Nacional

Dircabi lleva 64 procesos civiles y penales debido a irregularidades

La Dirección General de Registro, Control y Administración de Bienes Incautados (Dircabi) lleva adelante 64 procesos judiciales tras haber iniciado la transparentación de esa entidad.

Pérdidas. Uno de los depósitos de Dircabi con vehículos desmantelados. Foto: Fernando Cartagena-archivo

Pérdidas. Uno de los depósitos de Dircabi con vehículos desmantelados. Foto: Fernando Cartagena-archivo

La Razón / Ernesto Calizaya - La Paz

00:31 / 12 de febrero de 2013

La Dirección General de Registro, Control y Administración de Bienes Incautados (Dircabi) lleva adelante 64 procesos judiciales tras haber iniciado la transparentación de esa entidad. El objetivo es hacerla más eficiente, además de investigar y sancionar los hechos de corrupción.

“Los procesos en los que Dircabi es parte son por muchas causas, desde aquellos en los que un funcionario dispuso de un vehículo o una vivienda en custodia para uso particular hasta casos por haber transferido un bien sin cumplir los procedimientos establecidos o haber desmantelado y dispuesto de autopartes para la venta”, explicó Mirtha Jiménez, responsable de Dircabi.

De acuerdo con registros de esa dirección, se trata de 34 procesos penales, 13 civiles y 17 coactivo fiscales. Los primeros hacen referencia a denuncias por acciones que están tipificadas como delitos en el Código Penal, los otros a causas en las que se recurre al órgano jurisdiccional para hacer valer sus derechos y los restantes 17 surgen de una auditoría realizada por la Contraloría, que, según Jiménez, encontró responsabilidad civil en exfuncionarios y terceras personas involucrados en la pérdida o en el daño civil ocasionado a Dircabi.

Estos procesos coactivo fiscales buscan recuperar los montos o bie-nes (inmuebles y vehículos) que esa dirección tiene en custodia y supuestamente se habrían malversado.

La cantidad de causas en las que Dircabi podría ser parte, sin embargo, puede aumentar, tomando en cuenta que está en curso una investigación interna sobre el manejo de la institución en gestiones pasadas.

“Tenemos información de que hubo entrega de bienes, de 2006 hacia atrás, a personas particulares o a instituciones que no existen. Vamos a hacer las denuncias respectivas porque el daño al patrimonio del Estado no prescribe”, adelantó Jiménez.

Preliminarmente, se informó que  algunos exfuncionarios de Dircabi  entregaban indiscriminadamente dinero y bienes incautados a personas o instituciones de las que no existe constancia. De momento se tiene un  registro de gente que habría resultado beneficiada y se verifica la información para determinar si realmente fue así y remitir los casos al Ministerio Público para que se investigue y sancione estas irregularidades.Denuncia. Entre las anomalías detectadas recientemente figura el desmantelamiento de al menos 700 vehículos incautados que se encontraban en depósitos de Dircabi.

Esta situación se detectó luego de un relevamiento de datos de motorizados en Santa Cruz, Oruro, Sucre y Beni. A la fecha, se espera las declaraciones de 11 personas que eran responsables de la custodia. “La denuncia se refiere a la sustracción de autopartes que fue sistemática en las anteriores gestiones”, dijo Jiménez.

Se tiene el registro de aproximadamente 12 mil bienes administrados por Dircabi, que son sometidos a auditorías, reinventariación y verificación. También se realiza la conciliación de dineros depositados en 15 cuentas de Dircabi en toda Bolivia.

Solo en 2012, recibieron 1.470 bienes, entre inmuebles, medios de transporte, sustancias controladas, dinero, joyas y otros valores.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, indicó que desde esa cartera de Estado se instruyó la realización de auditorías, inventarios, registros e investigaciones tras evidenciar que Dircabi tuvo una administración descuidada en el pasado. Como condición para que esa institución sobreviva, se pidió un registro de todos los bienes que ingresaron, además que se someta a proceso a quienes resulten comprometidos en actos de corrupción.

No había registro hasta 2006

El Sistema Informático de Registro de Bienes Incautados (Sirebi) permitió tener una base de datos de los bienes recién desde finales de 2005, de manera que es a partir de entonces que empezó a disminuir la posibilidad de que éstos “desaparezcan”, según Mirtha Jiménez, directora nacional de Dircabi.

“Antes de 2006 era fácil sacar un documento de una carpeta para que el bien desaparezca y eso es lo que ha ocurrido”, señaló. El 25 de enero, por ejemplo, se denunció la “de- saparición” de algunos de los bienes incautados al italiano Marco Marino Diodato, entre ellos un inmueble ubicado en un edificio de la avenida Camacho, en La Paz. También se perdieron documentos de otros bienes que le confiscaron.

Iniciado el proceso de valorización e inventariación de los bienes, para cuantificar el daño ocasionado en los últimos 11 años, se contabilizaron al menos 12 mil bienes en custodia de Dircabi, el 70% de ellos en Santa Cruz.

En la Rendición de Cuentas de la gestión 2012 del Ministerio de Gobierno, realizada el 18 de enero en Santa Cruz, se informó que entre junio de 2012 y esa fecha se verificó 4.040 bienes en Santa Cruz, Oruro, Chuquisaca y Beni.

También se inició la actualización y conciliación de cuentas bancarias para posibilitar la transferencia de montos incautados a cuentas del Estado y su uso en la lucha contra el narcotráfico. Esta actividad consistió en actualizar el estado legal de las causas referidas a los depósitos, para determinar el monto real administrado por Dircabi. Son aproximadamente 3.000 depósitos que deben ser conciliados.

Se dio la orden para denunciar

Mandato

Debido a las irregularidades  detectadas, desde la dirección nacional de Dircabi se  envió una circular a todos los jefes distritales para que “ante cualquier sospecha de corrupción o de haber dispuesto discrecionalmente de los bienes en custodia, deberán hacer la denuncia ante el Ministerio Público”. Santa Cruz y Cochabamba presentarían la mayor cantidad de problemas.

Se detectó siete factores que  incidieron en malos manejos

Al menos el 70% de los bienes presentaba algún grado de desvalorizaciónIniciado el proceso de valorización e inventariación de los bienes en custodia de la Dirección General de Registro, Control y Administración de Bienes Incautados (Dircabi), se detectó al menos seis factores que desencadenaron una serie de irregularidades en esa institución y determinó falencias en su administración.

Mirtha Jiménez, responsable nacional de Dircabi, aseguró que una evaluación realizada en junio de 2012 permitió encontrar que el 70% de los bienes presentaba un alto grado de desvalorización y deterioro, además que los inventarios estaban desactualizados e incompletos, entre ellos bie-nes sin documentación.

Además, se encontró que el 30% de los bienes tenía desactualizada su ubicación física, desapareció y nadie se preocupó por ubicarlos. “Por ejemplo, se saca el croquis de ubicación de un inmueble y éste no existe. En el caso de dinero en efectivo, está la carpeta, el proceso, pero si el dinero fue depositado o no es incierto”, dijo Jiménez.

Un tercer factor da cuenta de que se tiene aproximadamente 12 mil bienes en custodia y que el 80% de ellos tiene un seguimiento judicial desactualizado, lo que dificulta su transferencia al Consejo Nacional de Lucha Contra el Tráfico Ilícito de Drogas (Conaltid) u otra entidad estatal.

Para transferir bienes confiscados, es necesario conocer su estado judicial. En la mayoría de los casos no se verificó si se cambió el status del bien incautado a confiscado para hacer esa transferencia y con el tiempo se deterioraron o fueron desmantelados.

También se detectó que en las últimas gestiones no realizaron la conciliación de cuentas ni el desarchivo de procesos referidos a dinero en efectivo. Se tiene más de $us 10 millones en 15 cuentas y se desconoce el estado judicial de ese monto, por lo tanto está inmovilizado hace años.

“No sabemos realmente lo que tenemos porque hay casos en los que contamos con la boleta de depósito y no el dinero, no aparece en el registro o en el banco, o al revés, está el dinero y no sabemos a qué caso pertenece”, afirmó al referirse al cuarto factor.

A ello añadió el hecho de que los salarios que perciben los funcionarios de esta repartición estatal son muy bajos (quinto factor), aspecto que también fue advertido por el ministro de Gobierno, Carlos Romero, en una evaluación de gestión de Dircabi, realizada el 31 de diciembre de 2012.

“Ésta es una institución donde los sueldos son muy bajos y se realiza tareas pesadas y sensibles, como inventariar, verificar inmuebles y finalmente administrarlos”, indicó Jiménez.

Otra de las causas para que se haya generado una gestión deficiente en pasados años fue que se logró desarrollar al interior de Dircabi sistemas de seguridad que permitan un control efectivo de bienes en custodia, sumado al hecho de que no se contó en su momento con personal comprometido, según la funcionaria.

La congruencia de estos dos últimos puntos derivó en un séptimo factor: la corrupción. “Lo más alarmante es que hemos encontrado altos síntomas de corrupción”, advirtió.

Casos de corrupción relevantes

Entre las denuncias de malos manejos figuran la entrega de un vehículo incautado al asambleísta cruceño Lucio Vedia, el caso de los bienes de Jacob Ostreicher y la sustracción de ganado en Guarayos.

Desafíos para 2013

Primera fase

• Diseño y ejecución del Plan de monetización, peritaje y valoración de bienes. • Diseño y ejecución del Plan de recuperación de  recursos por gastos, Plan  de saneamiento legal documental y Plan de entrega    y transferencia de bienes.  • Diseño e implementación  del Plan de seguimiento y  control a la administración   y uso adecuado de bienes. u Segunda fase• Diseño e implementación de la Estrategia para recuperar y renovar contratos  de entrega de bienes. • Proyecto a Diseño final  de construcción de depósitos elaborados. • Diseño e implementación del Sistema Informático de Registro de Bienes. • Implementación del Plan de saneamiento y digitalización del registro documental. u tercera fase• Plan de capacitación en  la administración, registro   y control de bienes incautados implementado. • Plan de capacitación en peritaje y manejo de instrumentos (implementado). • Dotar de tecnología a Dirección General y Distritales. • Implementación de Plan de desarrollo normativo. • Diseño e implementación de Manual de procedimiento. u cuarta fase• Lucha intransigente contra la corrupción, auditorías, inventariación y seguimiento a anteriores gestiones. • Denuncias e instalación de procesos, y fiscalización permanente a Distritales.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia