Nacional

Charagua, entre el disenso, busca ser líder en autonomía

Consulta. La localidad cruceña tiene mayoría indígena y va a referendo el 20 de septiembre

Info autonomía Charagua.

Info autonomía Charagua.

La Razón (Edición Impresa) / Rubén Ariñez / Charagua (Santa Cruz)

03:09 / 03 de agosto de 2015

A Silvia Canda, guaraní de origen, le jalaron hasta los cabellos por difundir los estatutos de la autonomía indígena de Charagua. Sectores urbanos de ese municipio cruceño se resisten al proceso, mientras que los indígenas trabajan para que gane el Sí en el referendo autonómico.

“Hay sectores que siempre han querido dominar el poder político y económico y quieren seguir haciéndolo por perder al hegemonía política”, explicó Canda, quien es responsable de la comisión de autonomías de la Alcaldía de esa región. Ella y otros 58 asambleístas redactaron el estatuto autonómico que se someterá a consulta ciudadana el 20 de septiembre.

Por su extensión territorial, Charagua es el municipio más grande de Santa Cruz y del país —cuenta con 74.000 kilómetros cuadrados, casi el doble de la superficie del departamento de Tarija — y según datos del Censo 2012, tiene unos 32.000 habitantes. De ese total, un 68% de la población (21.760) se identificó como guaraní.

Esa mayoría indígena gestó el proceso de conversión de gobierno municipal a la inédita autonomía indígena, pero desde 2003 a través de la inclusión de planes de gestión que les permitieron el uso de esa imponente tierra chaqueña oriental que les pertenecía desde tiempos ancestrales.

Este proceso consiguió uno de sus primeros frutos el 25 de enero de 2009, cuando Charagua —por medio de un referendo— abrió la senda a la conversión del gobierno edil. Entonces, un 56% del electorado aprobó la iniciativa y de inmediato comenzó la redacción del documento autonómico.

Pero el camino hacia la autonomía no estuvo expedito. “Siempre ha habido injerencia de los partidos políticos, nos han ido dividiendo como pueblo guaraní en las diferentes capitanías (comunidades indígenas) y es por eso que nace el interés para poder gobernarnos nosotros mismos, sin intervención de otros sectores”, explicó la guaraní Canda, que quiere que el Sí en el referendo autonómico gane con más del 80%.

Este criterio encuentra resistencia en Luis Hurtado, quien con orgullo asegura: ¡Soy nacido y criado en esta bella tierra! Es dueño del hotel Charagua, uno de los más visitados por los foráneos. Aseguró que el estatuto es racista, excluyente y antidemocrático. “Ya no somos todos indígenas, aquí hay gente que ha venido del interior y es gente que trabaja y produce, ellos no producen ni lo que comen”, afirmó.

RESISTENCIAS. Como él, existen otros charagüeños, agrupados en un comité cívico, que ahora aúnan esfuerzos para deslegitimar el estatuto y el proceso de conversión porque —según dicen— no fueron considerados para la redacción del proyecto.

El municipio de Charagua tiene seis regiones. Cuatro de ellas son capitanías indígenas: Charagua Norte, Parapitiguasu, Alto Isoso y Bajo Isoso que respaldan, en su mayoría, el proceso autonómico. En tanto que Charagua Centro y la Estación (del ferrocarril) son áreas urbanas opositoras o con escepticismo al proceso; por lo menos así lo demuestra don Carlos, un potosino que vive diez años en el lugar y que al ser consultado si aprobará el estatuto, respondió: No sé, para mí parece como un “divisionismo”.

El alcalde de esa municipalidad, Belarmino Solano, aseguró que siempre están “con las puertas abiertas para los hermanos que no son hablantes guaraníes. El estatuto habla de una igualdad de oportunidades”. Charagua quiere demostrar que se puede progresar desde una autonomía indígena. Así lo anhelan los cuimbae (hombres) y las kuña (mujeres) de esta ivi maraei (tierra sin mal).

Defensa en la Guerra del Chaco

Charagua cuenta con el mayor número de población guaraní, su participación heroica en la defensa del territorio nacional y sus recursos naturales durante la época de la Guerra del Chaco le hacen honor a su denominativo de “ciudad benemérita de la patria” por decreto supremo del 11 de agosto de 1971.

La ONU vigila el proceso

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), a través del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), efectúa el acompañamiento al inédito proceso autonómico que sigue el país y que se fortalecerá con el referendo que se desarrollará el 20 de septiembre. “La labor deberá continuar después de la consulta, esto es solo una expresión de voluntad, pero hay que seguir construyendo los mecanismos para manejar esta autonomía”, señaló Mireia Villar, la nueva representante del PNUD.

En septiembre, Chuquisaca, Cochabamba, La Paz, Oruro y Potosí buscarán la aprobación de sus estatutos autonómicos junto a Charagua, en Santa Cruz, y Totora Marka, en Oruro, que quieren dejar de ser municipios y convertirse en autonomías indígenas.

Consulta. A esas regiones se suman Tacopaya y Cocapata, en Cochabamba, además de Huanuni, en Oruro, que gestionan la aprobación de sus cartas orgánicas. Si bien el Gobierno sigue de cerca este proceso, la ONU quiere sumarse en el “mejoramiento de la gestión” de los gobiernos locales. “Nos gustaría mucho si hubiera un interés por parte de los municipios y las autonomías (...) es un tipo de trabajo que hemos hecho en otras partes del país y con gusto vamos a apoyar”, señaló Villar en el marco de la primera Cumbre de los pueblos indígenas originarios del Chaco que se desarrolló en la población de Charagua, Santa Cruz, entre el 24 y 25 de julio.

Alejandra Anzaldo García: Existe temor  al poder indígena

Uno de los principales hitos que ha permitido que la nación guaraní avance en la construcción y el reconocimiento del Estado al derecho del autogobierno y la autodeterminación fue la refundación de lo que hoy se conoce como la Asamblea del Pueblo Guaraní (APG) que data de 1987. Surgió desde un diagnóstico profundo de la situación de los guaraníes. Se generó para construir y definir su visión política como nación indígena. Ahí surge la visión política guaraní del ejercicio del autogobierno y la reconstitución territorial.

A partir de los resultados del referendo de 2009, se inició la construcción del estatuto y la constitución de la asamblea para la construcción de la norma. Lastimosamente no avanzó por decisión propia de sectores que se alejaron del proceso.

El pueblo guaraní es un pueblo abierto y no se cierra en su posicionamiento. Reconoce la diversidad de otros actores no indígenas y propugna su participación en los distintos procesos de una manera más equilibrada. Persiste todavía el temor de que los indígenas van a tomar el poder y todos se van a guaranizar.

Hay sectores vinculados a la hacienda y el patronazgo, por eso es muy difícil que acepten dejar de ser patrones para tener al peón de autoridad. Ahí se genera la resistencia.

Toda la movilización de la APG para avanzar en estos seis años es el esfuerzo de los líderes de las capitanías y su convicción de que esto es posible. Eso ha demandado viajes, reuniones, incidencias, seguimiento y presión en las instancias nacionales para viabilizar el proceso que no tiene precedentes.

Alejandra Anzaldo García es directora de Cipca Cordillera

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia