Nacional

Costas afianza su relación con la CIDOB y sella pacto para viviendas

El gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, afianzó su relación con los indígenas que se distanciaron del oficialismo. Creó una Secretaría Indígena y firmó un acuerdo con el dirigente de la CIDOB, Adolfo Chávez, para un programa de vivienda con un presupuesto de Bs 10 millones.  

Encuentro. El gobernador cruceño Rubén Costas y el dirigente de los indígenas Adolfo Chávez.

Encuentro. El gobernador cruceño Rubén Costas y el dirigente de los indígenas Adolfo Chávez.

La Razón / Iván Condori / Santa Cruz

02:19 / 26 de enero de 2012

Chávez, máximo dirigente de la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente Boliviano (CIDOB), aseguró que la firma del documento no representa ninguna alianza política. “Es un mandato de los pueblos indígenas que da lugar a firmar resoluciones con gobernaciones, municipios y la cooperación internacional”, explicó.

En el marco de la firma del acuerdo, también fue designado el indígena Ronald Gómez como responsable de la Secretaría Indígena. Para Costas, estas iniciativas son parte de la “política inclusiva” a favor de los pueblos guarayo, ayoreo, chiquitano, guaraní y yuracaré mojeño de Santa Cruz.

Pacto El acuerdo surge poco después de que la organización que dirige Chávez rompiera la alianza orgánica y política con el gobierno de Evo Morales a consecuencia de las visiones contrapuestas respecto a la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos por el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS).

“No es político lo hecho. Son convenios interinstitucionales y no hay ninguna forma de alianza”, afirmó el dirigente de los indígenas que lideró una marcha de Trinidad a La Paz, entre agosto y octubre de 2011, que consiguió precisamente la aprobación de la ley corta que vetó la construcción de la carretera por el parque.

El plan de vivienda consta de un presupuesto de 10 millones de bolivianos. No se estableció dónde y en qué tiempo edificarán estas obras. El asambleísta departamental del Movimiento Al Socialismo (MAS) Edwin Muñoz aseguró que el acto desarrollado en la Gobernación no es más que la continuidad de la alianza entre algunos indígenas y el partido Verdes (Verdad y Democracia Social) del gobernador Costas; alianza que garantiza que los Verdes mantengan el control del ente deliberativo.

Gómez informó que lo único que buscan con el convenio interinstitucional es luchar contra la pobreza en los pueblos indígenas. “El fin es que los pueblos indígenas puedan ser beneficiados, porque se encuentran olvidados”, insistió la autoridad.

Costas destacó que su administración es la primera que crea una secretaría de este tipo y que es complejo conseguir colaboradores. “Mucha gente por temor a la persecución política que viene realizando el Gobierno no se anima a participar dentro de una gestión tan importante y trascendente”, sostuvo.

La CIDOB acusa al Gobierno y al MAS de alentar acciones para modificar la ley corta y viabilizar la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos por el parque. Chávez afirmó ayer que está vigente la línea trazada respecto a la relación con el oficialismo. Insistió que al igual que con la administración de Morales, ningún acuerdo o acción con la gobernación cruceña compromete su línea política. Muñoz aseguró a la gubernamental agencia ABI que la alianza CIDOB-Gobernación “es parte de las migajas que reciben los indígenas por su apoyo a Costas”.

Enfrenta juicios

Situación

Rubén Costas es opositor al gobierno de Evo Morales. Tiene en su contra al menos 17 juicios penales. Sus colegas de Tarija, Mario Cossío, y de Beni, Ernesto Suárez, también de la línea opositora, fueron suspendidos de sus cargos por casos de corrupción.

El Defensor buscará un diálogo por el TIPNIS

El defensor del Pueblo, Rolando Villena, buscará un acercamiento entre la dirigencia de los marchistas del Consejo Indígena del Sur (Conisur) y los que condujeron la movilización en defensa del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), para viabilizar un diálogo que permita una solución al conflicto en torno a la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos por el TIPNIS.

El indígena y diputado del oficialismo Pedro Nuni respondió que no tienen ninguna obligación con los marchistas del Conisur. “No vamos (a ninguna reunión), no hemos promovido esta marcha. Esto viene de una incitación por parte del Ejecutivo”, respondió el legislador.

Villena sostuvo ayer una reunión con la dirigencia del Conisur en Calamarca, distante a 60 kilómetros de la ciudad de La Paz. Informó que la dirigencia pide un encuentro con los líderes, entre ellos Adolfo Chávez, de la marcha que logró vetar la construcción de la vía por el TIPNIS. También informó que verificaron la falta de medicamentos para la atención de enfermos.

Indígenas piden ‘respeto a la disidencia’

Luego de sostener una reunión con la presidenta de Diputados, Rebeca Delgado, el diputado indígena Pedro Nuni informó que por reglamento no podrán formar una bancada indígena, pero sí un bloque para defender intereses del sector. Pidió al oficialismo “respetar la disidencia”.  

En cumplimiento de una decisión del ampliado de las representaciones de los 34 pueblos indígenas, ocho legisladores, entre ellos cuatro suplentes y tres titulares, formaron la bancada indígena. Nuni explicó en una conferencia de prensa que no se pondrá en práctica la determinación del ampliado, pero sí formarán un bloque para defender la vigencia de la ley corta que vetó la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos por el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS).

“Ojalá que se respete la disidencia”, demandó en la conferencia a la conclusión de la reunión con Delgado, quien sostuvo que los indígenas “están absolutamente conscientes de que la normativa interna de la Cámara no permite la creación de bancadas dentro de una misma fuerza política”.

Nuni, también dirigente de la Confederación de Pueblos Indígena del Oriente Boliviano (CIDOB), es opuesto a la marcha del Consejo Indígena del Sur (Conisur), que exige la anulación de la ley corta y la construcción de la carretera por el TIPNIS.

“Haremos una defensa intransigente y radical de nuestros derechos”, afirmó el legislador ante la posibilidad de que la Asamblea Legislativa pretenda atender el pedido de los marchistas, que están a cinco días de llegar a La Paz. Recordó que las diputaciones indígenas son resultado de los cupos indígenas, por lo que el oficialismo no tiene derecho sobre esta representación. Delgado calificó como importante la reunión.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia