Mundo

Al menos 80.000 turistas rusos saldrán de Egipto

Se cumple una semana de la tragedia del avión de Metrojet

Seguridad. Duros controles en el aeropuerto de Sharm el Sheij.

Seguridad. Duros controles en el aeropuerto de Sharm el Sheij. Foto: EFE

La Razón (Edición Impresa) / EFE / Moscú

00:00 / 08 de noviembre de 2015

Rusia comenzó ayer una operación de retorno ordenado de sus turistas en Egipto, después de suspender todos los vuelos al país árabe y cuando se cumple una semana de la tragedia del avión de Metrojet, en la que murieron 224 personas.

“No se trata de una evacuación urgente: hablamos del regreso programado de los ciudadanos a Rusia”, señaló el director de la Agencia Federal de Rusia para el Turismo, Oleg Safónov, tras una reunión con los principales operadores turísticos del país.

Egipto es el segundo destino extranjero preferido por los rusos después de Turquía, por lo que allí se encuentran actualmente casi 80.000 personas que regresarán a su país en las fechas que tenían previsto.

Casi ninguno de ellos volverá en los próximos meses ya que el viernes, el presidente ruso, Vladímir Putin, ordenó la suspensión de todos los vuelos de pasajeros a Egipto siguiendo la recomendación del Servicio Federal de Seguridad (FSB), la agencia de inteligencia rusa. Los viajes no se reanudarían hasta que se esclarezcan completamente las causas de la catástrofe aérea, de acuerdo con el anuncio del FSB.

Equipajes. Sin embargo, el viceprimer ministro, Arkadi Dvorkóvich, jefe del gabinete de crisis creado por el Gobierno ruso, ha dado a entender que la medida podría tener una duración de varias semanas, y no de meses, que es lo que podría abarcar la investigación de la tragedia.

Al menos 1.200 turistas ya han vuelto a Rusia pero solo con su equipaje de mano, porque las autoridades dispusieron que la mayor parte de las maletas sean transportadas aparte, en aviones de carga habilitados para esta operación de retorno.

Aún no hay conclusiones

El jefe de la comisión de investigación del accidente del avión ruso, Aiman al Muqadem, aseguró ayer que todavía no se puede determinar la causa por la que el aparato cayó sobre la península del Sinaí.

El Muqadem indicó que “todos los escenarios están sobre la mesa” y que la desintegración pudo ser provocada “por unas baterías en el equipaje de un pasajero, por fatiga en el cuerpo del avión o por la explosión de algo”. Insistió en que los investigadores todavía se encuentran en la fase de “recolección de información y datos”.

Uno de los investigadores aseguró a la televisión pública francesa que el ruido de una explosión se oye claramente la grabación registrada en las cajas negras del avión. Muqadem admitió que su equipo “escuchó en el último segundo de la grabación un sonido que requiere un análisis” más profundo.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia