Nacional

Bolivia perfila seis argumentos para sustentar defensa del Silala

Ejes. Un permiso solicitado por Chile y estudios geológicos figuran entre las razones

La Paz. El vicecanciller Juan Carlos Alurralde, en la explicación de los argumentos de Bolivia; fue ayer.

La Paz. El vicecanciller Juan Carlos Alurralde, en la explicación de los argumentos de Bolivia; fue ayer. Miguel Carrasco.

La Razón (Edición Impresa) / Mauricio Quiroz n / La Paz

03:37 / 25 de marzo de 2016

Mientras la Dirección Estratégica de Reivindicación Marítima (Diremar) analiza los documentos para “la defensa del Silala”, el presidente Evo Morales bosquejó ayer seis argumentos técnicos y legales para materializar una demanda contra Chile.

El primero es el contrato de concesión de 1908 firmado entre la empresa chilena Antofagasta Railway Company y la Prefectura de Potosí para el uso de estas aguas para abastecer a locomotoras a vapor. “Chile pedía permiso para usar estas aguas”, remarcó el gobernante en un acto celebrado en el Palacio Quemado para convocar a Olimpiadas Científicas.

El segundo eje para la defensa de las aguas del Silala es la constatación científica, por parte de Bolivia, de que la reserva hídrica subterránea “e inmovilizada” data del periodo glacial. El vicecanciller Juan Carlos Alurralde explicó luego que se trata de un sistema de bofedales que se hallan en territorio nacional.

Derechos. A su turno, el canciller David Choquehuanca remarcó que el Silala está formado por ojos de agua que nacen en Bolivia y que no logran formar un río de cauce internacional sucesivo. Precisamente por eso, Evo Morales aseguró que el tercer argumento pasa porque “las aguas fueron desviadas artificialmente a Chile” a través de un sistema de canales construido específicamente para eso.

El cuarto argumento tiene que ver con la imposibilidad geológica y física de que en el cantón Quetena de Potosí se forme el cauce de un río que trasvase de forma natural hacia Chile. “No existe mucha precipitación pluvial y tampoco existen aguas de deshielo de las montañas y aguas de excedencias de lagunas que pueden infiltrarse en el subsuelo”, explicó el gobernante boliviano luego de referirse a las características de la región, situada por encima de los 4.000 metros sobre el nivel del mar.

Dadas las características del acuífero, emerge un argumento legal: “El uso y explotación de esas aguas es exclusivamente de Bolivia, porque no forma parte de un sistema hidrológico compartido, sino que son reservas de agua no renovables”, afirmó el Mandatario con relación al quinto eje sobre el que, según dijo, se fundamentará la defensa del Silala.

Al referirse al sexto eje, el Presidente indicó que “Chile vulnera el principio de soberanía de Bolivia”, un aspecto sobre el cual se puede sustanciar una demanda internacional contra Chile. “La Carta de Derechos y Deberes Económicos de los Estados, por resolución de la ONU de diciembre de 1974, en su artículo dos señala que todo Estado ejerce libremente soberanía plena sobre el uso, disposición y riqueza de los recursos naturales”, recordó.

“Chile explotó gratuitamente nuestros recursos hídricos por más de 100 años, no reconocieron, se lo aprovecharon. Chile debe reconocer su deuda por el uso de nuestras aguas por más de 100 años. Tiene deuda económica de miles de millones de dólares con Bolivia, que sistemáticamente se ha negado a reconocer”, sostuvo Morales.

Chile, que asegura que el Silala es un río, logró un preacuerdo con Bolivia en 2009 para una compensación del 50% de un flujo de al menos 200 litros por segundo, en tanto se hagan estudios sobre la naturaleza de los bofedales. Choquehuanca expresó que el pacto fracasó porque Chile rechazó pagar “la deuda histórica” por el uso de estas aguas.

Controversia del Silala

Agenda

Bolivia y Chile formaron un grupo para el análisis de la controversia. Se logró un acuerdo inicial que fracasó.

Utilidad

Las aguas del Silala son empleadas para la explotación de minerales en el desierto de Atacama.

En Chile piden dejar el Pacto de Bogotá

Carlos Corz

Legisladores chilenos plantearon que su país analice el abandono del Pacto de Bogotá ante el anuncio del presidente Evo Morales de explorar acciones legales para sentar soberanía sobre las aguas manantiales del Silala. En La Paz, el presidente del Senado, Alberto Gonzales, afirmó que las reacciones en Santiago muestran que allí “no estaban preparados” para esta acción.

El senador chileno Francisco Chahuán consideró que las declaraciones de Morales demuestran que “no ha entendido nada respecto a la voluntad de diálogo ofrecido” y, frente a ello, sostuvo que “Chile debe evaluar definitivamente retirarse del Pacto de Bogotá” por el que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) es reconocida por los países del hemisferio americano.

El diputado José Manuel Edwards también compartió esa postura. “Chile tiene que actuar de manera osada y audaz; espero que una de las reacciones a esto sea el retiro del Pacto de Bogotá, porque nada nos garantiza que Bolivia esté hoy día incluso evaluando una potencial demanda en contra de Chile por las aguas del Silala”, afirmó, según registra la versión digital de La Tercera. Las reacciones surgieron luego de que Morales instruyera a Diremar explorar las acciones legales para defender las aguas del Silala.

Chile busca agua cerca de la frontera

AFP

Chile perfora pozos en busca de agua a solo 300 metros de la frontera con Bolivia. La Paz está convencida de que explota acuíferos subterráneos de su propiedad, denunció la Cancillería boliviana, que evalúa las acciones a tomar. “Se ha podido detectar, por imágenes satelitales, que cerca del hito 60 y 50 se iniciaron grandes obras de perforación de pozos”, reveló en rueda de prensa el vicecanciller Juan Carlos Alurralde.

Con varias fotos, la autoridad explicó a periodistas dónde se encuentran los pozos. “Fíjense la cercanía con la frontera, esta obra está a 350 metros, está a menos de 300 metros y está a un kilómetro de distancia”, en una región por donde discurren las aguas del Silala, cuyo uso causa otra divergencia bilateral.

“Por la cercanía de explotación de pozos, nosotros estamos casi cien por ciento seguros de que están explotando aguas subterráneas bolivianas (...), Chile está bombeando aguas subterráneas bolivianas”.

Bolivia detectó esas obras a principios de 2015 y desde entonces cursó varias cartas de reclamo a Chile. “Ellos respondieron que no nos preocupemos, porque no existe ninguna prueba de que los acuíferos subterráneos de los que se extrae el agua sean compartidos”, remarcó Alurralde.

La denuncia ocurre un día después de que el presidente Evo Morales anunció que su gobierno estudia una acción legal contra Chile por el uso “unilateral e ilícito” del manantial Silala, que nace en territorio boliviano y surte a gratuidad el norte chileno.

Santiago respondió que podría plantear una contrademanda, pues considera que el Silala es un río internacional de cauce sucesivo. La Paz mostró reiteradamente una canalización artificial de esas aguas hacia territorio chileno, construida para el antiguo abastecimiento de locomotoras a vapor.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia