Nacional

García: Permanencia de gobiernos progresistas depende de sus propuestas económicas

"Si los gobiernos progresistas van a perdurar en el futuro va a depender qué dicen y qué proponen sobre los temas económicos porque la gente al final de la campaña, del día, cobra y si es negativo, el gobierno lo va a pagar", reflexionó.

El vicepresidente Álvaro García Linera durante su participación en el ciclo de conferencias "Ser de izquierda en el Siglo XXI". Foto: @seregni_org

El vicepresidente Álvaro García Linera durante su participación en el ciclo de conferencias "Ser de izquierda en el Siglo XXI". Foto: @seregni_org

La Razón Digital / ABI / Montevideo

08:09 / 15 de mayo de 2017

El vicepresidente Álvaro García Linera afirmó que en la actualidad se vive una crisis general de la globalización, en el inicio del ciclo de conferencias "Ser de izquierda en el siglo XXI", organizada por la Fundación Liber Seregni y el Frente Amplio de Uruguay, que se desarrolló en la Huella de Seregni, cuya ponencia se difundió ayer por Bolivia Tv.

"Las fuerzas conservadoras del mundo se han quedado sin proyecto político hegemónico, la derecha ha perdido el norte, es un momento de caos general, de caos propositivo y de caos organizativo. Estamos viviendo una crisis general de la globalización. No es el mejor momento para la ideología globalizadora, económicamente asistimos a una ralentización de la globalización, vamos a asistir a políticas de libre comercio atravesadas con políticas proteccionistas de algunos países, lo que puede desatar guerras comerciales", manifestó citado en un boletín de prensa.

Asimismo, la autoridad boliviana señaló que se presenta, a nivel planetario, una nueva o renovada confrontación entre liberalismo y proteccionismo, lo que va a representar una pelea duradera de varios años entre retracción de la globalización y nuevos esfuerzos para relanzar procesos de globalización, "va a haber una tensión territorializada y geográficamente localizada", complementó.

Por otro lado, indicó que no se sabe específicamente lo que viene a futuro, pero remarcó que es importante recordar los logros alcanzados por los gobiernos progresistas en los últimos diez años: ampliación de bienes comunes, procesos de nacionalización, ampliación de derechos sociales, marcada reducción de la pobreza, redistribución de la riqueza y ampliación de la democracia con la participación de la gente en la toma de decisiones.

Sin embargo, también admitió que actualmente existe un retroceso temporal en el continente respecto a la presencia de los gobiernos progresistas, aunque indicó que esto se debe a que las revoluciones se desarrollan por oleadas, pero también dijo que es necesario estar conscientes de que la estabilidad de un gobierno progresista radica en su gestión económica y que esta beneficie a la población mediante un desarrollo plural.

"Si los gobiernos progresistas van a perdurar en el futuro va a depender qué dicen y qué proponen sobre los temas económicos porque la gente al final de la campaña, del día, cobra y si es negativo, el gobierno lo va a pagar", reflexionó.

De igual forma, mencionó que un país no puede avanzar solo y es necesario "ganar tiempo" para que otros alcancen los logros progresistas esto mediante la satisfacción de las necesidades de la gente. También afirmó que se debe trabajar en la creación de un sentido común a ser sedimentado en la mente de las personas en base a lo alcanzado y esto se lo tiene que hacer de acuerdo a las experiencias y cultura de cada sociedad.

La autoridad nacional recordó que cuando la izquierda cayó en el mundo muchos izquierdistas se pasaron a la derecha porque pensaron que había muerto la posibilidad de enfrentar al capitalismo, asimismo, indicó que paralelamente surgió lo que se llamó el Consenso de Washington, compuesto por el gobierno norteamericano, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo que dictaron una "receta" para alcanzar el desarrollo de los países del mundo, lo que devino en el llamado neoliberalismo.

Entre las varias medidas que se determinaron estaban la anulación de los sindicatos, la libre circulación de los capitales y de los productos, régimen de privatizaciones, reducción de derechos, reducción del gasto público, la no intervención del Estado en temas productivos porque era ineficiente e incapaz, entre muchas otras más. Así se expandió la globalización, que se había iniciado con la colonización, pero que se convirtió, desde hacía 30 años, en un proyecto político, en un proyecto de sociedad.

"La creencia era que de esa manera íbamos a alcanzar un crecimiento ilimitado para las siguientes décadas; la segunda promesa era que con esta forma de acumulación de capital se iba a reducir la pobreza por goteo, cuando los ricos fuesen lo suficientemente ricos, los pobres dejarían de ser pobres; la tercera promesa era la homogenización del mundo con la desaparición de fronteras y de las diferencias entre países para llegar a ser una hermandad planetaria", todo esto se consideraba como el destino ineludible a cumplirse, explicó.

Se refirió a que el mayor flujo de productos, pasajeros y capitales se encuentra en el hemisferio norte del planeta, pero enfatizó que en los últimos 22 años el 46 % del ingreso total del mundo fue a parar al 10 % de la población más rica, mientras que el 10 % más pobre del mundo solo recibió el 0,6 % del incremento de la riqueza. "Esta realidad no se modifica, el 80 % de la población más pobre del mundo tiene menos que el 10 % más rico del mundo, esta ha sido la concentración de la riqueza", acotó.

"Esto demuestra que el modelo neoliberal y del Consenso de Washington ha traducido de manera práctica, material y objetiva una mayor concentración de la riqueza en pocos países y dentro de ellos, en pocas manos", complementó.

De igual manera, García Linera manifestó que esta concentración de la riqueza ha provocado malestar y sublevaciones de diferente tipo en varios lugares del mundo y dentro de esas manifestaciones está el triunfo de Donald Trump en Estados Unidos ya que es un gobierno conservador que recogió las frustraciones "de los desplazados de la globalización, yo diría malestar de la globalización en el norte y levantamientos en el sur", agregó.

A esto debe sumarse la decisión que Inglaterra tomó para dejar la Unión Europea y el menor crecimiento del comercio en relación a la producción, registrado en los últimos tres años. "Hay un estancamiento del comercio mundial y esto era la punta de lanza de la globalización", enfatizó.

El fin de este evento organizado en Uruguay es acercar a este país los planteamientos de personalidades relevantes, en el ámbito mundial, para que estimulen y alimenten el intercambio sobre el rol de la izquierda en la sociedad, los distintos cambios sociales, identificar los desafíos y avanzar en el debate sobre el rol de la izquierda en el Siglo XXI.

En la inauguración también participaron el vicepresidente de Uruguay, Raúl Fernando Sendic; y el presidente del Frente Amplio, Javier Miranda. (15/05/2017)

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia