Nacional

Brasil repone a su embajador en el país y Bolivia apura el trámite

Diplomacia. La designación de Santos Rocha Magno demoró cerca de dos años

Visita. Santos Rocha, en el Palacio Quemado, donde entregó sus cartas credenciales al presidente Evo Morales.

Visita. Santos Rocha, en el Palacio Quemado, donde entregó sus cartas credenciales al presidente Evo Morales. ABI.

La Razón (Edición Impresa) / Luis Mealla / La Paz

02:53 / 08 de diciembre de 2015

El nuevo embajador de Brasil, Raymundo Santos Rocha Magno, llegó ayer hasta el Palacio Quemado para presentar sus cartas credenciales y comenzar con una misión orientada a la normalización de las relaciones con Bolivia. El país ahora apura la designación de su representante.

“Que su Gobierno tenga la seguridad de que mi intención es la mejor de ayudar siempre en los contactos entre los dos países”, manifestó el diplomático durante el acto oficial. Ante la llegada de Rocha, Bolivia prevé nombrar al embajador en Brasilia hasta fin de año.

Santos Rocha arribó al país con una demora de más de dos años. En septiembre, el Senado brasileño avaló su nombramiento, aunque el 28 de junio de 2013, la presidenta Dilma Rousseff ya lo había designado para reemplazar a Marcel Biato, quien fue destituido ese mismo año luego de que el entonces senador opositor Róger Pinto huyera de la embajada brasileña, en La Paz, con destino a Brasilia.

Hecho. El retraso se debió a que la comisión legislativa brasileña comenzó a tratar la ratificación de la designación del diplomático recién este año. El proceso coincidió con la aceptación del asilo en favor de Pinto. El senador brasileño Ricardo Ferraço, miembro de la comisión que evaluó a Santos Rocha, argumentó que la demora en su país fue por el “letargo” del gobierno de Rousseff y consideró que fue “una mala coincidencia” que la decisión haya sido paralela con el refugio para el exsenador.

La huida del opositor generó un remezón en el Gobierno de Brasil y afectó las relaciones diplomáticas entre ambos países. Bolivia protestó por la ayuda que se dio al político, condenado a un año de prisión por delitos de corrupción. Entonces, Rousseff destituyó al encargado de negocios de esa legación en Bolivia, Eduardo Saboia; además, el canciller brasileño Antonio Patriota renunció.

El 30 de abril de este año, Jerjes Justiniano dejó el cargo como embajador de Bolivia en Brasil. Desde entonces, el puesto está vacante y ahora el Gobierno agiliza la designación de su reemplazante ante la llegada de Rocha, un diplomático de carrera, quien hasta hace poco se desempeñaba como embajador en Rumania.

“Bolivia y Brasil no pueden convivir si no es con la presencia de sus embajadores. Ese país tomó la delantera y Bolivia lo hará ahora de manera inmediata (...), va a ser hasta fin de año, es una muestra de reciprocidad”, afirmó el senador René Joaquino (MAS).

Si bien se debe responder a la brevedad, en el marco de la diplomacia, el presidente del Senado, José Alberto Gonzales (MAS), señaló que aún no llegó ninguna postulación a la Comisión de Política Internacional de esa cámara, donde el aspirante a cargos diplomáticos debe exponer su currículum y el plan de trabajo.

“El Presidente es quien elige al embajador junto al Canciller (...). Por lo pronto, al Senado no ha llegado ningún nombramiento, tan pronto lo recibamos, agilizaremos el trámite.    Esta reposición es una señal importante (...), siempre he dicho que las relaciones entre países igual fluyen, pero obviamente es mejor tener embajadores y de esa manera la relación sea más óptima de lo que está hasta ahora”, afirmó Gonzales, quien también fue embajador en Brasil.

Empero, la presidenta de la comisión evaluadora, la senadora Patricia Gómez (PDC), lamentó que el Ejecutivo no haya designado al embajador  boliviano. “Es una irresponsabilidad de las autoridades porque ya se conocía la llegada del diplomático”.

La reposición del embajador se registra en un momento en que Evo Morales busca una cita “urgente” con su homóloga Rousseff, con el propósito de restablecer la agenda común marcada particularmente por el contrato de compra-venta de gas natural que expira en 2019, además de temas referidos a la lucha antidrogas.

Bemoles de la relación bilateral

Refugio

El senador Róger Pinto ingresó a la Embajada de Brasil en La Paz el 28 de mayo de 2012 para pedir asilo político, denunciando que era un perseguido político.

Fuga

El Gobierno le negó un salvoconducto y el opositor huyó de la embajada brasileña en La Paz hacia Brasilia el 23 de agosto de 2013.

Medida

Tres días después, el embajador de ese país Marcel Biato y el encargado de negocios Eduardo Saboia fueron destituidos.

Asilo

En agosto de este año, Pinto recibió finalmente el refugio solicitado.

La agenda bilateral con 4 ejes clave

El presidente del Senado y exembajador de Bolivia en Brasil (2010), José Alberto Gonzales, afirmó que hay cuatro temas que deben ser tratados con prioridad a partir de la designación de embajadores en La Paz y Brasilia. La autoridad explicó que la agenda “es bastante amplia”, por lo que espera que “ojalá pronto” se retome e intensifique.

“En primer lugar está el contrato de compra-venta de gas, que es un tema clave para Brasil y Bolivia; por otro lado está el comercio bilateral; las migraciones; y el refuerzo en las fronteras para luchar contra el narcotráfico y el contrabando”, detalló ayer el presidente del Senado.

Las relaciones entre Bolivia y Brasil se vieron afectadas por una fricción diplomática que se registró tras la huida del exsenador opositor Róger Pinto (2013), acusado por delitos de corrupción. Bolivia protestó y entregó una nota diplomática a la Embajada de Brasil demandando una explicación y la mandataria de ese país, Dilma Rousseff, optó por retirar al embajador.

Ahora, con la llegada del embajador brasileño Raymundo Santos Rocha Magno se busca reencauzar el diálogo político y diplomático. “Es un nuevo impulso en las relaciones”, manifestó ayer a La Razón el ministro consejero de la embajada brasileña en La Paz, Rui Vasconcellos.

La pasada semana, el mandatario Evo Morales anunció que hará la gestiones para programar una reunión “urgente” con su par de Brasil para abordar temas pendientes entre ambos países, como el comercio, inversiones y las relaciones con la empresa Petrobras y la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos. Ambos gobernantes se reunieron en París, en la COP21, para proyectar el futuro encuentro bilateral.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia