Mundo

Los seguidores de Lugo consideran que fue muy indulgente

La coalición tenía matices políticos muy dispares y contrarios al Jefe de Estado.

Aliados. Fernando Lugo y Federico Franco, en campaña, en 2006.

Aliados. Fernando Lugo y Federico Franco, en campaña, en 2006. Foto: AFP

La Razón / El País / Asunción

00:00 / 24 de junio de 2012

Puso a Paraguay en el mapa en abril de 2008 cuando accedió a la presidencia con el 40% de los votos y puso fin a 61 años de gobierno del conservador Partido Colorado. Obispo desde 1997 hasta que colgó los hábitos en 2005 para dedicarse a la política.

De izquierdas, tenía 56 años y prometió una reforma agraria que pusiera fin al monopolio de las tierras por parte de la oligarquía beneficiada por la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989).

El 76% de la población creía que las cosas iban a mejorar con él. Sin embargo, Paraguay solo volvió a salir en el mapa cada vez que Lugo reconocía la paternidad de algún hijo ilegítimo. El primero se conoció en 2009 y el segundo a principios de este mes. Ambos fueron concebidos cuando ejercía de obispo. Pero eso no perjudicó gran cosa su carrera política.

Detonante. La derecha le acusó de tolerar y fomentar ocupaciones de tierra que practican con los campesinos de la Liga Nacional de Carperos. Los escarceos solían saldarse sin muertes. Hasta que, el 15 de junio en una ocupación en el norte del país, murieron seis policías y 11 campesinos.

La oposición puso su dedo acusador sobre el Presidente. Lugo destituyó al ministro de Interior y colocó en su lugar a otro del Partido Colorado. Pero eso solo sirvió para enardecer aún más los ánimos de liberales con los que gobernaba en coalición.

Se unieron conservadores y liberales y fueron por él. Con el gesto de intentar hasta última hora congraciarse con unos y con otros, quedaba retratada su manera conciliadora de entender la política. “Dio demasiada libertad a sus ministros”, indicaba ayer Óscar Rodríguez, economista y profesor en la Universidad Católica de Asunción. “Incluso dentro de su formación, el Frente de Guazú, hay gente con visiones muy distintas ante problemas concretos”.

Lugo gobernaba con los aliados del partido liberal, pero también fue otorgando ministerios al Partido Colorado. El Ministerio de Agricultura estaba dominado por políticas neoliberales y el de Medio Ambiente, controlado por la izquierda radical.

“Le fue difícil sacarse la sotana”, comentaba ayer un miembro del Frente Guazú. “Veía con mucha bondad a todos los rivales, como si fueran feligreses. Apelaba a la bondad de la persona sin tener en cuenta que mucha de ellos tienen intereses económicos muy grandes y poderosos”.

Transcurrieron más de cuatro años y Lugo nunca pudo poner en práctica sus ideales de la redistribución de la tierra.

Sus seguidores estiman que los enemigos de Lugo eran demasiado poderosos: el sistema judicial, la Cámara de Diputados y los grandes medios de comunicación sirven a los intereses de una pequeña oligarquía, según los partidarios de Lugo.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia