Nacional

Denuncias reiteradas contra la Policía preocupan a la ONU

Defensor. Al menos 12 reformas a la institución habrían fracasado

Acto. Representantes del Gobierno e instituciones celebran los 63 años de la Declaración de los DDHH.

Acto. Representantes del Gobierno e instituciones celebran los 63 años de la Declaración de los DDHH. Foto: Angel Illánes

La Razón / Ernesto Calizaya / La Paz

03:30 / 10 de diciembre de 2011

El representante en Bolivia de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), Denis Racicot, expresó su preocupación por las denuncias que ubican a la Policía como la que más vulnera estos derechos, e hizo notar que esto se arrastra hace años.

“Hay muchos países donde las Fuerzas Armadas o Policía están en las primeras líneas de las denuncias de atropellos y de violación a los derechos humanos, pero en Bolivia ya se ha repetido durante varios años y es necesario que haya un esfuerzo más importante que se haga en cuanto a la formación de los policías”, sostuvo.

Racicot hizo notar este extremo tras conocer declaraciones del defensor del Pueblo, Rolando Villena, quien refirió en su informe de primer año de gestión, entre mayo de 2010 y mayo de 2011, que esa oficina admitió 5.562 denuncias por la clara violación a los derechos humanos en Bolivia, y que de esa cifra 1.804 tenían a la Policía como protagonista, con demandas que incluyen a comandos departamentales y regionales.Informe. Villena indicó ayer que el caso de David Olorio (fallecido en celdas policiales tras un atraco a Vías Bolivia) comprobó la vulneración de los derechos dentro de la institución verde olivo, además que se registran quejas del mismo personal de la Policía por diferentes abusos.

“Quiero destacar que no es que la Defensoría del Pueblo se haya declarado enemiga de la Policía (...) pero sí estamos identificando a aquellos policías que están desprestigiando a la institución”, señaló Villena. Recordó que en los últimos 15 a 18 años se han hecho 12 reformas a la Policía, “de las cuales ninguna pudo encauzarla”. Lo ideal —dijo— es tener una Policía respetuosa de los DDHH y que se erradique, por ejemplo, las prácticas de tortura.Formación. Racicot hizo notar que la Policía resulta denunciada porque está al frente del orden público y situaciones sensibles. “Arrestar a una persona que acaba de cometer un delito, que está armada, no es una situación sencilla, se puede cometer un atropello si uno no controla su capacidad en cuanto al uso de la fuerza”.

Sobre este informe, el vicepresidente Álvaro García manifestó que “la Policía es una de las instituciones principales de la estructura estatal y cualquier información, comentario, sugerencia, crítica para mejorar —que haya sobre esta institución— siempre va a ser recogida por el Estado”.

García recordó que se implementó mecanismos para una vinculación más directa de la Policía con la sociedad civil y que se está haciendo reformas internas para mejorar el trato que brinda esta institución a la población.

“Hay algunos policías crueles que se corrompen, aceptan soborno, pero no son todos y no podemos dañar una institución por unas personas”, admitió la ministra de Justicia, Nilda Copa; y reconoció que también se debe evaluar la “provocación” que éstos sufren.

Racicot sugirió que la Policía “tiene que profesionalizarse”, no sólo de modo individual, sino también a nivel institucional y en la forma en que los altos mandos de la Policía entregan las órdenes al personal subalterno.

Cifras de la Defensoría

Entre mayo de 2010 y mayo de 2011, la Defensoría del Pueblo registró 14.149 denuncias de diversa índole. De esa cifra, admitió 5.562 casos sobre una clara violación a los derechos humanos. 1.084 quejas son contra la Policía.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia