Nacional

Bolivia denuncia que Chile falsificó acta para enjuiciar a tres soldados

Choquehuanca mostró un documento con las firmas de los soldados en Colchane, cuando, según el Canciller, los tres conscriptos ‘nunca estuvieron en esa población’.

Iquique. Los tres soldados rechazaron el proceso abreviado que les planteó la Fiscalía de Tarapacá. Foto: Ángel Illanes

Iquique. Los tres soldados rechazaron el proceso abreviado que les planteó la Fiscalía de Tarapacá. Foto: Ángel Illanes

La Razón / I. Paredes/L. Mealla / La Paz

02:00 / 27 de febrero de 2013

El canciller David Choquehuanca denunció que el Estado chileno cometió —según sus procedimientos internos— el delito de “falsedad material militar” al obligar a los soldados bolivianos a firmar un acta de notificación con información adulterada.

El jefe de la diplomacia nacional mostró una copia del acta firmada por los soldados en la localidad chilena de Colchane, cuando, según Choquehuanca, “nunca estuvieron en esa población”, ya que después de haber sido capturados fueron trasladados a Cariquina y luego a Iquique. Ese documento dio luz verde al procesamiento en Chile de los tres conscriptos.

“Ellos (el Estado de Chile) cometen el delito, según su normativa interna, de falsedad material militar. Acá tenemos las pruebas: los soldados nunca estuvieron en Colchane, y aquí (dice que la firma fue) en Colchane el 25 (de enero)”, denunció Choquehuanca en conferencia de prensa.

La autoridad acotó que el testigo que firma en el acta, que además sería uno de los contrabandistas confesos a los que perseguían los soldados bolivianos, afirma en sus declaraciones que todo el tiempo estuvo en Colchane, cuando en realidad firmó el acta en la ciudad de Iquique.

La autoridad protestó contra esta supuesta ilegalidad, ya que esta versión fue utilizada contra los conscriptos para seguirles un proceso jurídico en Iquique.  

Versión. Los soldados fueron obligados a firmar un memorial —según detalló Choquehuanca—  que inviabiliza todo contacto con el cónsul boliviano en Iquique.

Ya en la declaración pública que hicieron los conscriptos ante la Fiscalía chilena, denunciaron que fueron detenidos en suelo boliviano y luego trasladados hacia territorio del vecino país.

“Hay informes de nuestras Fuerzas Armadas sobre dónde fueron hallados (y) capturados los soldados. Fueron encontrados en Tulupampa, los informes establecen que nuestros soldados, cuando fueron encontrados sabían que estaban en territorio boliviano. Estaban cumpliendo una misión de combate al contrabando”, insistió en su reclamo el Ministro de Relaciones Exteriores.

Claudio Choque (20), Augusto Cárdenas (19) y José Fernández (18) son los militares detenidos por Carabineros de Chile.

El lunes decidieron ir a juicio oral y rechazaron el proceso abreviado que les propuso la Fiscalía de Tarapacá, lo que hubiera encaminado su expulsión, pero implicaba reconocer su culpabilidad.

Los reclutas fueron capturados el 25 de enero mientras perseguían a un contrabandista que pretendía introducir vehículos indocumentados a Bolivia.

En este ámbito surge otra contradicción, según Choquehuanca: las autoridades chilenas ayudaron al contrabandista y le devolvieron el vehículo sin que demuestre su derecho propietario. “Averiguamos que la verdadera dueña es una señora de nombre María Elisa, ellos no son dueños”, dijo.

“Estos contrabandistas, en sus propias declaraciones reconocen que ellos se dedicaban a esta actividad ilícita, y a pesar de que ellos reconocen que son ‘chuteros’ las autoridades chilenas, en lugar de entregarlos, los ayudan y les devuelven el vehículo sin que demuestran su derecho de propiedad”, insistió el Canciller.

Choquehuanca remarcó que Chile “no es un buen vecino”.

Un coronel se puso al mando de los soldados

Luis Mealla

Un coronel del Ejército, quien evitó identificarse, llegó a Iquique para ponerse al mando de los conscriptos detenidos el 25 de enero en la frontera boliviano-chilena, según pudo constatar La Razón en la ciudad ubicada en la costa chilena.

Los tres jóvenes, de 20, 19 y 18 años, aún se encuentran bajo bandera y, según se supo, era necesaria la presencia de una autoridad superior que se pusiera al mando de los conscriptos. Este medio también constató que los soldados y su superior no visten el uniforme militar correspondiente y se encuentran “de civil”.

En lo relativo a la estadía de los conscriptos en Iquique, el diputado del Partido Comunista de Chile (PCCh), Hugo Gutiérrez, informó que los soldados Álex Choque Quispe, Augusto Cárdenas y Luis Fernández Choque sólo se quedan a dormir en su casa, pues éste es el domicilio legal que la defensa de los militares presentó cuando fueron liberados, luego de 32 días de haber estado detenidos en la cárcel de Alto Hospicio.

Situación. El resto del día, los soldados estarán a cargo del consulado boliviano en Iquique, hasta que se resuelva su situación jurídica y legal en Chile.

“Se trata de una habitación de huéspedes (en la casa del diputado) que hemos habilitado para que pasen la noche. Para el resto de sus actividades en el día, lo único que sé es que el cónsul (de Bolivia en Iquique, Raúl Ruiz) cada día se los va a llevar a las nueve de la mañana y él se preocupará de sus almuerzos, desayunos y demás actividades”, dijo Gutiérrez.

Asimismo, cada noche el cónsul deberá devolverlos a las 21.00. Este retorno a la casa del diputado Gutiérrez, antes de las nueve, es imprescindible para José Luis Fernández, pues, como pudo verificar este medio, a las 10.00 en punto en la casa se presenta una patrulla de

Carabineros para recabar la firma del soldado, que está bajo “detención domiciliaria nocturna”, de 22.00 a 06.00.

Según el abogado defensor de los conscriptos, Roberto Celedón, los militares están “imposibilitados” de emitir declaración alguna en virtud del  proceso que se sigue en su contra, dado que cualquier “opinión o comentario” público puede usarse en su contra.

El lunes 25, durante la audiencia de cierre de la investigación, en el juzgado de garantías de Pozo Almonte, los conscriptos bolivianos optaron por rechazar el proceso judicial abreviado que les ofreció la Fiscalía de Tarapacá, y decidieron ir a un juicio oral, que puede durar de uno a tres meses.

Por su parte, el diputado comunista Hugo Gutiérrez dijo que por ahora los uniformados bolivianos están cómodos y que gozan de los servicios básicos, por lo que aseguró que están “seguros y tranquilos”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia