Nacional

Morales apura la inversión para el primer tren bioceánico de la región

El líder del PT y exmandatario de Brasil dijo que ‘nunca Bolivia ha estado tan bien’ y  valoró que el país tenga en la actualidad reservas que llegan hasta los $us 15.000 MM

Santa Cruz. Lula da Silva y el Jefe del Estado de Bolivia, en la testera del seminario del cambio climático.

Santa Cruz. Lula da Silva y el Jefe del Estado de Bolivia, en la testera del seminario del cambio climático. AFKA.

La Razón (Edición Impresa) / Luis Mealla / Santa Cruz

03:34 / 23 de mayo de 2014

El presidente Evo Morales, en la apertura del seminario internacional sobre el cambio climático, exhortó a Brasil y Perú a apurar las inversiones para la construcción del primer ferrocarril interoceánico de Sudamérica. Incluso, pidió el aporte de China para la realización de este proyecto.

En el evento participó el expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010), quien valoró la situación económica en la que se encuentra el país para invertir en favor del desarrollo.

Morales reveló, luego, que “dibujó los mapas del recorrido” del tren cuando Lula da Silva estaba al mando de su nación. Dijo que hablaron de los beneficios para Brasil, Bolivia y Perú, donde además se prevé el desarrollo de “un megapuerto” para facilitar la exportación a los mercados de Asia.

Proyecto “Hermano Lula, ustedes en Brasil son exportadores de soya, y respetamos eso, y (por eso) cuántas veces dibujamos en mapas el ferrocarril interoceánico, desde Puerto Suárez (para) salir al océano Pacífico; sigue siendo una tarea, una responsabilidad pendiente”, sostuvo Morales.

Con anterioridad, Morales señaló que la obra demandaría una inversión de más de $us 10.000 millones y ayer en Santa Cruz se acercó al embajador de China, Li Dong —presente en el seminario—, para trabajar sobre el emprendimiento. “El Presidente, al momento de despedirse del embajador de China en Bolivia, le dijo: ‘¿cómo hacemos embajador para financiar ese tren?’ En ese momento el embajador, obviamente, no supo responder”, explicó el representante diplomático de Bolivia en Brasil, Jerjes Justiniano.

El embajador boliviano adelantó que concertará conversaciones con sus pares de Perú y China, con los que tiene “excelentes relaciones” para la ejecución de la obra. “Entonces, si logramos (unir) Bolivia, Brasil y Perú, con el apoyo financiero de China, ese tren puede ser realidad a corto plazo”.

Por su parte, Li Dong explicó que el tema fue considerado cuando Morales visitó su país, en 2013. “Hay que realizar investigaciones técnicas, analizar todas las posibilidades, aún no se puede adelantar nada al respecto. Hacen falta muchas negociaciones comerciales, como la exploración geográfica en el lugar para determinar un posible financiamiento”, sostuvo el diplomático.

Tras la inauguración del seminario internacional Frente al cambio climático, economía y sociedad para vivir bien, Lula da Silva y Morales participaron de un almuerzo. Allí, el líder del Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil destacó el liderazgo de Morales en favor de los cambios estructurales que experimenta Bolivia. “Lo que no se puede esconder es que Bolivia tuviera la estabilidad que tiene hoy, nunca esperábamos que Bolivia tuviese 14.000 a 15.000 millones de dólares de reservas internacionales (...) que se pudiese poner a Bolivia en el mundo no solo en función de la producción de coca, sino con la producción de dignidad boliviana”.

La propuesta de integración interoceánica ha sido perfilada por Bolivia, en primera instancia, en función del protocolo de Ilo, que concede al país beneficios portuarios y comerciales en el sur del Perú. No obstante, el pacto, ampliado en 2010, aún está en el Congreso peruano a la espera de su ratificación para su entrada en vigor.

Beneficios de integración

Soya

Las 400 MM de toneladas de Brasil recorrerán 2.000 km de tren en vez de los 7.000 km que se hacen por barco para ir al Pacífico.

Ilo

Bolivia tiene una concesión en Perú, pero falta la ratificación.

Evo y Lula escribirán un libro con sus  experiencias

El presidente Evo Morales manifestó ayer la intención de escribir un libro junto con  el exmandatario de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva, en el que podrán compartir experiencias, incluso temas en los que tienen divergencias.

“Por ejemplo, este tema de la nacionalización (2006) ha sido tan importante. Tenemos algunas diferencias. ¿Recuerda, compañero Lula? Eso vamos a escribir en nuestro libro, seguramente, y esta vez quiero ratificarlo públicamente”, sostuvo el Mandatario. Morales hizo la revelación en el seminario sobre cambio climático en el que participó Lula.

“Vienen de sectores populares, han transformado sus países e instituciones y los dos con enormes logros en materia de desarrollo social y eliminación de la pobreza; por eso, son experiencias extraordinarias las que han vivido y las que nos van a transmitir con el libro”, dijo el coordinador de la cumbre del G77+China, Reymi Ferreira.  

En tanto, el embajador de Bolivia en Brasil, Jerjes Justiniano, dijo que existe una importante afinidad entre ambos líderes. “Hay principios que son comunes, como la lucha contra la pobreza y luchan por mejorar la calidad de vida. Importan aquí las metas y los objetivos como que los recursos naturales beneficien a todos”.

Bolivia alista informe de las represas

El ministro de Medio Ambiente y Agua, José Zamora, anunció ayer en Santa Cruz que la próxima semana estará listo el informe sobre los posibles daños ambientales que pudieron causar en Bolivia las dos represas hidroeléctricas que se construyeron en Brasil, ubicadas en el río Madera, uno de los afluentes del Amazonas.

“Por lo menos, hasta lo que yo sé, hay una incidencia en la vida de los peces. Ahora el Ministerio (de Agua) está terminando un estudio para determinar si estamos o no siendo afectados. Una comisión de la Cancillería y del ministerio está trabajando sobre algunos datos que nos han concedido desde Brasil”, explicó a los periodistas, tras precisar que el informe será conocido la próxima semana.

En abril, el presidente Evo Morales pidió una “profunda investigación” sobre la probable afectación de las hidroeléctricas Jirau y San Antonio en la inundación de poblados en la Amazonía boliviana. En esa línea, en marzo, la Justicia brasileña ordenó a las dos empresas responsables de las hidroeléctricas auxiliar a los damnificados por el desborde del río Madera.

Paralelamente, en Bolivia se conformaron     comisiones técnicas para analizar el impacto de las represas. “Brasil ya nos pasó los datos técnicos que tienen que ver con los diseños y cómo se han construido esas represas. Lo que se busca, fundamentalmente, es ver si realmente la construcción de esas presas pudieron tener un impacto en las inundaciones en el país, particularmente en la zona de Guayaramerín. No es un tema sencillo”, insistió Zamora, quien asistió al seminario internacional del cambio climático, previa a la Cumbre del G77+China.

“Estos son temas que deben ser manejados con absoluto cuidado y habrá reuniones técnicas con Brasil para discutir los resultados”, apuntó el ministro.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia