Mundo

Las reformas políticas tensionan al Gobierno chileno

Piñera. El Presidente propuso cambiar el sistema electoral, luego dio marcha atrás

EFE / Santiago

02:42 / 13 de enero de 2012

La discusión sobre un cambio al sistema electoral heredado de la dictadura y mantenido inalterado en dos décadas de democracia en Chile, tensiona al oficialismo y debilita al presidente Sebastián Piñera, al evidenciar su falta de liderazgo, según analistas.

Siguiendo una pragmática agenda y el afán de mostrar una posición de estadista, fue el propio Piñera el que puso sobre la mesa el tema —que no estaba en su programa de campaña—, al sondear una reforma electoral con los cuatro exmandatarios de centro izquierda que lo antecedieron.

Las reuniones, sostenidas con cada uno de ellos en la casa de gobierno, alimentaron expectativas en la oposición de sellar un amplio acuerdo para poner fin al sistema electoral binominal, que ha favorecido la conformación de dos grandes bloques políticos (de centro izquierda y derecha) y excluido a las minorías.

A lo largo de los años, el sistema trasladó la competencia electoral al interior de las coaliciones, restando representatividad a los candidatos, y excluyó del Parlamento a los grupos minoritarios.  

Sin embargo, tras reunirse con los líderes del oficialismo, Piñera dio marcha atrás y anunció que la reforma se posponía, para priorizar lo social en 2012, plegándose a la postura de los sectores más duros de la alianza oficialista del liberal partido Renovación Nacional (RN) y la conservadora Unión Demócrata Independiente (UDI). Su decisión desató tensiones. Las críticas de los liberales amenazaron con quebrar el pacto y aliarse con la oposición para llegar a un acuerdo para una reforma.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia