Nacional

Arce: Chile ya no puede usar Tratado de 1904 como defensa

Fallo. CIJ indicó que la demanda no toca el pacto, como dice Chile

Fallo. La audiencia de la CIJ, en La Haya, cuando se declaró competente sobre la demanda marítima boliviana. Fue el 24 de septiembre de 2015.

Fallo. La audiencia de la CIJ, en La Haya, cuando se declaró competente sobre la demanda marítima boliviana. Fue el 24 de septiembre de 2015. CIJ.

La Razón (Edición Impresa) / Rubén Ariñez / La Paz

04:43 / 17 de octubre de 2015

El procurador Héctor Arce afirmó que Chile ya no puede invocar el Tratado de 1904 como base de su defensa en el proceso de fondo de la demanda marítima boliviana, una vez que la CIJ, en su argumentación al rechazo de la impugnación planteada por Santiago, hace esta puntualización.

“La Corte Internacional de Justicia (CIJ) ha establecido en su fallo sobre su jurisdicción, de que la demanda boliviana no tiene nada que ver con el Tratado de 1904 (...) esto quiere decir que en la etapa de fondo Chile no tiene por qué presentar el Tratado como un argumento para contrarrestar la demanda boliviana”, señaló ayer Arce en una rueda de prensa.

De hecho, el presidente del tribunal internacional, Ronny Abraham, argumentó el 24 de septiembre —fecha de la lectura del fallo— que, con la demanda, “Bolivia no invoca el Tratado de 1904 ni pide que se pronuncie sobre este instrumento” y que “Bolivia no le pide que (la Corte) diga que tiene derecho a un acceso soberano al mar ni que se pronuncie sobre la naturaleza jurídica” del citado Tratado.

Bogotá. Santiago objetó la competencia de la Corte con un legajo de 1.158 páginas, distribuidas en tres tomos, en las que aseguró que el propósito de Bolivia estaba vinculado a una “cuestión zanjada y regida por el Tratado de 1904” que fijó los actuales límites fronterizos entre ambos países.

Además, Chile basó el recurso preliminar de competencia en el artículo sexto del Pacto de Bogotá (la norma por la que se reconoce la jurisdicción de la CIJ) que no admite demandas que hayan sido resueltas por tratados anteriores a 1948, el año en el que se pone en vigencia esta normativa.Bolivia planteó su demanda muy al margen del Tratado de 1904. Pidió a la CIJ que declare que Chile está obligado a negociar “de buena fe” una salida soberana al mar sobre la base de compromisos asumidos por el demandado.

En suma, la CIJ confirmó su jurisdicción para tratar este caso, por lo que Chile se vio obligado a presentar esta semana una nueva estrategia y equipos para enfrentar la nueva etapa del proceso. Arce consideró al respecto que “la situación de Chile es verdaderamente compleja y tiene todo el derecho, como lo han hecho, a reforzar sus equipos y a contratar más abogados” para poder responder a los méritos planteados por Bolivia.

El agente boliviano en la CIJ, Eduardo Rodríguez Veltzé, aseguró que el equipo jurídico no necesita ajustes por los resultados alcanzados hasta la fecha y Arce precisó que los juristas tienen un “compás de espera” hasta el 25 de julio de 2016, fecha que la CIJ fijó como plazo para que Santiago presente su contramemoria. En tanto, se “coordinan las agendas de los abogados internacionales” —según Arce— para perfilar una cita para diciembre.

La ruta que seguirá el litigio

Escrito

Bolivia presentó en 2013 su demanda ante la CIJ. Resuelto el recurso de competencia, Chile debe responder hasta el 25 de julio de 2016.

Oral

Vencida la fase escrita, las partes llevarán argumentos a  audiencias públicas en La Haya, sede de la CIJ.

Uruguay se abre a posible mediación

Uruguay se abre a una posible mediación entre La Paz y Santiago para resolver el diferendo marítimo, si así lo determina la Corte Internacional de Justicia (CIJ) al final del proceso que ahora se encuentra en su fase inicial.

“Llegado el caso, si en aras de lograr la mejor solución fuera viable y aceptada por las partes una mediación, Uruguay como país hermano y en el deseo de la mejor solución de los conflictos, por supuesto que estará a la orden”, indicó a La Razón el embajador de Uruguay en Bolivia, Carlos Flanagan.

Bolivia instauró un litigio para pedir a la CIJ que declare que Chile está obligado a negociar “de buena fe” una salida soberana en favor del país sobre la base de estos compromisos que asumió unilateralmente a lo largo de la historia. El proceso está en marcha una vez que la CIJ rechazó la objeción preliminar a su jurisdicción que interpuso Chile. Ahora Santiago debe presentar su contramemoria hasta el 25 de julio de 2016.

Precisamente es una “negociación de buena fe” lo que propone La Paz a su vecino que se puede dar producto de un fallo favorable al país. “Hay que ver qué es lo que resuelve La Haya, y cómo se implementa”, remarcó Flanagan.

Santiago ha negado este extremo en el entendido de que el asunto ha sido zanjado por el Tratado de 1904 y ha calificado la demanda como un “acto inamistoso”. El diplomático uruguayo aseguró que “no es ningún acto inamistoso, sino que es  lo lógico” en el entendido de que su país ratifica la “resolución negociada de los conflictos”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia