Mundo

Con el resultado ‘irreversible’, Hernández prepara gobierno

Honduras. Xiomara Castro mantiene que hubo fraude en las urnas

Vigilancia. Militares con todos sus pertrechos vigilan un acceso a la casa presidencial en Tegucigalpa.

Vigilancia. Militares con todos sus pertrechos vigilan un acceso a la casa presidencial en Tegucigalpa. EFE.

AFP / Tegucigalpa

02:42 / 26 de noviembre de 2013

El derechista Juan Orlando Hernández reivindicó ayer su victoria en los comicios de Honduras y empezó a perfilar su gobierno. La izquierdista Xiomara Castro alegaba fraude y sus seguidores protestaron en las calles vigilados por militares y policías.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Honduras anunció anoche que es “irreversible” el resultado de la elección presidencial que da la victoria a Hernández con el 34,08% de los votos contra el 28,92% de Castro, escrutado el 67% de las mesas electorales.

“No aceptamos los resultados”, sentenció Zelaya, esposa del derrocado presidente Manuel Zelaya, en la rueda de prensa que dio la tarde de ayer, respaldada por cientos de seguidores de su partido Libertad y Refundación (Libre), que vestidos de rojo y negro, gritaban: “Se oye, se siente, Xiomara presidente”.

  “El resultado es contundente. Las cifras que hemos dado reflejan una tendencia que es irreversible. Los resultados no van a variar”, declaró anoche el magistrado David Matamoros, presidente del TSE, quien aclaró que no estaba proclamando un ganador.

En cadena nacional de radio y televisión, Matomoros señaló que ayer los magistrados se reunieron con dirigentes de partidos políticos —que no precisó— y habían logrado “resolver muchas inconsistencias” en las actas.

Castro rechaza los informes del TSE por considerar que hay “serias inconsistencias” en el 20% de las actas electorales (400.000 votos) a través de la “transmisión irregular de resultados”.

Aunque el TSE aún no proclamó un ganador, Hernández, abogado de 45 años, se declaró triunfador la noche del domingo y ayer nombró una comisión para preparar el traspaso de poderes en enero.  “Ya el pueblo eligió, ahora a trabajar”, afirmó ayer el también presidente del Congreso, quien convocó a Castro a trabajar por un “gran pacto nacional” contra la inseguridad y la pobreza que son los principales problemas del país.

Los reconocimientos a Hernández empezaron a llegar desde Colombia, Guatemala, Panamá, Costa Rica y Nicaragua, pese a su gobierno de izquierda. Estados Unidos destacó que la elección fue “en general transparente”. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, acusó por su parte a Washington de intervenir en los comicios con programas cívicos.

Simpatizantes de los dos candidatos no salieron ayer a celebrar, pero seguidores de Castro y Zelaya protestaron frente al TSE y en otros puntos de la capital, hasta caer la noche, vigilados por policías y militares. “Estamos indignados. Fuimos a votar con la esperanza de un cambio y lo que ocurrió fue un fraude”, declaró  Daniela Barahona, una joven que llevaba una bandera roja, de Libre.

Soldados mantienen vigilada la Casa Presidencial, la Fiscalía, el TSE, hoteles y otros lugares estratégicos de la capital. Zelaya, derrocado por una alianza cívico-militar de derecha en junio de 2009, advirtió que como las protestas contra el golpe de Estado, los seguidores de Castro van a defender “la victoria que obtuvimos en las urnas”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia