Nacional

Bolivia migrará ‘gradualmente’ su comercio a puertos de Perú

En diez años se tiene previsto que el comercio boliviano no utilice puertos del norte de Chile. García dijo que se invertirá $us 3.000 millones para la vía férrea bioceánica

Info corredor bioceánico.

Info corredor bioceánico.

La Razón / I. Paredes/A. Gurachi / La Paz

02:47 / 13 de marzo de 2013

Iván Paredes/La Paz

La idea es que en diez años Bolivia no utilice puertos del norte de Chile. Para lograr ese objetivo, el gobierno de Evo Morales diseñó una estrategia para comenzar “gradualmente” a migrar el comercio exterior hacia embarcaderos del sur peruano. 

El presidente en ejercicio Álvaro García Linera, con todo, dejó entrever que si Chile cambia de actitud, resolviendo el enclaustramiento marítimo boliviano, se podría revisar esta estrategia: “Seguramente vamos a tomar otras decisiones de carácter económico que van a llevarnos hacia el lado del Perú en tanto no se resuelva este tema (el enclaustramiento marítimo) con los hermanos de Chile”. 

La migración hacia Perú contará con una importante inversión. Se prevé la construcción de carreteras, una vía férrea y un puerto de primer nivel en Ilo. Sólo para concluir el ferrocarril se prevé ejecutar entre 2.000 millones y 3.000 millones de dólares.

“Bolivia ha tomado una decisión que cambiará la economía regional en la siguiente década; es una decisión muy importante, ha tomado una decisión que gradualmente y poco a poco, y llevando adelante las inversiones que sean necesarias, vamos a comenzar a desviar y trasladar el transporte de carga que viene por el océano Pacífico y que entra a Bolivia, hacia puertos de Perú”, explicó García.

El Presidente en ejercicio detalló que Perú ya se comprometió a unir por vía carretera el puerto de Ilo con la frontera boliviana (Desaguadero), adonde llegará la carretera desde Puerto Suárez, en la frontera con Brasil, hacia las costas del sur peruano.

El Gobierno ya tenía previsto reorientar tanto la carretera como la vía férrea bioceánica. En un principio, el corredor iba del puerto de Santos (Brasil), en el Atlántico, hasta los puertos chilenos de Arica e Iquique. Esta idea fue descartada debido a que el Gobierno de Chile no presentó propuestas para solucionar el enclaustramiento marítimo boliviano.      

Exportación. Es con la aplicación de esta estrategia que se pretende exportar la producción nacional a los mercados asiáticos, principalmente a China, India, Corea del Sur y Japón. Junto a Brasil, el país planificó construir una vía férrea y una carretera que conecte el Atlántico y el Pacífico. En la iniciativa original se incluyó a Chile.

Morales anunció la inauguración del corredor para el 5 de abril en San José de Chiquitos. Al evento asistirían la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, y los mandatarios de Perú, Ollanta Humala, y de Chile, Sebastián Piñera; este último en un principio fue excluido del acto, sin embargo el Mandatario boliviano decidió invitarlo a la inauguración. Esta invitación no implica modificar la orientación, hacia el Perú, del corredor interoceánico. 

En diciembre de 2007, Evo Morales se reunió en La Paz con los expresidentes Michelle Bachelet, de Chile, y Luiz Inácio Lula da Silva, de Brasil. En esa cita se acordó concluir hasta 2009 una carretera de 6.100 kilómetros con una inversión de 604 millones de dólares para vincular a los tres países, uniendo el Pacífico con el Atlántico.

Sobre la construcción de la vía férrea, García insistió que el objetivo es unir puertos brasileños y peruanos. Perú otorgó a Bolivia facilidades portuarias y de libre tránsito para sus exportaciones en el puerto de Ilo. Evo Morales y el expresidente peruano Alan García rubricaron un acuerdo complementario en 2010. El documento necesita aval legislativo.

Comercio boliviano

Chile

En la actualidad, entre un 60 y 70% del comercio boliviano con ultramar transita a través de las terminales del norte de Chile, principalmente por los puertos de Arica e Iquique.

Perú

También existe presencia del comercio boliviano en puertos peruanos. Aunque en menor porcentaje, se utiliza los embarcaderos de Matarani  y Mollendo.

Evo aclara que nunca habló de gas por mar

El presidente Evo Morales aclaró ayer que nunca propuso a su colega chileno, Sebastián Piñera, la devolución de una salida soberana al mar a cambio de gas natural boliviano. Además, ratificó que el retorno al mar es un derecho del pueblo boliviano.

En un discurso desarrollado en la Casa de América Latina en París, Morales, según un reporte de la agencia EFE, afirmó que en la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), celebrada en Santiago en enero, “nunca” dijo “mar por gas o gas por mar”.

El Jefe de Estado aclaró que no habló de un intercambio de recursos. “Yo nunca dije mar por gas, sino que si Chile devuelve la salida al mar, vamos a hacer una complementariedad con el gas”, señaló el líder, quien se encuentra en una gira por el continente europeo.  Morales se reunirá hoy con su homólogo francés François Hollande en París. En la cita se abordarán, sobre todo, temas económicos y de cooperación.

A su vez, Evo Morales señaló que la demanda marítima es un derecho del pueblo boliviano. “Para una verdadera integración hay que resolver algunos temas históricos como el de la salida al mar”, insistió el Mandatario.  El Jefe de Estado retorna mañana jueves al país, según indicó el vicepresidente Álvaro García.

El país exige a Chile que desmine la frontera

A. Guarachi/La Paz

El ministro de Defensa, Rubén Saavedra, denunció que Chile incumplió con los plazos establecidos en la Convención de Ottawa para el desminado de la frontera con Bolivia, por lo que anunció que el Estado exigirá el cumplimiento del compromiso chileno y que este país responda ante los organismos internacionales pertinentes por su accionar en esta materia.

La Convención de Ottawa estable en el parágrafo primero del artículo 5 que “cada Estado Parte se compromete a destruir o a asegurar la destrucción de todas las minas antipersonales colocadas en las zonas minadas que estén bajo su jurisdicción o control, lo antes posible, y a más tardar en un plazo de 10 años, a partir de la entrada en vigor de esta Convención para ese Estado Parte”.

Chile es parte del acuerdo internacional y puso en marcha en 2002 la Comisión Nacional de Desminado (Cnad) para poner en práctica este documento. “El Estado chileno tiene que cumplir la Convención de Ottawa; esa convención señala que los países que hubieran sembrado minas antipersonales tienen la obligación de desminar. Tenían plazo hasta 2012 y no lo cumplieron”, denunció Saavedra en una entrevista con La Razón Digital.

Minas. En agosto de 2010 se informó que Chile desactivó 19 mil de las 90 mil minas antipersonales y antitanques que sembró en su frontera con Bolivia. Saavedra y su entonces colega chileno, Jaime Ravinet, certificaron en Arica la desactivación de minas en los campos Tambo Quemado 1 y 2. Las minas antipersonales y antitanques fueron sembradas durante el gobierno dictatorial de Augusto Pinochet.

“Nosotros como Gobierno boliviano vamos a exigir que se cumpla la Convención de Ottawa; exigir que la frontera esté libre de minas y serán los organismos internacionales los que tomarán cartas en el asunto”, advirtió el titular de Defensa, recordando que Santiago solicitó ampliar por 10 años más el plazo fijado en el documento.

“Han pedido una ampliación y esperamos que Chile cumpla su obligación, porque no es solamente con Bolivia, sino es con toda la comunidad internacional. Si no cumple (con el desminado) tendrá que responder ante las instancias internacionales el motivo por los cuales ha incumplido”, advirtió el ministro de Defensa, Rubén Saavedra.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia