Mundo

La ultraderecha fracasa en las elecciones regionales francesas

El FN de Le Pen no gana ninguno de los 13 gobiernos que se disputaban

Agresividad. Le Pen no reconoció la derrota y acusó a los otros partidos de aterrorizar a los votantes.

Agresividad. Le Pen no reconoció la derrota y acusó a los otros partidos de aterrorizar a los votantes. Foto: EFE

La Razón (Edición Impresa) / AFP / París

01:22 / 14 de diciembre de 2015

El ultraderechista Frente Nacional (FN) no logró vencer en ninguna región en la segunda vuelta electoral de ayer en Francia, según estimaban los medios de comunicación horas después de que cerrasen las urnas.

El partido de Marine Le Pen había ganado en seis de las 13 regiones en la primera ronda de la semana pasada, y esperaba obtener ayer resultados mucho mejores.

La participación fue diez puntos superior a la registrada el domingo anterior y rondó el 60%. Esta es la mayor diferencia de participación entre dos vueltas desde 2002, cuando el también ultraderechista Jean Marie Le Pen —padre de Marine— optaba a la presidencia de la República. El FN nunca ha logrado controlar un gobierno regional, por lo que las elecciones de ayer eran una oportunidad histórica.

Los dos partidos tradicionales, el republicano y el socialista, se beneficiaron de la mayor movilización del electorado que parece haber respondido al llamado de políticos y de numerosas asociaciones ciudadanas que exhortaron a “bloquear el camino” al FN.

La oposición de derecha gana al menos en seis regiones y la izquierda —en el Gobierno nacional— al menos cinco de las 13 regiones en disputa, según las estimaciones. Los socialistas esperaban un castigo mayor, pero la gestión que el presidente François Hollande hizo de los atentados de París puede haber servido para que la derrota no haya sido tan grave.

Los resultados sí son un serio revés para las tres figuras principales del FN: su líder, Marine Le Pen, que perdió en el norte, al igual que su sobrina, Marion Maréchal-Le Pen y el vicepresidente del partido, Florian Philippot, derrotados respectivamente en el sudeste y en el nordeste.

En la primera vuelta, el FN obtuvo un resultado histórico, con 28% de los votos en el ámbito nacional y en primera posición en seis regiones, en dos de ellas con más del 40%, por lo que esperaba ganar y dirigir el ejecutivo en varias de ellas.

Triunfalismo. Sin reconocer explícitamente la derrota, Le Pen se dirigió a sus militantes con un mensaje triunfalista porque su formación, dijo, triplica el número de consejeros regionales con respecto a los que consiguió en 2010, un avance que “ha servido para sacar a la luz la mentira en la que reposa el sistema político francés”.

Le Pen auguró un prometedor futuro al FN. “Nada podrá detenernos”, afirmó, en un discurso en el que criticó con vehemencia los llamados a bloquear al FN, calificándolos de “derivas de un régimen agónico” que ha “aterrorizado a los electores”.

El politólogo Jean-Yves Camus, de la prestigiosa Fundación Jean Jaurès de estudios sociales, estimó que el resultado “no soluciona el problema de fondo”. El triunfo de los partidos tradicionales es “una victoria pírrica”, porque se construye “contra algo o alguien y no por”, en referencia al pacto  por el que la izquierda buscó la unión para enfrentar a la extrema derecha e incluso retiró sus candidatos en algunas regiones para que sus simpatizantes votaran por la derecha tradicional. El primer ministro Manuel Valls llegó a agitar la amenaza de una “guerra civil” si el FN alcanzaba el poder.

París vota por derecha

Disputa

Los resultados son muy ajustados en la región de París, la más poblada y rica del país, y en Normandía. En ambos casos los  sondeos dan la victoria, aunque apretada, a la derecha de Los Republicanos.

Los partidos tradicionales,aún en alerta contra el FN

EFE - La derrota de los ultraderechistas del Frente Nacional ayer en Francia no impide que el descontento con el Gobierno socialista sigue en alza y que el 48% de los franceses quiera un cambio de primer ministro, según una encuesta publicada también ayer, al cerrarse los colegios electorales.

El primer ministro, el socialista Manuel Valls, agradeció el “muy digno impulso” del electorado a su partido, pero aseguró que “el peligro de la extrema derecha no se ha eliminado”. Pidió a su partido y a los demás no caer en el triunfalismo y mantenerse alertas.

Convocatoria. El expresidente y líder del partido derechista Los Republicanos, Nicolas Sarkozy, advirtió a sus seguidores que “la movilización que ha habido no debe hacer olvidar la advertencia a todos los responsables políticos en la primera vuelta. Sería un error pasar a otra elección como si los franceses no nos hubieran dicho nada”.

El político llamó a la derecha a mantener la línea de “rechazar todo compromiso con los partidos extremos” y a “abrir un debate de fondo sobre las grandes cuestiones que esperan los franceses” en el futuro.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia