Nacional

Captura de Ormachea da paso a cruce de denuncias entre policías

La aprehensión en EEUU del mayor Fabricio Ormachea desató una guerra entre policías. El excomandante Víctor Hugo Escóbar pidió detener al grupo de extorsionadores que actuaban con él, como al teniente coronel Johnny Aguilera, quien a su vez le acusó de extorsión.

Enjuiciado. El general (p) Víctor Hugo Escóbar ingresa a una audiencia en el Juzgado 5° de Instrucción en 2012.  Foto: Archivo

Enjuiciado. El general (p) Víctor Hugo Escóbar ingresa a una audiencia en el Juzgado 5° de Instrucción en 2012. Foto: Archivo

La Razón (Edición impresa) / Iblin Linarez / La Paz

03:13 / 09 de septiembre de 2013

La aprehensión en EEUU del mayor Fabricio Ormachea desató una guerra entre policías. El excomandante Víctor Hugo Escóbar pidió detener al grupo de extorsionadores que actuaban con él, como al teniente coronel Johnny Aguilera, quien a su vez le acusó de extorsión.

Ormachea —dado de baja el jueves de la semana pasada— fue capturado en Miami por agentes encubiertos de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) el 31 de agosto con el dinero que logró arrancarle al empresario Humberto Roca, investigado por la quiebra de AeroSur y por el delito de enriquecimiento ilícito.

Escóbar (2009-2010) procesado por la adquisición ilícita de un departamento en el edificio Los Reyes, acusó a Aguilera y a Ormachea de pedirle dinero para “ayudarlo” en el juicio que le sigue Covipol (Consejo de Vivienda Policial).

Por este caso, el excomandante de la Policía boliviana fue enviado a la cárcel con detención preventiva, pero ahora goza de libertad.

“He sido víctima de estos señores. Ellos querían sacarme $us 20.000. Este grupo tenía el modus operandi de inculpar a alguien y preparar informes para incriminarte. Si no cedías a la extorsión, terminabas con una detención preventiva como yo”, declaró a radio Panamericana. “La Fiscalía —añadió— debería allanar los domicilios del teniente coronel Aguilera, del mayor J. C. B., del exfiscal destituido A. O. y del fiscal M. R.”.

 Réplica. Escóbar fue acusado de adjudicarse irregularmente un departamento en la planta baja del edificio Los Reyes, al igual que los generales Isaac Pimentel, Guido Arandia y Juan Carlos Saa y fue investigado por la Dirección Especial de Lucha contra la Corrupción (DELCC), de la que Aguilera era jefe.

Tras las declaraciones del excomandante de la Policía, Aguilera —actual director de la Facultad Técnica Policial de El Alto— se presentó en la emisora, rechazó lo dicho y acusó de extorsión al denunciante.

“No envié a Ormachea a su casa. Quiero recordarle general Escóbar que (él) ha trabajado con usted en Radio Patrullas 110 y que ha tenido una estrecha amistad con él. Ese día (el de la supuesta extorsión) usted lo llamó nueve veces para ir a tomar un café”, informó el oficial.

Para probar la extorsión, el general difundió el registro de una cámara de seguridad en la que se ve a Ormachea presionando el timbre de la puerta de su departamento.

Aguilera denunció también que el excomandante, por venganza, hizo que le cambien de destino hace ocho meses. “El general Escóbar es el policía que tiene mayor cantidad de procesos penales, más de 28, y en ninguno excepto en el nuestro ha sido cautelado”, apuntó.

Desde 2010, el Ministerio de Trasparencia y Lucha Contra la Corrupción y el Comando General de la Policía efectuaron denuncias sobre irregularidades cometidas en Covipol.

Se notificó al constructor Mario Patiño quien declaró ante la Fiscalía que fue extorsionado para la suscripción del contrato de construcción del edificio Los Reyes (que favoreció al cuñado de Virgilio Vargas, presidente ejecutivo de Covipol entonces).

Asimismo, dijo que fue extorsionado por el general, quien le arrancó $us 30.000 con amenazas. “Escóbar se benefició de este pago realizado el 18 de noviembre de 2009, cuando él estaba como Comandante General de la Policía Boliviana”, recalcó.

Hasta ahora, el comando de la fuerza pública no se ha pronunciado sobre este cruce de acusaciones de extorsión y corrupción.  

El sábado, la fiscal que investiga la quiebra de AeroSur anunció que Ormachea será incluido en el proceso por encubrimiento y obstrucción de justicia. La representante del Ministerio Público también reveló que no estaba asignado a ese caso.

“Tenemos un primer informe acerca de que este señor no estaba en misión oficial”, aseguró ayer el ministro de Gobierno, Carlos Romero, quien manifestó que “se quiere hacer daño a la imagen del Gobierno, (...) pretender politizar el caso es desatinado”.

David Vargas, exmayor, informó de que Ormachea, con quien se topó en la puerta del comando la semana previa a su aprehensión, le dijo que “iba al país del norte por una misión R-20”, es decir encomendada por la máxima autoridad policial.

Cruce de acusaciones mutuas

Fortuna

“Escóbar tiene muchas casas, pero no están registradas a su nombre”, aseguró Aguilera.

Irregular

“A Aguilera, en el grado que él tenía, le dieron una dirección. Eso va contra nuestro reglamento”, replicó Escóbar.

Falsedad

“Desde el inicio, Escóbar no estaba en el proyecto de Los Reyes y el libro de solicitudes fue alterado”, precisó  Aguilera.

Detenido

“Mi exabogado Edward Mollinedo, quien se encuentra detenido en Palmasola,  era el contacto directo con estos señores, ésa es la red”, argumentó Escóbar.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia