Nacional

Nicolás Maduro también quiere ‘bañarse en las playas bolivianas’

Tiquipaya. Bolivia cosecha más respaldos a la causa boliviana tras foro climático

Quillacollo. El Presidente de Ecuador junto a Evo Morales y el mandatario venezolano, Nicolás Maduro.

Quillacollo. El Presidente de Ecuador junto a Evo Morales y el mandatario venezolano, Nicolás Maduro. Fernando Cartagena.

La Razón (Edición Impresa) / Luis Mealla / La Paz

04:01 / 13 de octubre de 2015

Al cierre de la II Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático, Bolivia sumó más apoyos a la causa marítima. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo ayer que quiere bañarse en playas bolivianas tal como lo indicara su antecesor, Hugo Chávez.

Maduro, durante el acto de clausura del foro climático, señaló además que “solo a través del diálogo y del derecho internacional será posible esa conquista (la reintegración marítima del país)” y luego expresó su deseo de que en 2025, al cumplirse el bicentenario de la fundación de Bolivia, junto con el presidente Evo Morales pueda bañarse “en el mar soberano”, tal como lo señaló Chávez en noviembre de 2013, al inicio de la XIII Cumbre Iberoamericana que tuvo lugar en Santa Cruz de la Sierra.

“Vayamos juntos a bañarnos en una playa boliviana”, enfatizó Maduro en el coliseo de Quillacollo (Cochabamba), donde se clausuró la conferencia. Allí también asistió el presidente de Ecuador, Rafael Correa, y el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez. Todos ellos se inclinaron a favor del diálogo entre Bolivia y Chile por el mar, tal como el país ha solicitado ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) situada en La Haya.

Proceso. De hecho, el espíritu de estas declaraciones sobre la demanda marítima también se vio reflejado en una parte de la Declaración de Tiquipaya, la población cochabambina donde 50 delegaciones de diferentes países se reunieron desde el sábado para trabajar en una propuesta con miras a la Cumbre sobre el Cambio Climático (COP-21) que tendrá lugar  en diciembre, en París.

Pero, al margen del documento, otras voces se dejaron escuchar para apoyar la causa del país. El abogado español Baltasar Garzón, el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel e incluso representantes de sectores sociales de Chile pidieron al gobierno de Michelle Bachelet diálogo por el mar.

Bolivia planteó en 2013 una demanda contra Chile en la CIJ para que ese país negocie una salida soberana al mar sobre la base de propuestas unilaterales que no se cumplieron. Santiago impugnó la competencia del tribunal, pero éste rechazó el recurso el 24 de septiembre y decidió continuar con el proceso legal. Tras este fallo, la Corte fijó para el 25 de julio de 2016 la presentación del documento de contramemoria de Chile como respuesta a la memoria de Bolivia

Ante este escenario, Correa manifestó que la demanda es “justa” y apeló a que el diferendo “se resuelva por los medios pacíficos”. “Nuestro corazón para que se resuelva esto por los medios pacíficos, como está ocurriendo felizmente entre dos países que queremos mucho: Bolivia y Chile”, expresó. En tanto, el Canciller de Cuba reafirmó el respaldo “solidario” de su país “a una salida soberana al océano Pacífico” en favor de Bolivia.

El vicepresidente Álvaro García Linera sostuvo ayer que la demanda “sigue siendo única, firme, sólida: salida soberana al océano Pacífico”. “Chile no ha hablado de mejoras; Chile, desde hace 100 años, habla de salida soberana y esa es nuestra posición”, señaló el dignatario en respuesta al canciller chileno, Heraldo Muñoz, quien el sábado afirmó, en una entrevista con  radio Fides, que la apertura al diálogo de su país abarcaría el “perfeccionamiento” del acceso de Bolivia al mar, pero sin ceder soberanía que implique la integridad territorial.

Respaldo al diálogo

Socios

Cuba y Ecuador, socios de Chile en varios escenarios de cooperación, se manifestaron ayer públicamente por primera vez en favor de Bolivia.

Conferencia

El foro internacional de Tiquipaya respaldó el diálogo por el mar.

Foro expresa apoyo a la demanda marítima

Aunque no estaba en su agenda, la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático, que concluyó ayer en Tiquipaya, expresó en su declaración final un apoyo al diálogo entre Bolivia y Chile, en virtud a la demanda marítima.

“Impulsar el acceso soberano al mar para el pueblo boliviano, apoyando la demanda marítima  en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) situada en La Haya, para generar el espacio de diálogo que resuelva los temas pendientes entre los hermanos países de Bolivia y Chile”, cita uno de los párrafos del texto aprobado ayer en el foro.

En ese marco, también se declaró al acceso soberano al mar como un derecho humano, en alusión a los países en situación de enclaustramiento “por guerras injustas e invasiones injustificadas”. El 24 de septiembre, la CIJ se declaró competente para tratar el caso y se reanudó el proceso de fondo. Ahora le toca a Chile presentar su contramemoria en 2016. Mientras, Bolivia continúa sumando respaldos internacionales.

El agente boliviano ante la CIJ, Eduardo Rodríguez Veltzé, destacó las muestras de apoyo a la causa por tratarse de un “propósito pacífico”. “Hoy día los países conversan y está claro que la mejor manera de resolver las diferencias es a través del diálogo”, señaló.

Santiago presenta hoy su nueva estrategia

Para esta jornada se tiene previsto que la Cancillería de Chile presente su nueva estrategia para reforzar la campaña en esta fase del litigio marítimo, luego de que la CIJ se declarara competente para tratar la demanda boliviana. Políticos chilenos esperan que el plan de trabajo sea “sólido y contundente”, sobre todo en el ámbito comunicacional, en el que Bolivia ha cosechado un importante respaldo de la comunidad internacional para que se instale el diálogo por el mar entre ambos países.

“Debe ser una estrategia que defienda los intereses del Estado (chileno), además se debe tener una sólida política comunicacional y reforzar el equipo jurídico ante la Corte”, declaró a La Razón el diputado opositor José Manuel Edwards, de la centroderechista Renovación Nacional.

En esa línea, su colega Jorge Tarud, del oficialista Partido por la Democracia (centro), demandó una “contundente” política comunicacional e histórica para contrarrestar la labor que hizo hasta la fecha el portavoz de la demanda boliviana, el expresidente Carlos Mesa.

Causa. Chile reconoció que esa fue una de las principales debilidades en la primera fase del juicio, por lo que se analizó un urgente relanzamiento de la estrategia.  La pasada semana, el canciller Heraldo Muñoz y el agente ante la CIJ, Felipe Bulnes, se reunieron con parlamentarios para delinear el trabajo en esta nueva etapa, sobre la base de cinco ideas para reforzar la campaña chilena.

Así, en pasados días se analizó, primero, la designación de un vocero que hará una labor similar a Mesa, en Bolivia; explicación de alcances históricos; consolidación de campaña mediática; diversificación de las vocerías; y la radicatoria de Bulnes en La Haya mientras dure el litigio en la CIJ.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia