presidente Bashar Al-Assad, después de más de 21 meses de revuelta popular, iniciada en marzo del año pasado, y que se ha convertido en una guerra civil entre diferentes facciones, según Naciones Unidas. El conflicto ha dejado ya 44 mil muertos, indica el OSDH.

Un fin de semana sangriento

Domingo

Según el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos, el domingo murieron al menos 174 personas, entre ellas 108 civiles.

Sábado

El sábado perecieron 117 personas, entre ellas 53 soldados y 35 rebeldes, según la misma ONG.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia