Nacional

Condena a la Alianza del Pacífico y autocrítica en Foro de Sao Paulo

Con críticas a la Alianza del Pacífico, conformada por Chile, Perú, Colombia y México, que es vista como una reedición del ALCA (Área de Libre Comercio de las Américas), y autocrítica, la izquierda latinoamericana cerró el XIX Foro de Sao Paulo.

Evo Morales cierra el XIX Foro izquierdista latinoamericano en Brasil. Foto: EFE.

Evo Morales cierra el XIX Foro izquierdista latinoamericano en Brasil. Foto: EFE.

La Razón (Edición impresa) / Elisa Medrano / La Paz

02:50 / 05 de agosto de 2013

Con críticas a la Alianza del Pacífico, conformada por Chile, Perú, Colombia y México, que es vista como una reedición del ALCA (Área de Libre Comercio de las Américas), y autocrítica, la izquierda latinoamericana cerró el XIX Foro de Sao Paulo.

El presidente Evo Morales clausuró el encuentro, y en su discurso de cierre llamó a los gobiernos izquierdistas de la región —Argentina, Brasil, Ecuador, Venezuela, Nicaragua y Cuba— a cuidarse de la corrupción, el abuso de poder, el sectarismo y a vencer el “colonialismo del lujo”.

“Denunciamos las tentativas, inspiradas en potencias extrarregionales, en el sentido de fracturar y sabotear la integración regional, como es el caso de la llamada Alianza del Pacífico y la búsqueda incesante por generar crisis y estimular divisiones en el Mercosur”, señala la declaración.

“No por casualidad está formada por países que poseen tratados de libre comercio con Estados Unidos”, agrega el documento leído ayer por la presidenta de la Asamblea Nacional de Ecuador, Gabriela Rivadeneira.

El Foro de Sao Paulo fue fundado en 1990 por el Partido de los Trabajadores liderado por el entonces dirigente y posterior presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva. En el XIX encuentro participaron un millar de delegados y un centenar de políticos de izquierda, comunistas y socialistas.

Como lo hicieran los asistentes a la Cumbre de los Pueblos realizada en Cochabamba la semana pasada, el Foro de Sao Paulo fustigó a la Alianza del Pacífico porque en su agenda se halla la liberalización del comercio y de los servicios.

Morales pidió a la izquierda y a los movimientos sociales mantenerse unidos frente a los gobiernos de los países miembros de esa alianza, que también perseguirían dividir y debilitar a la Unión de Naciones Suramericanas.

 Frente a ese tipo de arremetidas, el Foro planteó acelerar la integración de Latinoamérica y del Caribe para hacerle frente a tratados de libre comercio como la Asociación Transpacífico (Brunéi, Chile, Nueva Zelanda, Singapur y otros) o el Acuerdo Transatlántico, en negociación y que estaría integrado por Estados Unidos, Australia, Malasia, Vietnam, Singapur, Nueva Zelanda, Chile, Perú́, Brunei, Canadá, México y quizás Japón y Corea del Sur.

“Nuestra propuesta debe tener la perspectiva de alcanzar la complementariedad económica, reducir las asimetrías y promover el desarrollo económico y social de nuestro continente”, señala el documento.

Para fortalecer a los gobiernos izquierdistas de la región, Morales sugirió crear un mecanismo destinado a hacer frente a esos intentos de división, pero además para prevenir demandas de compañías transnacionales ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI) del Banco Mundial, como la que interpuso Chevron contra Ecuador.

Urge la necesidad, sostuvo, de “organizarnos y que expertos puedan reunirse y ayuden a frenar esos procesos de las transnacionales”. Con la finalidad de apoyar a los gobiernos antiimperialistas, “deberían crearse consejos o comisiones técnicos y jurídicos”, agregó el Mandatario.

El Presidente boliviano —que habló por casi una hora— también se refirió a la situación de la izquierda en América Latina. En su criterio, los gobiernos de esa tendencia no están a salvo de los levantamientos ocasionados por el descontento.

“Soy un convencido de que si en un país, por más de izquierda que sea el presidente o el gobierno, falta alimento, movimiento económico o energía, no hay gobierno que pueda soportar los levantamientos de nuestros pueblos”, advirtió.

En cuanto a la autocrítica, convocó a los gobiernos a cuidarse de la corrupción. “La gente está cabreada con la corrupción y esto puede afectar a los gobiernos antiimperialistas”, recalcó el Jefe del Estado. Además, convocó a no incurrir en abuso de poder, acabar con el “colonialismo del lujo” y en superar el sectarismo. “Para liberarnos de los neoliberales (en Bolivia) nos tuvimos que liberar de la izquierda tradicional, que es muy sectaria”, añadió y demandó la unidad de los partidos con sectores sociales.

Crítica a Estados unidos

Declaración

El XIX Foro de Sao Paulo denunció las maniobras de Estados Unidos en la región por su pérdida relativa de poder.

Rechazo

Los asistentes también rechazaron la injerencia del país del norte en los países de América Latina, refiriéndose a los casos de espionaje a través de internet.

Bolivia

La XVIII cita del Foro se efectuó en julio de 2012 en Caracas, de la que participó el entonces presidente Hugo Chávez, quien fue recordado en el evento cerrado ayer. La XX reunión será en Cochabamba.

La izquierda apoya a Evo y fustiga ‘secuestro’

El XIX Foro de Sao Paulo, en su documento de conclusiones, respaldó al presidente boliviano Evo Morales y condenó el bloqueo aéreo que le impusieron España, Italia, Francia y Portugal el 2 y 3 de julio cuando retornaba de Rusia.

“Felicitamos y nos solidarizamos con la dignidad de nuestro compañero Evo Morales, y condenamos enérgicamente el secuestro del Presidente de Bolivia perpetrado por cuatro gobiernos europeos en flagrante violación de la soberanía boliviana y de leyes internacionales”, señala el documento leído por la presidenta de la Asamblea Nacional de Ecuador, Gabriela Rivadeneira.

Según el legajo, con ese accionar los países europeos no sólo pusieron en riesgo la vida de Morales, sino de toda su delegación.

Apoyos. Ese respaldo se suma al que obtuvo el Jefe del Estado el 4 de julio, en la cumbre que realizaron los mandatarios de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), así como el espaldarazo del 12 de julio de los miembros del Mercado Común del Sur (Mercosur), que ordenó el repliegue de sus embajadores de las cuatro naciones europeas.

Morales también recibió la solidaridad de organismos internacionales, como la Organización de Estados Americanos (OEA) y las Naciones Unidas (ONU).

La presión obligó a los cuatro gobiernos europeos que prohibieron el sobrevuelo del avión presidencial, a pedir disculpas, las que fueron aceptadas el 24 de julio.

Debido a este impasse, la Cumbre de los Pueblos celebrada la semana pasada en Cochabamba resolvió gestionar ante Naciones Unidas la declaración, el 2 de julio, como Día Internacional Contra el Imperialismo.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia