Nacional

Brasil legaliza inmigrantes en límite con Bolivia y exige cooperación

Además de haitianos, en las últimas semanas han llegado personas desde otros países y, según un balance hecho por las autoridades de Acre la semana pasada, había sesenta inmigrantes senegaleses, ocho dominicanos, cinco nigerianos y un bengalí.

Una avenida en Epitaciolândia, ciudad fronteriza con Cobija, Pando.

Una avenida en Epitaciolândia, ciudad fronteriza con Cobija, Pando. Foto:Internet

La Razón Digital / EFE / Brasilia

11:45 / 17 de abril de 2013

La situación de los inmigrantes que han llegado a Brasil por la frontera amazónica con Bolivia ha mejorado con la legalización de unas 900 personas, pero se requiere una mayor cooperación de los países vecinos para contener el flujo, informaron hoy fuentes oficiales.

"Hay una sensación general de mayor tranquilidad", declaró Tiao Viana, gobernador del estado de Acre, fronterizo con Bolivia, tras una entrevista con el canciller Antonio Patriota para analizar las medidas adoptadas en los últimos días frente a una masiva llegada de inmigrantes, en su gran mayoría procedentes de Haití.

Según datos oficiales, de los cerca de 1.600 inmigrantes llegados en las últimas semanas a las ciudades de Epitaciolandia y Brasileia, en los límites con Bolivia, unos 900 han legalizado su situación y ya cuentan con visados para permanecer en el país.

También han recibido atención médica, han sido vacunados contra enfermedades tropicales y serán auxiliados en la búsqueda de empleo.

Si bien el gobernador Viana consideró que hay mayor tranquilidad, también dijo a periodistas que expresó a Patriota su preocupación con una posible repetición del fenómeno, que el Gobierno brasileño atribuye a redes de tráfico de personas.

Viana apoyó la intención de Brasil de buscar apoyo de Bolivia, Perú y Ecuador para combatir a esas redes y solicitó al Gobierno federal un mayor respaldo al estado de Acre, que "no puede solo con esa situación" y es "una región vulnerable", por las dificultades que imponen las fronteras amazónicas.

La inmigración desde Haití por esas fronteras comenzó después del terremoto que devastó a esa nación antillana en 2010 y no ha parado desde entonces, aunque con diversa intensidad.

Para intentar ponerle freno, el Gobierno brasileño limitó las concesiones de visados a 1.200 por año, pero siempre que fueran tramitados en Haití y no en territorio de Brasil.

Sin embargo, después de haber otorgado visados a 1.593 haitianos en 2011, ese número saltó hasta 1.900 en 2012 y este año ya ha sido superado en solamente tres meses de 2013.

Además de haitianos, en las últimas semanas han llegado personas desde otros países y, según un balance hecho por las autoridades de Acre la semana pasada, había sesenta inmigrantes senegaleses, ocho dominicanos, cinco nigerianos y un bengalí.

Más información

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia