Mundo

La tensión racial en EEUU pone en apuros a Obama

Violencia. El Presidente de EEUU asume un discurso cauteloso

Info disturbios EEUU.

Info disturbios EEUU.

La Razón (Edición Impresa) / AFP / Washington

01:00 / 20 de agosto de 2014

Bajo una foto de Barack Obama que blandían manifestantes en la pequeña ciudad de Ferguson, sacudida desde hace una semana por disturbios, el mensaje al primer gobernante negro de Estados Unidos es fuerte y claro: “¡Por favor, venga ahora!”.

El cartel estaba entre los que portaban los manifestantes en Ferguson, Misuri (centro de EEUU), donde un adolescente negro, Michael Brown, desarmado fue muerto a balazos por un policía blanco hace diez días, lo que provocó violentas protestas.

El hecho resume en parte las elevadas expectativas de la comunidad negra estadounidense ante el histórico triunfo electoral de Obama. Pero también concierne a asuntos que preocupan al Mandatario desde que asumió el poder en 2009: ¿Debe involucrarse personalmente cuando episodios locales tienen componentes racistas?

Desconfianza. En algunos estados del sur de Estados Unidos la segregación racial se abolió hace apenas medio siglo, pero el país tiene ahora un presidente que se encuentra en una situación delicada con relación a temas altamente controvertidos.  

Obama expresó sus opiniones el lunes tras los últimos disturbios. En un discurso muy cauteloso, exigió moderación a las fuerzas de seguridad y a los manifestantes, que evitarán la violencia, porque debilita, en lugar de fortalecer, la búsqueda de justicia.

Pero cuando se le preguntó si tenía previsto intervenir personalmente en un drama que sacude a todo el país desde hace más de una semana, Obama pareció descartar una eventualidad tan simbólica como una visita a la ciudad de Ferguson. No obstante, y claramente incómodo, abordó el asunto desde una perspectiva más amplia: “Como estadounidenses debemos aprovechar este momento para volver a encontrar nuestra humanidad compartida”, afirmó.

“He dicho esto antes, en demasiadas comunidades existe un abismo de desconfianza entre los residentes locales y las fuerzas de seguridad”, admitió.  

“En demasiadas comunidades, demasiados jóvenes de color han sido marginados y son vistos únicamente como fuente de temor”.  Sin embargo, el Presidente también advirtió que la lucha contra la discriminación racial es un proyecto a largo plazo que Estados Unidos ha emprendido hace 200 años.

Desde el final de su primer mandato, Obama (electo gracias al fuerte apoyo de las minorías) advirtió contra las expectativas desmedidas. “Jamás acepté la idea de que mi elección suponía el ingreso a una era posracial”, declaró en entrevista a la revista Rolling Stone en abril de 2012.

Señales. Sherrilyn Ifill, presidenta del Fondo para la Defensa Legal (NAACP), la rama jurídica de la mayor organización de defensa de las libertades civiles en Estados Unidos, dijo que era correcto que el gobernante mantuviera cierta distancia de los eventos cotidianos. “Debemos ser muy cuidadosos para no convertirnos en adictos a pedirle al presidente que hable en todo momento”, opinó.

Ifill señaló que la Casa Blanca apoyó en los últimos días una investigación federal civil sobre los sucesos de Ferguson y una autopsia independiente de la realizada por las autoridades locales.

Adolphus Pruitt, presidente de la delegación de la NAACP en Saint Louis, indicó que los episodios de Ferguson justifican que Obama “se ocupe de lidiar con la difícil situación de la población que carece de derechos en este país”.

“Ahora es tiempo de enviar mensajes muy fuertes”, expresó Pruitt. “Ahora algunos focos deben orientarse hacia los vecinos de Michael Brown”, explicó. Durante la campaña electoral que lo condujo a su primera victoria presidencial, Obama abordó en discursos la situación racial.

Seis heridos de bala en disturbios

Seis personas fueron heridas de bala y 31 detenidas la madrugada del martes en una nueva jornada de violencia en Ferguson, estado de Misuri (Estados Unidos), donde siguen las manifestaciones a raíz de la muerte de un joven negro a manos de un uniformado blanco. Las protestas y la violencia no han cesado en Ferguson desde que el 9 de agosto un policía blanco, Darren Wilson, mató a tiros a Michael Brown, un joven negro de 18 años que estaba desarmado.

La Policía afirmó que un pequeño grupo de manifestantes disparó y lanzó piedras y cócteles molotov contra los agentes, que respondieron con gases lacrimógenos, apoyados por un vehículo blindado y un helicóptero.

Cuatro policías y dos personas que participaban en la protesta resultaron heridos de bala por disparos de los manifestantes, ya que las autoridades no abrieron fuego, indicó el capitán Ronald Johnson, jefe policial de Ferguson. Según el funcionario, 31 personas fueron detenidas durante la manifestación, que había comenzado de forma pacífica.

En los incidentes resultaron además heridos cuatro agentes de policía por el lanzamiento de objetos por miembros de más de 200 manifestantes, añadió Johnson, un funcionario afroamericano. “Por la noche hay una dinámica peligrosa”, dijo. La noche “permite a un agitadores violentos esconderse entre la multitud para luego tratar de sembrar el caos”, afirmó el jefe policial.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia