Mundo

Se suicidó Odlanier Mena, jefe represor de dictadura chilena

Su abogado, Fernando Balmaceda, vinculó el hecho con el anunciado cierre del penal Cordillera y el traslado de los diez reos recluidos allí al de Punta Peuco, a 35 kilómetros de la capital chilena.

Cordillera. La cárcel donde Odlanier Mena (recuadro) cumplía una condena por su responsabilidad en el homicidio de militantes socialistas. Foto: El Clarín

Cordillera. La cárcel donde Odlanier Mena (recuadro) cumplía una condena por su responsabilidad en el homicidio de militantes socialistas. Foto: El Clarín

La Razón (Edición Impresa) / AFP, EFE / Santiago de Chile

00:00 / 29 de septiembre de 2013

Odlanier Mena, exdirector de la Central Nacional de Informaciones (CNI) durante la dictadura de Augusto Pinochet, se suicidó ayer. Era uno de los diez reos afectados por la decisión de cerrar un penal especial para condenados por violaciones de los derechos humanos durante 1973 y 1990.  De acuerdo con fuentes policiales, Mena, de 86 años, se quitó la vida con un disparo en la sien en su domicilio, donde estaba disfrutando de un permiso especial de fin de semana.

Su abogado, Fernando Balmaceda, vinculó el hecho con el anunciado cierre del penal Cordillera y el traslado de los diez reos recluidos allí al de Punta Peuco, a 35 kilómetros de la capital chilena y también reservado para los condenados por violaciones de los derechos humanos durante la dictadura.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, el primer gobernante de derecha en dos décadas, ordenó el jueves la clausura de la penitenciaría, una decisión que le valió aplausos de la oposición y agudas críticas desde los dos partidos que conforman su alianza de gobierno y de los seguidores del desaparecido Augusto Pinochet.

En Cordillera, los oficiales retirados que se encuentran condenados por violaciones a los derechos humanos gozan de condiciones privilegiadas.

Oxígeno. Tras el fallecimiento de Mena, el abogado Balmaceda indicó que el militar retirado “se encontraba en una situación de salud muy delicada, necesitaba auxilio de oxígeno, situación que estaba en conocimiento de Gendarmería y del personal médico que lo atendía”.

“Estaba terriblemente afectado por el traslado, le afectaba mucho que en Punta Peuco no iba a tener la atención médica que necesitaba”, añadió.

Mena fue condenado a fines de 2008 a seis años de cárcel por tres homicidios calificados, dentro del caso denominado Caravana de la Muerte, y era el único preso de Cordillera que podía salir del reclusorio los fines de semana, desde junio de 2011.

A últimas horas del viernes, Gendarmería tenía dispuesto el traslado de los represores de la dictadura militar, pero al parecer la concentración de periodistas a las afueras del penal hizo que la institución aplazara la medida.

En Cordillera Mena compartía una de las cabañas con el brigadier Pedro Espinoza Bravo, que fue el segundo jefe de la DINA (Dirección de Inteligencia Nacional), detrás del general Manuel Contreras. En los años 70, el fallecido mantuvo públicas discrepancias con el general Contreras.

De forma coincidente con su muerte, ayer el diario El Mercurio publicó una carta suya en la que desmiente haber formado parte del denominado Plan Cóndor, la coordinación que hubo entre las dictaduras de los países del cono sur para eliminar opositores entre los años 70 y 80.

Director del órgano represivo

Pena

Mena fue condenado a seis años por su responsabilidad en el fusilamiento de tres militantes socialistas en 1973.

Líder

Mena fue el primer jefe de la CNI tras la decisión de Augusto Pinochet de disolver la Dirección de Inteligencia Nacional.

Mena participó en la Caravana de la Muerte

EFE y AFP

El militar retirado Odlanier Mena fue condenado a fines de 2008 a seis años de cárcel por tres homicidios calificados, dentro del caso denominado Caravana de la Muerte,

La Caravana de la Muerte fue el nombre que recibió una comitiva militar comandada por el general Sergio Arellano Stark, que entre octubre y noviembre de 1973, pocos meses después del golpe de Augusto Pinochet, se desplazó por Chile ejecutando sin juicios a aproximadamente un centenar de presos políticos. Mena fue condenado por la responsabilidad de mando que tuvo en Arica, cuando fueron fusilados tres militantes socialistas en 1973.

El exefectivo fue el primer jefe que tuvo la Central Nacional de Informaciones (CNI), después de que Pinochet tomó la decisión de disolver la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), policía política que operó en los primeros y más sangrientos años de la dictadura (1973-1990), que se saldó con más de 3.200 muertos y desaparecidos.

Ayer, el diario El Mercurio publicó una carta de Mena en la que niega su participación en el Plan Cóndor, una instancia de coordinación represiva entre las dictaduras militares del cono sur entre los años 70 y 80.

“Declaro bajo juramento que no he tenido conocimiento ni participación en dichas acciones ilegales”, asegura Mena en la misiva, en la que agrega que en 1974 aceptó un cargo en la  DINE (Dirección de Inteligencia del Ejército), “con la condición de no tener contacto alguno con (Manuel) Contreras.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia