Mundo

Al menos 350 reos mueren al arder una cárcel en Honduras

Tragedia. Decenas perecieron atrapados dentro de sus celdas

Rescate. Forenses empiezan a subir los cadáveres a un camión para ser transportados a Tegucigalpa, donde hoy comienza la identificación.

Rescate. Forenses empiezan a subir los cadáveres a un camión para ser transportados a Tegucigalpa, donde hoy comienza la identificación. Foto: AFP

AFP / Comayagua, Honduras

05:39 / 16 de febrero de 2012

Más de 350 reos murieron calcinados o asfixiados en un incendio el miércoles en el penal de Comayagua, en el centro de Honduras, afirmó el ministro de Seguridad, Pompeyo Bonilla, sin descartar que la cifra de víctimas pueda aumentar.

Cuerpos calcinados abrazados a los barrotes, al parecer víctimas de la larga demora de los guardias en abrir las celdas, fue la escena descrita por reclusos sobrevivientes y por forenses que ingresaron al amanecer a la prisión, a 90 km al norte de Tegucigalpa.

“Hay más de 350 muertos, no descartamos que sea un poco más. Estamos verificando para dar una información exacta de la cifra de esta tragedia”, dijo Bonilla al dar el balance del peor incendio en una cárcel en todo el mundo en la última década.

Defensores de derechos humanos denunciaron negligencia y demoras en abrir las puertas de los reclusos. “Hubo negligencia de abrir los portones. Se debe hacer una investigación exhaustiva”, dijo Andrés Pavón, presidente del Comité para la Defensa de los Derechos Humanos en Honduras.

“Mi hijo se asfixió allí. Los guardias no les abrieron la puerta para que murieran quemados. Si hubieran abierto se hubieran salvado. Había una gran balacera cuando los reos desesperados querían salir”, denunció Johel Leonidas Medina, de 69 años.

Aterrados por las llamas, los reos que lograron salir de sus celdas debieron además sortear disparos al aire de los guardias que, según testimonios, creyeron que se trataba de un intento de fuga del penal, en cuya entrada está inscrita la frase: “Hágase justicia aunque el mundo perezca”.

“La gente quería salir por el portón, pero nadie nos abría, levantamos entre todos las láminas del techo y saltamos por el techo, y saltamos un muro”, contó Fabricio Contreras, de 34 años, a quien salvar su vida le costó un tobillo quebrado, en el hospital Santa Teresa (Comayagua).

Pesquisa. En un mensaje al país en cadena de televisión, el presidente Porfirio Lobo anunció la separación temporal de las autoridades penitenciarias para garantizar una investigación eficaz de las causas del incendio.

“Haremos la investigación para determinar qué provocó esta lamentable e inaceptable tragedia, para dilucidar responsabilidades”, manifestó.

Por la noche, los primeros 115 cadáveres recogidos por los servicios forenses partieron en contenedores refrigerados rumbo a la morgue de Tegucigalpa, donde hoy médicos forenses, con ayuda de equipos extranjeros, comenzarán la identificación.

Honduras es considerado el país más violento del mundo, con una tasa de homicidios anual de 82 por cada 100 mil habitantes. El narcotráfico lo usa como ruta alternativa para el trasiego de droga hacia Estados Unidos.

Datos sobre las posibles causas

Inicio. El siniestro habría comenzado a las 22H50 del martes y fue controlado tres horas después.

Hipótesis. Las autoridades investigan dos hipótesis para el origen del fuego: un cortocircuito y incendio intencional de un colchón con fines suicidas.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia