Mundo

El supertifón Haiyan causa 10.000 muertos en Filipinas

Temor. Decenas de poblaciones están aisladas, por lo que se teme que los muertos aumenten

Desastre. Filipinos caminan entre los escombros en la devastada ciudad de Tacloban, ayer.

Desastre. Filipinos caminan entre los escombros en la devastada ciudad de Tacloban, ayer. EFE.

AFP y EFE / Manila

03:11 / 11 de noviembre de 2013

El supertifón Haiyan dejó al menos 10.000 muertos y 2.000 desaparecidos en su paso por Filipinas, lo que lo convierte en el desastre natural más mortífero registrado en este país, según estimaciones de las autoridades el domingo.

Los equipos de rescate tenían dificultades para llegar a las localidades afectadas, donde se desconoce la cifra de muertos, mientras que los supervivientes buscaban comida ante la escasez de suministros e intentaban encontrar a sus seres queridos. “La gente camina como zombie en busca de comida”, dijo Jenny Chu, estudiante de Medicina en Leyte. La mayoría de las muertes parecieron haber sido causadas por el crecimiento de las aguas, que muchos compararon con un tsunami.

Dos islas del centro del archipiélago filipino, que se encontraban en plena trayectoria de Haiyan cuando sacudió la zona el viernes de madrugada, han sido especialmente afectadas. “Nos reunimos con el gobernador (de la provincia de Leyte) y basándonos en las estimaciones del Gobierno hay 10.000 fallecidos”, declaró a la prensa Elmer Soria, un alto responsable policial de Tacloban, la capital de la provincia de Leyte, en la isla del mismo nombre.

En Samar, punto de entrada del tifón en el país el viernes, se confirmó la muerte de al menos 300 personas en la pequeña ciudad de Basey, y 2.000 están desaparecidas en toda la isla, indicó Leo Dacaynos, miembro del consejo de gestión de catástrofes.

También se confirmó la muerte de decenas de personas en otras ciudades y provincias devastadas por el supertifón en un frente de 600 km. Numerosas localidades permanecían incomunicadas y las autoridades parecían superadas por la magnitud de la catástrofe y el número de víctimas por rescatar.

Casas destruidas, postes eléctricos arrancados, vehículos volcados y supervivientes aturdidos deambulando por las calles, el paisaje que dejó el paso de Haiyan, acompañado por vientos de hasta 315 km/hora, recordaba al dejado por el tsunami en Asia en diciembre de 2004. “Desde un helicóptero puede verse el alcance de la devastación. Desde la costa y un kilómetro adentro no hay estructuras en pie. Fue como un tsunami”, dijo el ministro del Interior, Manuel Roxas. “No sé cómo describir lo que he visto. Es horrible”, agregó.

Testigos narraron que saqueadores arrasaron con varias tiendas en Tacloban, en momentos en que los esfuerzos de los socorristas por entregar alimentos y agua se veían obstaculizados por el corte de caminos y de los sistemas de comunicaciones. Una estación de televisión informó que los cajeros automáticos fueron abiertos.

Turbas atacaron camiones con comida y tiendas en Leyte, dijo el director de la Cruz Roja filipina, Richard Gordon. “Hay pandillas operando allí”, afirmó. El presidente Benigno Aquino aseguró que el Gobierno desplegó a 300 soldados y policías para restablecer el orden y que consideraba aplicar el estado de emergencia en Tacloban para restaurar la seguridad. “Esta noche, una columna de vehículos blindados llegará a Tacloban para mostrar la resolución del Gobierno para detener este saqueo”, dijo.

Riesgos. La tragedia y devastación causada en Filipinas por el tifón Haiyan aumenta el riesgo de que los niños filipinos caigan en manos de redes de tráfico de menores, advirtió ayer Unicef.  Las primeras horas tras el desastre son “fundamentales” para evitar este tipo de peligro, dijo a EFE la directora de emergencias de la agencia de la ONU para la infancia y la juventud, Carmen Molina, quien subrayó la necesidad de “localizar, identificar y mantener en espacios seguros” a los 1,7 millones de menores que viven en las zonas afectadas por el tifón, como paso previo a que puedan ser reagrupados con sus familias.

Molina explicó que Unicef trabaja ahora en una “primera evaluación” sobre el terreno y que se han enviado 60 toneladas métricas de medicinas, agua y mantas desde Copenhague, ayuda que llegará “en las próximas horas” a Filipinas.

Deja un muerto en China

Una persona ha muerto y siete están desa- parecidas tras la llegada a China del tifón Haiyan, que ha causado miles de fallecidos en Filipinas y también ha producido graves daños en Vietnam y Taiwán, informó hoy la agencia oficial Xinhua. Los siete desa- parecidos forman parte de la tripulación de un barco que, tras romperse la cuerda a la que estaba amarrado al muelle, quedó a la deriva en aguas próximas a la isla meridional de Haiyan.

Personalidades y países se solidarizan con los afectados

AFP

Varios países han propuesto su ayuda a Filipinas. EEUU entregará helicópteros, aviones, navíos y equipamientos destinados a la búsqueda y el rescate, a pedido de Manila, anunció el secretario de Defensa estadounidense, Chuck Hagels.

Australia y Nueva Zelanda entregaron el domingo medio millón de dólares a la Cruz Roja de Filipinas e indicaron que podrían proporcionar una ayuda adicional. El Programa Mundial de Alimentos (PAM), una agencia de las Naciones Unidas, está organizando el traslado de 40 toneladas de alimentos y Unicef ya ha preparado 60 toneladas de material sanitario y de supervivencia que debería llegar a Filipinas el martes.

A su vez, el papa Francisco pidió vía Twitter a los católicos que recen por las víctimas y el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, dijo estar “profundamente entristecido por la amplitud de las pérdidas humanas”.

Tormenta llega debilitada a Vietnam

EFE

El tifón Haiyan llegó este lunes al norte de Vietnam con vientos de más de 100 kilómetros por hora tres días después de su devastador paso por Filipinas donde causó miles de muertos, informó la prensa estatal.

El tifón entró de madrugada por las provincias de Nam Dinh y Quang Ninh, donde se encuentra la Bahía de Ha Long, tras virar su trayectoria hacia el norte mientras cruzaba el Mar de China Meridional, según informó el diario Than Nien.

El Haiyan llegó debilitado a Vietnam donde, según el Centro Nacional de Previsiones Meteorológicas, se desplazará hacia el norte a una velocidad de 30 kilómetros por hora con vientos de entre 62 y 88 kilómetros por hora con picos de hasta 117. En Ha Long, varias calles quedaron inundadas por una crecida del mar de medio metro mientras el viento arrancó árboles y causó daños en varias casas, según el portal Tuoi Tre.

Al menos cinco personas murieron y unas 22 resultaron heridas en varios accidentes, mientras las autoridades hacían los preparativos ante la llegada del tifón que obligó a evacuar a unas 600.000 personas en la zona del litoral central y norte del país.

El Centro Nacional de Previsiones Meteorológicas vietnamita prevé que el Haiyan abandone Vietnam por la tarde y se adentre en las provincias del sur de China debilitado como tormenta tropical. El Haiyan llegó a Vietnam tras arrasar varias regiones del este de Filipinas, donde las autoridades estiman que el tifón ha causado al menos unos 10.000 muertos y ha dejado tras de sí un paisaje de destrucción total.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia