Nacional

Alurralde afirma que se trabaja en la ‘confianza mutua’ con EEUU

Al día siguiente de que el presidente  Evo Morales advirtiera con cerrar la Embajada de Estados Unidos en La Paz, el vicecanciller Juan Carlos Alurralde aseguró que Bolivia y ese país trabajan en la reposición de embajadores y en la construcción de una relación de confianza mutua.

Advertencia. Evo Morales dijo que si Estados Unidos sigue molestando, cerrará su embajada.

Advertencia. Evo Morales dijo que si Estados Unidos sigue molestando, cerrará su embajada.

La Razón / Iván Paredes / La Paz

03:27 / 20 de marzo de 2012

A tiempo de valorar el nuevo acercamiento entre Estados Unidos y Bolivia, el diplomático boliviano descartó que la administración de Evo Morales cuente con informes sobre una supuesta injerencia del gobierno de Barack Obama en temas internos.  En todo caso, si se identifican hechos de intromisión por parte del país del norte, se romperán las relaciones diplomáticas, advirtió la autoridad.

“Hemos avanzado con la construcción del convenio marco que establece relaciones de confianza mutua (...) Se está dando lugar al restablecimiento de relaciones; es un proceso, no es de la noche a la mañana; es progresiva la estructuración de la confianza mutua, se requiere tiempo, estamos caminando”, explicó Alurralde luego de participar de los festejos por los 100 años de la firma del Tratado de Amistad entre Bolivia y Colombia. 

La autoridad acotó que está en marcha el proceso de reposición de embajadores y la consolidación de confianza mutua. “Nos encontramos con Estados Unidos en una etapa de reconstrucción de confianza, estamos reconstruyendo la confianza mutua, es un camino que lleva tiempo”, insistió Alurralde.

Las declaraciones de Alurralde surgen una jornada después de que el Primer Mandatario advirtiera con cerrar la Embajada de Estados Unidos en La Paz si es que el gobierno de Barack Obama “sigue molestando”. “Quiero advertir públicamente, no tengo ningún miedo. Si otra vez la Embajada de  Estados Unidos sigue molestando a Bolivia como está haciendo hasta ahora, mejor cerramos la Embajada de Estados Unidos en Bolivia”, señaló Morales el sábado en el ampliado departamental del Movimiento Al Socialismo (MAS) de Cochabamba.

Respaldo. La posición presidencial logró apoyo en filas masistas y de la dirigencia cocalera del Chapare. El dirigente de las Seis Federaciones Cocaleras, Gualberto Bustamante, indicó que apoya al “cien por cien” la advertencia de Morales, según radio Erbol.

Alurralde sostuvo que las declaraciones de Morales fueron “en base a los antecedentes que hubo en el pasado, respecto a las relaciones tensas con Estados Unidos”. Por esto, acotó que está “abierta la posibilidad” de que las relaciones con el país del norte puedan volver a romperse.

“En caso de una interferencia, intervención o un retroceso en las relaciones, por supuesto volveríamos a retirar embajadores (...) Esta posibilidad se da no solamente con Estados Unidos, sino con cualquier país”, afirmó. La Paz y Washington firmaron el 7 de noviembre de 2011 un convenio marco que sentó las bases de una nueva relación bilateral, marcada hasta entonces por la mutua expulsión de embajadores en 2008.

El 28 de febrero, en instalaciones de la Cancillería boliviana, delegaciones de los dos países firmaron un acuerdo de cooperación en salud en el marco de las nuevas reglas de relacionamiento, según las cuales Bolivia administrará parte del dinero que Estados Unidos destine a proyectos sociales.

Críticas de la oposición

Postura

Legisladores de la oposición criticaron la declaración de Evo Morales y coincidieron en que el vicecanciller Juan Carlos Alurralde salió a “poner los paños fríos” a la situación. El diputado Wilman Cardozo (AS) sostuvo que no existe coordinación en el Gobierno.

Aflora la idea de clausurar embajadas entrometidas

En las filas del MAS y del Gobierno se forma la idea de cerrar aquellas embajadas instaladas en el país que cometan actos de injerencia en temas internos. Así, dirigentes sindicales y políticos oficialistas apoyan la advertencia que lanzó el presidente Evo Morales contra la legación diplomática de Estados Unidos. 

El gobernador de Cochabamba, Edmundo Novillo (MAS), sugirió al Ejecutivo cerrar las embajadas de los países que “intervienen” en decisiones internas de Bolivia y que “financian” movilizaciones que buscan dañar la gestión de Evo Morales.

“Considero con la debida vehemencia y dignidad que tenemos, que los otros países que desean tener relaciones internacionales deben tener el franco y sincero respeto, y no emitir opiniones sobre aspectos que incumben  a los bolivianos”, afirmó Novillo.

La dirigente cocalera del Chapare, Juanita Ancieta, se sumó a la posición de Novilllo. “Deben respetar nuestra soberanía, si no, deberían cerrar sus embajadas, como lo dijo el Presidente”, señaló. Novillo acotó que las declaraciones del Mandatario no representan un retroceso en el restablecimiento de las relaciones internacionales con EEUU. “Tienen que saber que existe una nueva norma ética”, expresó.

Romero: El informe antidroga causó molestia

El canciller interino, Carlos Romero, justificó ayer la advertencia que lanzó el presidente Evo Morales, quien dijo que si Estados Unidos “sigue molestando”, cerrará la embajada del país del norte. “(La advertencia del Presidente) es una manifestación de protesta. Nosotros tenemos muchas tareas comunes con el país del norte (...) Lamentamos que después de que se han hecho tantos esfuerzos por reconducir esta relación, por superar los problemas del pasado, existan este tipo de provocaciones”, afirmó Romero.

La autoridad hizo referencia al informe antidroga que emitió el Departamento de Estado de Estados Unidos, en el que “aplaza” la política antidroga del gobierno de Evo Morales. Para Romero, este estudio es “contradictorio”, ya que también valora esfuerzos de lucha contra el narcotráfico.

“El informe dice que Bolivia intensificó sus esfuerzos de erradicación de coca y que se registró la erradicación de más de 10 mil hectáreas por primera vez desde el año 2002 (...) Entonces, el informe es contradictorio y provocativo”, insistió Romero.

La Paz y Washington firmaron el 7 de noviembre de 2011 un convenio marco que sentó las bases de una nueva relación bilateral. El 28 de febrero, en la sede de gobierno, delegaciones de los dos países firmaron un acuerdo de cooperación en salud en el marco de las nuevas reglas de relacionamiento.

A pocos días, el 7 de marzo, Estados Unidos calificó como un “fracaso demostrable” de Bolivia y Venezuela la lucha que encaran contra las drogas. Luego, el jefe del Comando Sur del gobierno de Barack Obama, Douglas Fraser, alertó sobre posibles “turbulencias geopolíticas” en Bolivia. El diputado masista Galo Bonifaz dijo que EEUU financia movilizaciones que buscan perjudicar la gestión de Morales. 

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia