Nacional

Convergencia Nacional sucumbe al calor del fuego preelectoral

Dispersión. Los legisladores opositores son absorbidos por nuevas fuerzas y alianzas

Saludos. Reyes Villa, que está junto a militantes de su alianza, inscribe a su fórmula para terciar en 2009.

Saludos. Reyes Villa, que está junto a militantes de su alianza, inscribe a su fórmula para terciar en 2009. Ángel Illanes-Archivo.

La Razón / Ricardo Aguilar / La Paz

05:30 / 22 de noviembre de 2013

La alianza política de Plan Progreso para Bolivia-Convergencia Nacional (PPB-CN) fue consumida por el fuego provocado por los aprestos preelectorales, confirmaron ayer los legisladores elegidos bajo este signo y que han buscado sumarse a otras fuerzas emergentes de la oposición.

Convergencia no fue un partido político ni una agrupación ciudadana, sino una alianza electoral y así fue inscrita en el Tribunal Supremo Electoral (TSE), explicó el diputado por este pacto Tomás Monasterio, quien además aclaró que sólo figuró como “invitado” de la sigla política que terció en las elecciones generales de diciembre de 2009.  En la actualidad, este legislador se ha declarado como “parte activa” del Movimiento Demócrata Social (MDS) que lidera el gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas.

“Convergencia es una alianza electoral que fue creada con el objetivo de aglutinar a la oposición articulada en los comicios de 2009. Está claro que cumplió su rol”, apuntó Bernard Gutiérrez, senador de Cochabamba que llegó al Legislativo bajo la alianza.

Al igual que Monasterios, Gutiérrez trabaja, desde 2012, en el proyecto que promueve el gobernador Costas. Afirmó que la lección de Convergencia fue asumida y que no repetirá los errores del pasado. “Precisamente, con la lógica de no trabajar proyectos simplemente electorales, hemos desarrollado, desde 2012, un diálogo para formar a los ‘demócratas’, pero dotado de organicidad como instrumento político, ya no como una mera alianza electoral”, señaló ayer el legislador opositor.

Adrián Oliva, diputado por Tarija de la alianza PPB-CN, admitió que el pacto electoral, hoy en dispersión, no pudo frenar al gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS): “Convergencia fue una alianza política, sin embargo no logró resultados ni hacer frente al MAS en 2009”, apuntó.

Oliva, no obstante, exteriorizó sus críticas a la propuesta de alianza del Frente Amplio, que enarbola Unidad Nacional, como al Movimiento Demócrata. “La experiencia debería servir para ser autocríticos y reconocer que los aparatos coyunturales para las elecciones no alcanzan para proponer un proyecto de país”, sostuvo el diputado. “Se sigue insistiendo en ese tipo de articulaciones. Se están perfilando nuevas alianzas políticas para 2014 con los mismos defectos que finalmente van a tener la misma suerte que Podemos (Poder Democrático y Social) en 2005 y Convergencia en 2009, no se puede lograr resultados diferentes haciendo siempre lo mismo”, añadió.

Centa Rek, senadora de PPB-CN y hoy parte del Frente Amplio, dijo que la alianza “comenzó a morir” cuando quedó “descabezada” por efecto de la salida del país de Manfred Reyes Villa, el líder político que buscó la Presidencia bajo el pacto de oposición. “No supimos suplir esa situación por haber sido una alianza nacida en la coyuntura”, afirmó.

Rek dijo que el Frente Amplio es “diferente” a Convergencia porque tiene “institucionalidad y líderes de nivel”. Convergencia postuló en 2009 a Manfred Reyes Villa a la Presidencia y a Leopoldo Fernández a la Vicepresidencia. El binomio logró el 26,7% de  los votos con 36 de los 130 diputados y 10 de 36 senadores.

La Alianza Coyuntural

‘Ha muerto’

La analista política Helena Argirakis afirmó que PPB-CN “ha muerto”; mientras que el exvicepresidente Víctor Hugo Cárdenas, mucho más crítico, aseguró que “no puede morir aquello que nunca nació”. 

Helena Argirakis Jordán: La alianza que formalizó el Conalde

Convergencia Nacional formalizó el Conalde (Consejo Nacional Democrático), es decir la formalización de los acuerdos políticos no institucionalizados de la época de la polarización y el empate catastrófico. Como la correlación de fuerzas ha cambiado, la alianza de Convergencia quedó desplazada porque la opción política que representó se vino abajo.

Esa opción quedó sin contexto y ni pertinencia, más aún cuando sus líderes se   han autoclandestinizado. Esta alianza se dio en el fin de la etapa de la polarización política de enfrentamiento entre bloques. El campo político se está reinstitucionalizando y hay nuevas expresiones que surgen y que reflejan este nuevo momento.

Convergencia ha muerto. Ahora las derechas se reacomodan de acuerdo con sus líneas particulares en otras siglas, unas más y otras menos a la derecha. Ahora se verá la posición auténtica de cada uno.

Helena Argirakis Jordán es politóloga.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia