Nacional

Autonomías perfila referendo en unas 8 municipalidades del país

Las consultas se realizarían hasta diciembre. Validarán cinco cartas orgánicas y tres autonomías indígenas. La cifra puede elevarse si el TCP falla a favor en 16 casos más.

Proceso de las autonomías en lo 339 municipios. Infografía: La Razón

Proceso de las autonomías en lo 339 municipios. Infografía: La Razón

La Razón (Edición Impresa) / Rubén Ariñez / La Paz

00:00 / 19 de julio de 2015

El Ministerio de Autonomías perfila un segundo referendo para fin de año en ocho municipalidades del país que validarán sus cartas orgánicas y legalizarán su conversión a autonomías indígenas originarias campesinas.

“Va a ser algo así como ocho. Trataremos de ver si podemos todavía ingresar en este año un espacio para tener un referendo antes de fin de año, que incorpore algunos municipios y autonomías indígenas campesinas”, señaló el titular de esa cartera, Hugo Siles.

Estas regiones tienen sus procesos autonómicos prácticamente concluidos, por lo que solo restaría que los tribunales electorales regionales convoquen a las consultas. “Hay una lista de espera de varias entidades territoriales autónomas”, señaló Siles.

En ese entendido, Padilla en Chuquisaca; Vinto en Cochabamba; Achocalla y Malla en La Paz, y la municipalidad de El Torno en Santa Cruz ya cuentan con la declaratoria final del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) y están a la espera de la definición de una fecha para el plebiscito.

A ellas se sumarán las municipalidades de Mojocoya y Huacaya (Chuquisaca) y Uru Chipaya (Oruro) cuyos estatutos ya cuentan con declaraciones de constitucionalidad que les permitirán efectivizar su conversión a autonomías indígena originarias campesinas, las dos primeras del país.

Siles explicó que no hizo efectiva la solicitud de las consultas porque estaba a la espera de la nominación de los nuevos vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE), entidad que paralizó sus actividades y el calendario electoral de los referendos autonómicos en cinco regiones tras la renuncia de sus siete titulares que fueron acusados de afinidad política.

Las nuevas autoridades electorales ya fueron posesionadas este viernes y ahora Autonomías —adelantó Siles— impulsará reuniones para definir la factibilidad de las consultas “una vez instalada la Sala Plena del TSE”.

Consultas. El 20 de septiembre, cinco departamentos someterán a referendos aprobatorios sus estatutos autonómicos: La Paz, Oruro, Potosí, Chuquisaca y Cochabamba. Pero además se pondrá en consulta las cartas orgánicas de las municipalidades de Tacopaya, Cocapata (Cochabamba) y Huanuni (Oruro).

En esa misma fecha se realizarán plebiscitos en Totora Marka (Oruro) y Charagua (Santa Cruz), municipios en proceso de conversión a autonomías indígenas.

De acuerdo con lo estipulado por la Ley del Régimen Electoral 026, los referendos de alcance municipal “serán convocados mediante norma municipal aprobada por dos tercios (2/3) de los concejales presentes (...) con una anticipación de por lo menos 90 días a la fecha de realización de la votación”. Así, el proyecto de Autonomías se concretaría hasta diciembre, sin ningún impedimento legal, una vez concluido el proceso del 20 septiembre.

Un avance del proceso autonómico importante aunque otras 16 regiones cuentan con la segunda declaratoria del TCP y estarían a un paso de concretar su declaratoria final. “Las probabilidades de que sean hasta 21 municipalidades que puedan tener referendos hasta fin de año existe”, señaló Rodrigo Puerta, director de Autonomías Municipales. Según la Ley 031, el estatuto autonómico es la norma básica que define los derechos y deberes de los habitantes de un territorio; además establece y regula a las instituciones dependientes del gobierno departamental. En tanto que las cartas orgánicas “perfeccionan el ejercicio de las autonomías” y su elaboración es voluntaria.

Otras 16 regiones irían a consulta

Rubén Ariñez

Según un reporte de Autonomías, al menos 16 municipalidades se sumarían al referendo proyectado para fin de año por esta repartición, puesto que están a la espera de la declaratoria final del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP).

“Tienen segunda declaratoria, han modificado su Carta Orgánica y la han vuelto a presentar al TCP, puede salir en cualquier momento la declaratoria, lo que los habilitaría”, informó Rodrigo Puerta, director de Autonomías Municipales, repartición del Ministerio de Autonomías.

Los municipios a los que hace referencia la autoridad son Sucre, Presto y Camataqui (Villa Abecia) en Chuquisaca; Luribay, Palos Blancos y Coroico en La Paz; Arbieto y Tapacarí en Cochabamba; y Pazña y Antequera en Oruro.

Además, esperan el fallo del TCP las municipalidades de Puna (Villa Talavera) y Acasio en Potosí; Uriondo y el Puente en Tarija; San Javier en Beni y la capital de la oriental Cobija, Pando.

Fisuras traban validación de las cartas orgánicas en 8 capitales

Rubén Ariñez

Deliberación. Concejales del municipio de La Paz en una sesión del pleno el 18 junio. Foto: Luis Salazar / archivo

Problemas internos en los concejos municipales imposibilitan la redacción de las cartas orgánicas en 38 municipalidades del país, de ellas ocho son alcaldías de capitales que no iniciaron el proceso de validación de la  norma autonómica, según un reporte elaborado por el Ministerio de Autonomías, a junio de este año.

“En la mayor parte de todas ellas se han hecho algunos procesos, pero creemos que no han tenido ni la repercusión necesaria ni la solidez y es por eso que los anteriores concejos lo han dejado ahí nomás”, indicó Rodrigo Puerta, director de Autonomías Municipales, del Ministerio de Autonomías.

Solo Sucre, la capital de Chuquisaca, y Cobija, en Pando, son los “puntales” de la consecución de las cartas orgánicas. Las demás municipalidades aún no presentaron los documentos al Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) para su verificación constitucional. En el caso de Santa Cruz, Cochabamba, Tarija, Oruro, Potosí, Trinidad y La Paz, las autoridades ediles todavía no consensúan su contenido o no lograron introducir las normas al TCP. 

La Paz. “Hay razones relacionadas con aspectos económicos financieros o por la falta de acuerdos internos en el municipio”, precisó Puerta. La urbe paceña ya cuenta con un proyecto. De hecho la bancada de la oficialista Soberanía y Libertad (Sol.bo), que tiene mayoría en el concejo municipal, prevé remitir el documento al Tribunal antes de fin de año, una vez realizados “algunos ajustes”.

“La Carta Orgánica es nuestra prioridad porque es parte esencial para el ejercicio de la plena autonomía municipal”, señaló la concejal Katia Salazar.Según Puerta, el retraso en la aprobación de las normas municipales se debe a un factor “más interno”. Existen municipalidades que aún debaten la posibilidad de convertirse en autonomías indígenas, “o también son los factores de gobernabilidad que en muchos casos afectan la construcción de la Carta Orgánica”.

El derrotero para que un municipio cuente con su norma es bastante largo y burocrático. Los concejos municipales que concluyeron con la redacción de sus proyectos deben remitir al TCP para su control constitucional. En muchos casos existen observaciones y son devueltos a las comunas para enmendarlas.

Una vez concluido ese trámite, el TCP emite un fallo de constitucionalidad para que los documentos sean sometidos a un referendo aprobatorio, como sucederá el 20 de septiembre en las municipalidades de Tacopaya y Cocapata en Cochabamba, además de Huanuni en Oruro; no obstante, la Ley 031 o de Autonomías estipula en el parágrafo III del articulado 61 que “su elaboración es potestativa”, es decir que no es obligatoria.

El presidente de la Federación de Asociaciones Municipales de Bolivia (FAM), Juan Carlos León, atribuyó las demoras en la aprobación de las cartas orgánicas al TCP. Empero, Puertas señaló que esa entidad “ya tiene capacidad” de resolución, aspecto que facilitaría el trámite de validación.

No es un documento esencial

Jimmy Osorio

La ley no obliga a ningún gobierno municipal que elabore sus estatutos, entonces no es una obligación. Adicionalmente en enero de 2014 la Ley 482 suple a las cartas orgánicas, con eso ya se les da un instrumento jurídico en el que pueden basar todo su andamiaje legal y normativo.  

Sin embargo, muchos gobiernos municipales han empezado a realizar sus procesos participativos para la elaboración de las cartas orgánicas, que en muchos de los casos no han tenido un final feliz porque se han encontrado con un control constitucional exigente y burocrático, en algunos casos han demorado hasta dos años.

Por tanto, para que las normas estén adecuadas a su realidad, pueden mejorarlas a través de su carta orgánica,  pero solo cambia en esencia la forma de elección y la cantidad de las autoridades que quieran tener las municipalidades porque ya pueden legislar y la misma Constitución los faculta. No es un documento esencial, pero es preferible que lo tengan porque de esta manera pueden regirse a una normativa específica que va a delinear y delimitar su ordenamiento jurídico y administrativo.

Jimmy Osorio es experto en temas municipales.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia